Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABc J Ü E V b 9 D NOVIEMBRE DE ipoS. PAG. i3. EDICIÓN 3. a nar el banco de la Comisión y se lo impide e! Sr. Cañellas. A fuerza de repetidos campanillazos logra hacerse oir el marqués de la VEGA D E ARMIJO para manifestar que en las palabras que han llegado hasta sus oídos no ha habido nada que constituya ofensa para nadie. Por fin termina el Sr. CAÑELLAS su discurso, diciendo que reta á todos aquellos que crean que ha faltado á su conciencia al firmar el dictamen que se discute. El P R E S I D E N T E El S- García Alix tiene la palabra. El Sr. ARMIÑAN: He pedido la palabra repetidas veces, Sr. Presidente. El P R E S I D E N T E ¿Es para una alusión personal? Estas palabras, aunque dieltas por lo visto sin ánimo de ofensa para el Sr. Armiñán, producen gran extrañeza en la Cámara. El Sr. ARMJÑAN: Ruego á S. S. que se fije bien en lo que dice, y ahora más que nunca es cuando deseo hacer uso de ella para pedir una explicación á esas palabras El P R E S I D E N T E (agita la campanilla) Y á mí me extraña muchísimo que siendo S. S. individuo de ¡a mayoría, se haya expresado en la forma en que lo hace. El Sr. A R M I Ñ A N Me siento, pero conste que no obedeciendo á mi voluntad, sino á la imposición. En la Cámara, que ha seguido con interés el diálogo, producen sensación estas palabras. El Sr. Canalejas habla por lo bajo con el señor Armiñán. Los Sres. GARCÍA ALIX y CAÑELLAS rectifican. en favor ni en contra de ninguno de los candidatos. En nombre de la Comisión defiende el dictamen el Sr. C A Ñ E L L A S Rectifica el Sr. SILVELA (D. E. aduciendo nuevos cargos. Habla para alusiones el Sr. OYARZABAL. Para alusiones también interviene el señor MALDONADO. Manifiesta que sabe por persona que le merece entero crédito, que el acta parcial del pueblo de Alberca fue falsificada en el despacho del gobernador y en presencia de la persona aludida. Denuncia otras ilegalidades y añade que, como todas ellas son ciertísimas, no puede tomar asiento en el Congreso el candidato que aparece triunfante según el dictamen. (En la Cámara se produce gran expectación. El ministro de la GOBERNACIÓN interviene de nuevo. Dice que los hechos aducidos por el señor Maldonado deben ser denunciados en forma ante los Tribunales, para que éstos pasen el tanto de culpa á quien corresponda, é indica á la Comisión la conveniencia de que retire el dictamen hasta que dichos hechos escandalosos sean comprobados. (Muy bien, en los villaverdistas) El Sr. M A L D O N A D O Yo, como diputado, asumo la responsabilidad de esa denun cia y la haré ante quien corresponda, en mo mentó oportuno. El Sr. LAC 1 ERVA, en nombre de la minería maurista, insiste, en vista de la gravedad de las últimas manifestaciones del Sr. Maldonado en que sea retirado el dictamen. En nombre de los republicanos hace idéntica manifestación el Sr. AZCA RATE. El Sr. FRANCOS RODRÍGUEZ, de ia Comisión, declara, en nombre de ésta y áS acuerdo con las manifestaciones de! ministro de la Gobernación, que queda en suspenso el dictamen hasta que sean comprobadas las denuncias hechas por el Sr. Maldonado. Hace, sin embargo, la salvedad de que lo, individuos que constituyen la mayoría de lí Comisión habían firmado el dictamen con arre glo á su conciencia, y en cuanto á dichas de nuncias, manifiesta que, por haber sido hecha; con posterioridad á dicho acuerdo, no habían podido influir en él en manera aiguna. Queda, pues, retirado provisionalmente el dictamen. Se aprueban otros dictámenes de las Comisiones de actas é incompatibilidades, y se levanta ia sesión á las ocho y cuarto. E! P R E S I D E N T E ¿Es un caso grave? E! Sr. JUNOY. Grave. (A ¡a expectación que se había producido en la Cámara después de las primeras palabras del Sr. Junoy, suceden risas y vivos comentarios. El P R E S I D E N T E Explique el caso S. S. E! Sr. JUNOY: Pues concédame S. S. la palabra (risas El P R E S I D E N T E No puedo conceder á S. S. la palabra sin conocer antes de ío que va á tratar. (Más risas. El Sr. junoy, con un telegrama en la mano, atraviesa el hemiciclo, sube al estFado presidencia! y habla con el marqués de la Vega de Armijo, gesticulando nerviosamente. El presidente de la Cámara hace repetidamente signos negativos en medio de 1? hilaridad general, y pone fin al diálogo exclamando en voz alta: ¡Orden del día! Termínase, pues, el incidente, vuelve el señor Junoy á su escaño y se entra en el ORDEN DEl. Dl Después de aprobados varios dictámenes de ías Comisiones de actas y de incompatibilidades, el Sr. GARCÍA AL 1 X defiende el voto particular a! dictamen de la Comisión sobre el acta de Sequeros. Por dicho distrito aparece elegido el señor Fernández Arias y derrotado el Sr. Cavestany. LO DE SEQUEROS E! Sr. GARCÍA ALIX se extiende en amplias consideraciones que provocan algunas protestas de los Sres. Oyarzába! y Francos Rodríguez, de la Comisión. Termina llamando la atención de la Cámara sobre un d ctamen de los peritos calígrafos, según el cual el acta parcial de la sección de Alberca aparece falsificada y se puede ver claramente raspado el nombre de Cavestany y escrito encima el del Sr. Fernández Arias. (El Congreso presta gran atención al orador y muchos diputados piden e! voto particular impreso del Sr. García Alix. El Sr. CAÑELLAS, de la Comisión, le contesta. impugna los argumentos del S r García Alix y dice que ios amigos del Sr. Cavestany son los que han cometido todo género de ilegalidades en el distrito de Sequeros. Los villaverdistas, puestos en pie, protestan. El Sr. ARM 1 ÑAN: ¡Esos son los cadetes de la Gascuña! El Sr. CAMELLAS continúa haciendo cargos á los amigos del Sr. Cavestany, diciendo que mal podían los del Sr. Fernandez Arias cometer ilegalidades que no le aprovechan á éste. (Nuevas exclamaciones de los villaverdisías, contestadas por la mayoría) E! Sr. GASSET pronuncia palabras que no llegan con perfecta claridad á la tribuna, y que provocan gran alboroto. El Sr. ARM 3 ÑAN: Repita esas palabras su señoría. Ei Sr. GASSET: Las he dicho bien claro. El Sr. A R M J Ñ A N ¡Los cadetes de la Gascuña! El Sr. MALDONADO: ¡Los niños de Ecija! (Cran escándalo; la confusión es monumental. El Sr. FRANCOS RODRÍGUEZ pide repetidas veces la palabra é increpa ai Sr. Maldonado. Los Sres. GALLEGO (D. Tesifonte) CAÑELLAS, Q UIROGA BALLESTEROS, GASSET y MALDONADO, puestos en pie, hablan en voz alta. El Sr. SAINT AUBIN agita el bastón y proirmcia palabras que no se entienden. Rl Sí fraíleos Kodríguez Quiere abando- UN INCIDENTE El Sr. ARMIÑAN pide que se lea el artículo 152 del Reglamento. Un secretario lee dicho artículo relativo á los casos en que se pronuncian en la Cámara frases malsonantes y ofensivas. El marqués de la VEGA D E ARMIJO manifiesta que los vjllaverdistas no han tenido, á su juicio, ánimo de molestar á nadie y añade que las palabras á que alude el Sr. Armiñán no figurarán en el Titano de Sesiones. El Sr. ARMIÑAN: Si los individuos de la minoría villaverdista lo entienden así y callan, porque creen que su deber es callarse, puede darse por terminada esta cuestión. El Sr. GASSET (D. R. El Sr. Armiñán nos calificó al interrumpirnos, de cadetes de la Gascuña, y entonces nosotros, empleando un modismo vulgar y corriente, hablamos de los niños de Ecija, pero sin ánimo de referirnos á ninguna de las honorables personas que tienen asiento en esta Cámara y sí únicamente á aquéllos que intervinieron en los robos de actas en el distrito, de Sequeros. El Sr. ARMIÑAN: Agradezco las nobles explicaciones de! Sr. Gasset; oero de todas maneras, no creo que corresponda el término ofensivo proferido por S. S. al que yo pronuncié, que no tiene nada de deshonroso. Por eso dije antes que de sentarse en algún lado ¡os niños de Ecija, sería en los bancos de los villaverdistas. (Los individuos de la minoría aludida protestan. Intenta hablar el Sr. Maldonado, pero no se lo consiente el presidente que exclama: -Se da por terminado este incidente. OTRA VEZ SEQUEROS Puesto á votación el voto particular del señor García Alix, es desechado por j 5 votos contra 65 de las minorías. Se pone á discusión el dictamen, y el señor SILVELA (D. E. lo combate con ardimiento, haciendo cargos directos al Gobierno. Le contesta el ministro de la GOBERNACIÓN y manifiesta que la conducta de! Gobierno ha sido en todos los momentos sincera sin aue hava intervenido en ninguna ocasión ALEMANES ¡qrntre los alemanes condecorados cor. B- Ordenes españolas, figuran el empe ¡tador Guillermo ¡I, su hijo el Príncipe heredero y el príncipe Alberto Federico, con el Toisón de Oro. Con la Gran Cruz de Carlos III el conde de Solms, el de Goltz, ei de Perponcher, el barón de Loe, el príncipe Antonio de Radziwill, el barón Marschall de Biebersíein, el príncipe de Bülow, Mr. Radowitz y el príncipe Joaquín Alberto. Con la de Isabel la Católica D. Juar Fasíenrath, el barón de Alten, el príncipe Carolath Beuthen, el conde de Lehndorff 1, el príncipe Radziwill, el príncipe de Bülow, el conde de Seckendorf, Sr. Medel Presdorff, Franz Mendelssohn, Franz Mendetzzoher, el teniente general Kessei, el barón Richthofer, el