Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
5 Dfc NOVIEMBRE DE ioo5. PAG. 4. EDICIÓN 1. patéticas. ¿Qué ha hecho este arrig nuestro el día 10 de Septiembre y en un bello pueblo gallego para que hiya conciudo contra él por modo tan furioso las iras de las minorías parlamentarias? No fue otra la nota saliente ayer tarde en la Cámara popular. Toda la atención se encontraba concentrada en el acta del Sr. Porte a. El Sr. Lacierva fue el designado por las oposiciones para impugnar esta acta. Estamos- -decía el notable orador- -en presencia de uno de los casos mas extiaordinarios que pueden ofrecerse á la atención de los señores diputados. La Prensa se ha ocupado repetidas veces de la elección de Fonsagrada; han luchado allí dos correligionarios. Y si abrimos el expediente elictor. il- -añadía el Sr. Lacierva- -nos encontramos en la mayor de las perplegidades. En efecto; unos señores oficiales y secretarios que hay en la Cámara popular y cuya misión es llevar unos estados de las actas que se presentan, se han mirado días pasados unos á otros llenos de asombro, de estupefacción; ellos esperaban que del distrito de Fonsagrada llegara un acta y vieron que, en vez de una, llegaban dos. ¿Qué habían de hacer en este caso los buenos secretarios del Congreso? Y no es esto sólo: si después de dejar consignado lo anterior, entramos en detalles de la elección, nos enteraremos de cosas peregrinas, inauditas. Ante todo, en Fonsagrada, se anunció que las elecciones se celebrarían en el Ayuntamiento, y luego resultó que este Ayuntamiento se reunía en una habitación de la casa de! médico. ¿No es esto verdaderamente absurdo? Y luego hay algo más: el día anterior á la elección se presentó en el pueblo un delegado del gobernador de la provincia y descerrajó la puerta del Cabildo. ¿Cómo es posible encontrar nada más formidable? Y el Sr. Lacierva, con palabra sobria, correcta, enérgica, nos va contando otras mil particularidades interesantes ocurridas en Fonsagrada. Y nos enteramos de que una hija de un señor concejal recibió un oficio con una raspadura; de que un notario se subió á una escalera para- leer un edicto y no pudo leerlo porque la letra era muy mala; de que unos electores iban vagando por las calles del pueblo desconsolados porque no encontraban el colegio electoral... Todo esto es muy ameno. El Sr. López Oyarzabal se levanta á contestar al Sr. Lacierva. De antiguo sabemos que todo se puede demostrar en el mundo; un filósofo griego- -Zenón de Elea- -probaba que era más fácil demostrar que la flecha disparada del arco está inmóvil, que no que camina veloz por el aire. Y luego, ¿quién dirá los cien detalles, particularidades y circunstancias que de- terminan un acto y que después, pasado este momento, pierden su eficacia, se olvidan y no podemos formarnos idea exacta de ellas? Señores diputados- -decía el Sr. López Oyarzabal- -yo no quiero molestar á la Cámara, que está sin duda cansada de estos debates; me voy á fijar solamente, con brevedad, en algunos puntos esenciales. ¿Se ha hecho hincapié- -añadía el orador- -en que el delegado gubernativo descerrajó la puerta del Ayuntamiento? Pues lo hizo para evitar la comisión de un delito, puesto que el delegado- -agiegaba el Sr. Oyarzabal- -encontró dentro del Ayuntamiento al alcalde y á algunos interventores que se habían encerrado allí desde las diez de la noche en espera de la hora de la elección. Y precisamente se trataba de evitar que la elección apareciese hecha á la hora de abrirse el Ayuntamiento. ¿Se dice que el cabildo se reunió en una habitación de la casa del médico? No- -contesta el orador- -se trata de una casa alquilada por el Ayuntamiento para trasladar á ella sus dependencias y en la cual se venían celebrando las sesiones. Y el Sr. Oyarzabal hacía notar que en este asunto es más elVuido que la realidad efectiva, y que parece que ha habido erapeño en forrmr un ambiente artificioso en torno de tal acia... ¿Que vamos á contestar á todo esto? Estas discusiones tienen para nosotios una importancia suma. Nos enseñan á ver la vida, que es multiforme y contiadictoria- -como decía el maestro. -Y nos hacen aprender que no debemos poner nuestn pasión en nada abstracto, en nada que no sea realidad viva; y que en definitiva este Sr. Pórtela, amigo nuestro, es un hombre mundano al no exaltarse cuando, en nuestras charlas peripatéticas, durante las quietas horas de la madruaada, nosotros, llevados de nuestra loca fantasía, afirmamos que damos á Berceo por Herrera y á Pantoja por Murillo; que no nos interesan gran cosa ni O ózaga, ni Donoso Cortés, ni Cánovas, ni Castelar, ni Ayala; y que, en suma, es preciso si queremos vivir, que liquidemos definitivamente con lo que tiene de funesto nuestro pasado. AZOR 1 N- v La fiesta será amniyi 1! or la orquesta sin fónica de la Sociedad iia. e. i. El hermoso frontón j u- A h i ha sido adornado espléndidamente siendo de advertir que, por ser cubierto, el tiempo no será causa par suspender la fiesta. X e esgrima. Con la entrada de los primeros fu os empieza la animación en las silas de armas. Los aficionados recogen nuevamtnte la espa da y el sable abandonados durante la estación veraniega, y vuelven otra vez á entregarse a tan noble ejercicio. Coincidiendo con este resurgimiento de la esgrima, se celebró anoche un banquete en honor del notable maestro Roque, banquete con que el grupo de sus discípulos más íntimos le obsequió para celebrar la distinción de que ha sido objeto por parte del Gobierno francés al concederle el nombramiento de oficial de laj Palmas Académicas. Al acto asistieron los Sres. Paleii, conde de Casa- Planel) Peláez, Santibáñez, Mattossi Escobado, Caro y Mendoza. No hay que decir que la fiesta resultó muy agradable, mucho más no habiendo brindis, y que, dadas las aficiones de los allí reunidos, la conversación giró sobre asuntos de esgrima, haciéndose votos porque cunda el númeio ds los entusiastas por el ejercicio de las ainus. SENADO SFS ÓN DFL DÍA 4 DE NOVIEMBRE DE IC o5 C e abre la sesión á las cuatro menos veinte, bajo la presidencia del marqués de Guadalerzas. Aprobada el acta, el Senado acuerda que conste su sentimiento por la muerte del señor Girona, y que la vacante sea ocupada por el arzobispo de Granada. LosSres. POGGIO, FAJ ARNÉS y CONDE DE PEÑA RAMIRO, dirigen varios ruegos al Gobierno, Son admitidos al ejercicio del cargo de senadoies los Sres. Cort y G isca, y jura éste. ORDEN L B i DÍA TRIBUNALES C L CRIMEN DE PUER- Ayer terminó TA CERRADA la vista de esta causa que para todos ha reservado una sorpresa, pues, la verdad sea dicha, que aun denotado el veredicto, nadie esperaba que la pena subiera al grado que ha subido. El fallo del Jurado fue contrario á Patricio Izquierdo, pues en aquél se afirma la culpabilidad y se niega la atenuante de ai rebato y obcecación; pero la Sala, en uso de su derecho, formuló una pregunta relativa á la reit: ración y como esto no podía negarse porque el Patricio Izquierdo había sido condenado varias veces por delitos de lesiones, pidió el fiscal en el juicio de derecho quz se impusiera al piocesado veinte años de reclusión. El defensor solicitó que se aplicara la pena en el grado medio ó, á lo sumo, en el mínimo del máximo (diecisiete años) pero la sentencia del Tribunal fue de acuerdo en un todo con la petición de! representante de la Ley. Ha sido, pues, condenado Patricio Izquierdo á veinte años de reclusión, accesorias y las costas del proceso. X A AUTORIDAD POR En el vecino LOS SUELOS pueblo de Valdaracete tienen los mozos gran afición al baile y á tocar el organillo; tanta, que los domingos y demás días de holganza forman sus bandos y, por riguroso turno, van dándole al matiuJ brío, mientras los que esperan vez se entregan á los placeres de Terpsícore con un entusiasmo sólo comparable al de los pianistas ú organilleros. Pero á veces ocurre que la gautoridad, can? sada del bailoteo, quiere imponerse y hacer que termine la danza, y los que alegres y contentos entréganse á su diversión favorita como si en el mundo no existieran penas, revuélvense airados y llegan hasta apalear á las autoridades que se oponen á la realización de sus deseos. Esto sucedió no hace muchos meses con el alcalde y el juez municipal. Quiso aquél que acabara uno de los bailes que la gente moza había organizado; pero un joven, entusiasta y largo de manos, opinaba dé otro modo, y para terminar la discusión empleó el aplastante argumento de dar una puñalada á su contrario. Es desechado el voto particular y aprobado el dictamen de la Comisión de actas sobre la elección pof Tarragona, después de breve discusión, y se toma en consideración la propuesta del Sr. Palomo pidiendo que se conceda el bronce necesario para la estatua de Castelar. Continuando la discusión de contestación ü Mensaje, el Sr. LABRA pronuncia un discurso de tonos mesurados en contra. Sostiene la necesidad, en bien del partido liberal, de que éste se distancie en sus principios del partido conservador. Prosigue diciendo que al Mensaje debía haber acompañado el Libro Rojo, por las cuestiones importantes que en aquél se inician. Afirma luego que el partido liberal fracasará por su desorganización de ideas, y termina diciendo que el Gobierno debe marcar una dirección definida, y si no caer confesándose fracasado, p ra no engañar al país. Le contesta el Sr. CALBETON en nombre de la Comisión, para recoger alusiones persosonales. El Sr. LABRA pronuncia breves palabras para rectificar. Se suspende la discusión, se fija el orden del día para mañana y se levanta la sesión á las siete menos cinco minutos. L DE SPORTS Partido benéfico. Esta tarde, á las tres y media, se celebrará la fiesta que el Club Sport Vasco ha organizado á beneficio de la Sociedad francesa de Beneficencia. Se jugarán dos partidos de pelota, á cesta: el primero entre los Sres. Ochoa y Escudero (rojos) contra Uhagón y Solano (azules) vencedores estos últimos en dos de los campeonatos. jugados en el mes de Abril, y el segundo entre los Sres. Ángulo y Beruete contra Arenzana y Lacasa.