Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
S 6 DE NOVIEMBRE DE Han ganado en hi iene, en confo í y en gusto estético. Pero, á p ¿sar de todo, las tertulias no han perdido su carácter de intimidad, ni la heterogeneidad de los grupos que junto á las mesas se reúnen, conviviendo amistosamente durante unas horas de charla, ha dejado su nota asaz pintoresca. Son quizás nuestros cafés lo único que, tíel á la tradición, sobrevive á este desmoronamiento del colorido en nuestras costumbres nacionales. La vida madrileña á Ja antigua usanza todavía puede vivirse, y sobre todo estudiarse en esos rincones no tan ocultos que no lleven á la calle el rumor de su alegre existencia, como anunciando que no todo se ha perdido en este desvanecimiento del carácter en la maneja de ser del pueblo español. Junto á las mesas se clasifican las clases y las condiciones de las gentes. Parecen ellas encargadas de hacer una clasificación social, desglosando los elementos qus constituyen la vida madrileña, para, separados, darnos el carácter de grupos, de clases, y, en definitiva, al integrarlos, una visión plena de la psicología nacional. La díscola y alborotadora turba estudiantil se congrega junto á Jos veladores para narrar á todo evento aventuras de amor y lances del aula, alternando con pláticas más serías, en que las ciencias y el arte no quedan bien paradas en lenguas de eruditos á la violeta y de exégetás de pan- llevar, si bien los polemistas ponen en exposiciones y réplicas, ardores juveniles y á veces reposos de? abios encanecidos. No falta, en otro sitio, la grave tertulia de la gente de armas. Todos han sido soldados, y si la edad los obligó á dejar el peso de la espada, aún conservan el entusiasmo y e! orgullo del viejo guerrear. Rememoran ante la tristeza pasiva del presente los días bellos, los tiempos de acción en que la vida se puso en peligro con arrojo de sangre moza, quizás sin más esperanza en el porvenir que llegar al punto y momento de entretener el ocio y engañar el cansancio á la vejez junto á la mesa de un café, en un corro de veteranos, héroes tal vez anónimos, que los indiferentes no reconocen, por olvidadizos, ni en la traza Jbizarra ni en el enérgico ademán. Y así siguen los grupos. Cada mesa reúne en torno suyo un grupo social. Allí están los cesantes, atentos al calendario de la política, entre sorbo y sorbo, matando una ilusión ó reviviendo una esperanza; y están las familias sin gran acomodo, que sólo se permiten este lujo barato de sentarse á un velador, escatimando el gasto, en un pintoresco comunismo patriarcal, para que no se grave el difícil presupuesto casero. Se agrupan también los toreros, dejándose admirar de cuantos devotos acuden á enaltecer las proezas de las últimas lidias, y los clérigos de misa y olla, en traje seglar, hurtando á las obligaciones del oficio unas horas de asueto, entre comento del suceso de sacristía ó de la actualidad pública y el sorbo de café; y los cómicos entretenidos en hablillas de bastidores, y los Í 9O5. PAG. 4. EDICIOV de Hacienda, que no concurrieron á las explicaciones de! Sr. Piernas. Refirió después el S r Herrera cómo se produjo el conflicto, uniéndose al S r Piernas el Sr. Azcárate y otros catedráticos con el rector, habiendo entonces máiíirejtáCiones vivas en los pasillos. Habló luego en descargo suyo, afirmando que Hizo Ip que todos, pero sin singularizarse por ningún concepto si no fue por el de buscar orientaciones de paz y concordia El Sr. Barrio dijo que se le acusaba de haber silbado á los catedráticos, de excitar á sus compañeros y de aprobar unas bas. es que se han publicado. Protestó el Sr. Herrera del primer cargo, acerca deí segundo, dijo que si excitó á sus compañeros fue para que no hicieran manifestaciones hostiles, y, por último, que ni él ni sus compañeros aprobaron base ninguna. Insistió el Sr. Barrio y Míer, y en su afirmación también insistió el Sr. Herrera, manifestando que en la reunión de la clase de Química sólo prevaleció el acuerdo de reunirse en el teatro de Barbíeri. Terminó ¡a declaración de! Sr, Herí era á la una y media y se presentó el Sr. Vivanco. El Sr. Conde y Luque manifestó qtre- se le acusaba de haber ejercido coacción sobre sus compañeros para que no entrasen en ia clase de Hacienda pública, llegando hasta abofetear á uno. El Sr. Vívanco negó que fuese cierto! o uno y lo otro, negando asimismo que se tomaran acuerdos ni se aprobaran bases en la reunión de la clase de Química. k Terminó la declaración de! Sr. Vívanco, y cómo no había comparecido el Sr. Carrillo, se suspendió la sesión para reanudarla cuando disponga el presidente del Tribunal, Sr. Con de y Luque. escritores en criticar las últimas producciones literarias. Toda la espuma social flota en esa vida heterogénea y pintoresca de los cafés. Allí se conserva la veidadera fisonomía madrileña, resistiéndose ai espíritu transformador, -que todo lo va cambiando en esta aníigua Corte de los milagros. ÁNGEL GUERRA Drama sangriento. POR TELÉGRAFO ft- ntes, 5, 2 í. En la madrugada última se ha desarrollado un terrible drama en el pueblo de Arnaldones de este partido. Patricio Yañez, que gozaba fama de hombre mujeriego y conquistador, sostenía relaciones amorosas con Ciriaca Pérez, joven de gian belleza. Los padres y hermanos de ésta se oponían á estas relaciones fundándose en el carácter de Tenorio del Yañez, que además de abandonar sus conquistas se jactaba luego de haber e burlado de ellas. Se dice que esta semana el padre de Cinaca disjaró á, Yañez un tiro con e) fin de amedrentarle y hacerle dejar las relaciones con ia muchacha. No lo consigu- ó y los amóte continuaban. La otra noche, Juan Pérez, hermano de Ciriaca, sorprendió a ésta en el portal de su casa con Patricio. Unos- dicen que en tierno coloquio y otros que dando gritos la joven al verse asediada por su novio. Juan enarboló un hacha y dio un terriblehachazo al conquistador. El golpe seccionó casi por completo el cuelfo de la víctima. Todavía le dio Juan dos nuevos hachazos, uno en la espalda, fracturándole vanas costillas y seccionando el pulmón y otro que le fracturó las vértebras lumbares. La muerte fue casi ins jntánea. Ciriaca recibió una herida grave de un hachazo en el hombro derecho, sufriendo la fractura de varios huesos. Se cree que esto ocurrió al tratar Ciriaca de defender á su amante y estando abrazada á él, aunque hay también quien supone que pudo resbalar el hacha al herir á Ciriaca. El terrible drama ha producido en la comarca gran consternación. -Esteban. Asamblea de industrias afines. p estaba anunciado, ayer tarde se cele bró en la Costanilla de los Angeles, i, principa! la Asamblea de industrias afines, con el objeto de ocuparse de la defensa de sus intereses. La reunión, que fue numerosísima y en la cual estaban representados ¡os fabricantes de harinas, fabricantes y expendedores de pan y dependientes de comercio, fue presidida por e Sr. Gely. Después de pronunciar elocuentes y entusiastas discursos los Sres. Cuervo, Forteí y Vargas, la Asamblea acordó que los elementos que representan luchen en las próximas elecc. v nes municipales por Chamberí, votando con verdadero entusiasmo la candidatura independiente del Sr. Ruiz Salinas. La reunión terminó manifestando todos los concurrentes gran decisión para la defensa de los intereses que representan. LOS ESTUDIANTE onsejo universitario. Ayer á las once de vía mañana se reunió el Consejo universitario en la Universidad! Central para entender en sucesos que afectan á la disciplina académica según decía la citación dirigida á los estudiantes Sres. Herrera, Vívanco y Carrillo. A la sesión concurrieron el rector y once de los diecinueve individuos que componen el Tribunal. Declararon en primer término los bedeles, dos escolares que comparecieron para justificar la no asistencia del Sr. Carrillo, y luego los Sres. Herrera y Vivanco. E! Sr. Herrera hizo historia de los hechos que motivaban la reunión del Consejo. Estos fueron los siguientes, según el declarante: Al saber los escolares que con ocasión de la visita de M r Loubet llegarían estudiantes franceses para saludarles, acordaron no asistir á clase los alumnos del primer curso de Derecho civil é impidieron que asistieran á las explicaciones de Hacienda pública á los matriculados en esta asignatura. Añadió que el señor Piernas había excluido de la clase á 41 estudiantes. Estos entraron en todas las clases el viernes y el sábado de la semana siguiente, excepto Ips PARTIDO BENÉFICO p n el frontón jai- A- lai se celebró el festival organizado por el Club Sport- Vasco á beneficio de la Societé frangaise de Bienfaisance. El primer partido de pelota, á 5o tantos, le jugaron Ochoa y Escudero, rojos, contra líhagón y Solano, azules. Vencieron los últimos por diez tantos, sobresaliendo el zaguero azul. Arenzana y Lacasa, rojos, contra Ángulo y Beruete, azules, jugaron el segundo partido de 3o tantos, que resultó algo más movido en su primera parte, pero desanimadísimo al final por echarse la noche encima. Ganaron los rojos, cuyo zaguero estuvo segurísimo- en el revés aire. El Frontón estaba engalanado con guirnaldas, flores y trofeos franco- españoles. Amenizó la fiesta la orquesta de la Sociedad francesa.