Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
k B C. M A R T E S 7 D E N O V I E M B R E D E 190 S. P A G 6. E D l Q O N i. A NOTAS DE ARTE Exposiciones. El reputado artista parisiense M r Frederic Lauth ha abierto por pocos 1 días en la casa Guesnu una exposición de retratos femeninos hechos en París y Madrid. Sus trabajos son muy notables y despiertan mucho interés entre la gente que acude á verlos. T ambién la exposición Medina Vera, en ei -salón de la calle del Príncipe, se ve muy visitada. Casi todos ¡os cuadros del excelente artista están vendidos, y los restantes se venderán, de seguro, en los pocos días que restan hasta ¡a clausura de la Exposición. le preguntó con cariño: ¿Qué quieres ser tú, monín? -Y contestó al punto, Juan: -Voluntario catalán de los que andaban con Prim. JUAN PÉREZ ZUÑIGA Crucero ruso en Vigo. POR TEL CÍAFO fig 6 1 t- Ha llegado el crucero ruso Duque de Edimburgo procedente de Brest. Componen su tripulación 58o hombres, monta 22 cañones, y está destinado á escuela de guardias- marinas. Al entrar saludó con 2 1 cañonazos, contestándole inmediatamente ¡as baterías del fuerte de Castro. El Princesa de Asturias, á cuyo bordo está el general Santaló, enarboló en el palo mayor la insignia almirante, y devolvió el saludo con nueve cañonazos. El Duque de Edimburgo estará en este puerto un mes. GACETILLA RIMADA. SIGUEN LAS QU- JS 1 COSAS Tras de las actas, los actos vendrán pronto en el Congreso. ¡Sabemos cómo son ellas! ¡Veremos cómo son ellos! Abierto está ya el despacho de comestibles del tiempo. ¡Allí se dan las castañas! ¡De allí saldrán los buñuelos! Viendo ayer el almanaque de mil novecientos seis, noté que salta en los días de Mayo, del uno al tres. Mas luego dice: Advertencia: Por si le es grato á Loubet, se suprime el dos de Mayo... al menos por esta vez. Epígrafes que anoche me he encontrado en un periodicucho que he comprado: En la BOMBILLA El capitán ARAÑA La CUNA de Jesús BANCO de España De CAJÓN Veinte PLANCHAS por segundo VENTOSA en la Academia Ecos del MUNDO CUADRO de compañía Las CARTERAS deEsíadoy de- Instrucción a. Las CIGARRERAS La SILLA episcopal MALETA preso SANTOS falsos La MESA del Congreso ¿Pero esto qué es, la información del día ó el anuncio de alguna prendería? Como desde el mes que viene van á duplicar el precio que cobran por e! servicio los simpáticos barberos, habrá más de un parroquiano que, asustado ante el aumento, ya no irá todos los meses á gozar del peluquero, sino que haciendo por junto lo que había de hacer luego, irá este mes veinte veces á que le corten el pelo. Al glotón Juan, que aunque es niño, lee en la Prensa o que pasa su padre ayer en mi casa OMBJTA. Si para juzgar como torero á Ricardo Torres nos rigiéramos por las reglas que dan algunos aficionados, no podríamos menos de colocarle entre los malos ó peores que existen por esta tierra de pan y toros, pues el diestro de Tomares ni coge el capote con los dedos índice y corazón, ni junta las manos, ni hace nada de ¡o que, según esos señores aficionados, debe hacerse para manejar el perca! con todas las de la ley. Ahora bien, como por lo vistoel aficionado que hoy asiste á las corridas de toros, los críticos de los rotativos y mi humilde personalidad no estamos conformes con tales reglas, de ahí que nos haya dejado convencidos ésta y las pasadas temporadas como excelente lidiador de reses bravas. Y sí con el capote nos convence, con la muleta no encontramos nada que oponer á las fae ñas tan elegantes, alegres, adornadas é inteligentes que realiza. Yo, por mi parte, sé decir que desde los tiempos de Guerriia no he conocido otro torero que domínela muleta como la domina e. 1 simpático Bombita. En suma, como torero sólo aplausos merece, y no he de ser yo, ciertamente, quien se los escatime. Como estoqueador son varias las opiniones que se tienen de este diestro. Su trabajo como matador de toros puede considerarse dividido en dos partes: Bombita en provincias y Bombita en Madrid. En Sevilla, en Granada, en Bilbao y en todas las plazas de provincias, Ricardo Torres alcanzó grandes éxitos como matador. En Madrid, éste no parece por ninguna parte. ¿En qué piensa Ricardo Torres cuando torea en nuestra Plaza de Toros? ¿Por ventu cree que hace bastante con matar bien los toros que le tocan en suerte, por difíciles que éstos sean, en las Plazas provincianas, y con ello tapa la mala manera que tiene de estoquear en el ruedo madrileño? Su trabajo en la PJaza madrileña como matador de toros ¡e ha perjudicado bastante, restándole aplausos y simpatías, pues siempre se le ha visto en la muerte suprema perfilarse con el pitón derecho, cuartear y dejar pasar! a cabeza antes de meter el brazo. ¿Darle consejos y procurar convencerle de que hay que entrar á matar en corto, por derecho, liada la muleta, aproximando ésta al hocico del toro y bajándola mucho para que el bicho humille y descubra el morrillo, en cuyo momento debe hundir el estoque en el cuerpo de la res, al mismo tiempo que marca la salida con e! engaño, saliendo de! a suerte con pies, y rozando los costillares de la fiera? Tarea inútil; sabe él lo bastante para no necesitar consejos, y lleva mucho tiempo colocado en primera fila, toreando buen número de corridas y ganando mucho dinero sin matar, para que se decida á hacerlo. Ha sido esti temporada en ¡a Piaza madrileña muy lucido y afortunado el trabajo de! torero, y deficiente en extremo el del matador de toros. Es otro de los diestros que figurará en el abono de la temporada próxima. Asimismo está contratado por las empresas de las Plazas de Toros de Sevilla, Bilbao, Pamplona, San Sebastián y algunas otras, Buena suerte, y que en la suerte de matar gane menos aplausos en las Plazas de provincias y más en la madrileña, le desea en la temporada de 1906 DON roanjzada por los alumnos de ingeníelos y arquitectura, se celebrará el día 8 una becerrada con objeto de recoger fondos para las matrículas de los alumnos pobres y obreros. Presidirán la fiesta distinguidas señoritas de a aristocracia madrileña. Se lid arán seis becerros de Aleas por scís, cuadrillas compuestas por alumnos de ingenieros Industriales, Arquitectos, ingenieros dé Minas, ídem de Montes, ídem de Caminos y Agrónomos. Serán espadas D. Ignacio de León y Primo de Rivera, D Féhx. Caballero, D Luis Francés, D. José Luis Mactín, D José Almagro y D. Luis Turnio. Habrá experimentos tancrediks y otros excesos taurómacos. Dirigirán la lidia Antonio Boto J egaUrín y Julio G. órazzT eíampaguilo. CAL Y ARENA I I na buena crítica debe tener, como un buen mortero, tantas de cal y tantas de arena; tantas de aplauso y aprobación, tantas de censura ó disentimiento. La cal que advierto yo en la crisis última, es que el presidente del Consejo haya declarado á- Echegaray piedra angular de la nueva situación, y punto indiscutible de su programa ia oposición absoluta á aumentos de gastos estériles. Aunque ocupa pocas líneas, es mucha cal, y de un género á que no estamos acostumbrados en nuestras construcciones ministeriales; y vamos á la arena. L a hay de dos clases, ambas como las hijas de Elena, salvo el número, á saber: declarar técnicos los Ministerios de Guerra y Marina, haberlos reunido en una sola persona, y esa, general de tierra. Si los ministros de Guerra y Marina necesitasen ser técnicos, no podrían tener un solo titular, porque á éste le faltaría el tecnicismo en uno de los ramos; pero esto sería argumento de circunstancias. Tampoco quiero considerar como argumento decisivo e! de que, salvo eí Ministerio de Gobernación (en parte) todos los otros resuelven, cada uno en su esfera, problemas tan técnicos como los de Guerra y Marina. Mi argumento será de hecho, de esos que sólo puede rechazar una mala fe púnica, ó una inteligencia córnea, como dijo Ega de QueJros. Tremando al azar ejemplos históricos, nos encontramos con que la época más gloriosa, militarmente, del reinado de Luis X I V tuvo por ministro de la Guerra á Louvoss, y de Marina á Colbert. En tiempo de Luis XV, fue ministro de la Guerra el marqués d Argén- son, al cual se debieron las reformas militares, que aprovechó Bumouriez para sus victorias de Vaimy y jemmapes. Colbert era un financiero; Louv ois y d Argenson dos vivriers; lo que hace cuarenta años se llamaba en España lavafíveros. Si coge eí lector cualquier anuario, pof ejemplo, The Statesman sY ear! Bcok, i o5 s encontrará: Inglaterra: ministro de Ja Guerra, At nold Forster, civil; ministro de Marina, conde de Selborne, civil. Francia: ministro de la Guerra, Ber- 1 teaux, civil; ministro dz Marina. Thornson, civiL BlílHliniirainilimiíinnBi i