Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C LUNES 6 DE NOVIEMBRE DE i 9 o5. PA. G. 6. EDICIÓN i Por fin, ésta tuvo término. Las cons- go desde Tegel ó Pankow. desde Ch? r trucciones estaban concluidas y en dispo- lottenburgo ó Halensec, á dar paseos sición de albergar á nuevos propietarios. por Thiergarten y la Unter- den- hinden, Comunícáronselo así al Gran Elector, y llegando hasta el Arsenal, constituye una Berlín, Noviembre 2. éste decidió regresar de Potsdam á Ber- distracción y un placer inenarrable. AdoI I NTER- DEN- Puede asegurarse que lín, decidido á trasladar su residencia á la ran este ancho paseo, en el cual tienen LINDEN todo el interés público capital y á vivir en lo sucesivo en el cas- lugar las grandes solemnidades públicas, por él que desfilan Jas imperiales comitiá la llegada del Rey á Berlín estará con- tillo. centrado en la Tinter- den- Linden. A la Gran día debió ser el señalado para. la vas, y le aman, le veneran como si fuera L entrado de la anchurosa vía berlinesa, en entrada en Berlín á través de la linter- j fiel reflejo del engrandecimiento colosal la Pariser- Plalz, hállanse enclavadas las den- Linden, edificada de nuevo, linda, de Prusia. Por él desfilaron- las tropas victoriosas tribunas que ocuparán los diplomáticos, suntuosa... j las autoridades, la colonia española, die Pero ¡oh decepción! apenas el Gran al regresar de París vencido, y para que oberenzehntansend, como dicen gráfica- Elector divisó las nuevas construcciones, contemple la ancha vía la cuadriga triunmente los berlineses, esto es: Jos diez su indignación no reconoció límites. ¡No! fante que Napoleón arrebatara de la mil de arriba... ¡No era aquéllo lo que él había soñado! Puerta de Brandenburgo y que los pru Los paseos centrales están vistosamen- Aquello que él mismo había ideado, que sianos recobraron al entrar en París, ha te engalanados, los edificios empavesa- fué construido con arreglo á- sus propios sido colocada mirando á la Zlnter- den- CRÓNICA DE BERLÍN i íl flN h UNTER- DÉÑ- LINDEN. -UNA DE. LAS VÍAS MÁS HERMOSAS DE BERLÍN, Y LA MAS ENGALANADA PARA RECIBIR HOY A S M. EL REY DON ALFONSO Xlll ios... Banderas y estandartes ondean en planos no le agradaba ahora y aporreanlo alto dé las terrazas... La Writer- den- do el suelo con el legendario bastón, gesLt nden ofrecerá un espectáculo sober; ticulaba protestando, cómo un delicado bio... compositor que estuviera padeciendo al La línter- den- Unden es casi casi- toda escuchar los destemplados sonidos- de un la historia de Prusia... El Gran Elector, mal piano al que manos torpes arrancaá quien crispaba los nervios la fealdad de ran notasi discordantes. Berlín ideó Ja construcción, de este es ¡No! ¡No era aquéllo! Y como el mal pléndido paseo de sesenta metros de an- humor del Gran Elector es tan legendario chura, y él mismo trazó los planos, dedi- como el bastón del que jamás se separacándose con todas sus fuerzas á dotar la ba, apenas llegó á Palacio, en medio de capital de una vía digna de una gran ciu- la consternación general, dio orden de dad... que todos los edificios, todos los palacios Para lograrlo, cuéntase que llamó á ca- construidos fueran inmediatamente depítulo á todos los poseedores de grandes molidos... No había gracia ni merced fortunas, á los comerciantes adinerados para ninguno... Y- las coquetónas moraá los altos empleados, á los generales de das, apenas nacidas, cayeron á los golpes su Ejército... Comunicóles su pensamien- despiadados de la piqueta. to y los ordenó que se construyeran ediGtrá vez á empezar la tarea, pues así ficios suntuosos en la Tlnter- den- Unden. lo dispuso el tirano, y como la vista de Su voluntad era ley, y con más ó menos aquella devastación inaudita crispábale gusto, cada uno de los requeridos adqui- hasta desesperarle, abandonó su castillo rió el terreno que el Monarca le desig- de Berlín y corrió á encerrarse en Potsnara, y que les cobró á buen precio, si dam, de donde ya no quiso salir. las crónicas no mienten. 1. a Tíntér- den- íinden es hoy la historia El, en tanto, marchóse á vivir á Pots- de Prusia. Tienen los berlineses por sus dam, pues no quería ver Berlín mientras tilos el mismo amor que los parisinos por no estuviera en las condiciones que había los boulevares, los vieneses por el prater, ideado; pero no dejaba de apresurar los ó los madrileños por el trozo de la calle trabajos, áfinde que la obra se concluye- de Alcalá... se cuanto antes. Para un berlinés neto, venir ei aomin- Ltnden, al revés de como antes estaba. En la ifnter- den- Lmden estará hoy el todo Berlín de las grandes solemnidades, que acude lleno de curiosidad y simpatía á presenciar la entrada del joven Monarca español. JOSÉ JUAN CADENAS LAS FIESTAS EN BERLÍN r o n Alfonso llegará á Berlín boy á las tres S de la tarde. Será recibido por el- Emperador, por los Príncipes Imperiales y Reales y todos los generales. y almirantes residentes en Berlín- Un escuadróji de coraceros escoltará á Sus Majestades por lá calle de Bellevue, avenida de la Victoria y otras vías, hacia la Puerta de Brandenburgo, pasada la cual tendrá lugar el saludo de bienvenida por las autoridades municipales. Desde la citada puerta hasta Palacio, forma rán las tropas dé la guarnición de Berlín er correcta formación. Antes de la puerta formarán las Escuelas, los gremios y las Asociaciones guerreras de antiguos veteranos. Mañana martes asistirá el Rey, á las once de ia mañana, á la jura de banderas por los reclutas en el Lustgarten. Almorzará á la una de la tarde en el cuartel del segundo regimiento de Infantería de la Guardia; recibirá á las cuatro de la tarde al nmnti iinrnHniMTirrj Tninni! n n u