Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A R C. SÁBADO 4 DE NOVIEMBRE. DE i 9 o5. PAG. 4. EDICIÓN 1.l as manos de dos ó tres amigos y sonríe. ¿Es que sospechan todos estos señores que lo que dice el señor marqués es tan interesante como el texto de sus novelas? Nosotros- -sin que haya en ello molestia para el señor marqués- -preferimos oir al Sr. García Alonso. El señor García Alonso pertenece á la Comisión; no ha escrito ningún libro, que sepamos nosotros; y en cuanto á la importancia que él concede á estos debates, el Sr. García Alonso ha dicho en una de las sesiones anteriores que todas estas cosas pueden ser mucho ó no pueden ser nada Y sin embargo, á pesar de esta tranquilidad de espíritu el Sr. García Alonso parecía que en la tarde de ayer intentaba exaltarse un poco. El caso era verdaderamente estupendo: durante hora y media en la Cámara popular se discutió ayer tarde si el alcalde del citado pueblo de Pradoluengo era amigo del candidato conservador ó si por el contrario su amistad recaía en el candidato liberal. El alcalde de Pradoluengo, señores diputados- -gritaba el señor marqués de Figueroa- -es nada menos que amigo del Sr. F Arteche Señores diputados- -replicaba el Sr. García Alonso- -según mis noticias, de quien es amigo el alcalde de Pradoluengo es del Sr. Alonso Martínez Y otra vez volvía el señor marqués de Figueroa á hacer notar que dicho alcalde no era amigo- del Sr. Alonso Martínez, sino del Sr. Arteche; y de nuevo afirmaba rotundamente el Sr. García Alonso que el mencionado alcalde no era amigo del Sr. Arteche sino del Sr. Alonso Martínez. La Cámara se encontraba perpleja, indecisa. Y a! cabo tras dimes y diretes, réplicas y contrarréplicas, se vino á un prudente y patriótico eclecticismo; es decir, convinieron ambos contendientes en que el amigo del Sr. Alonso Martínez es el alcalde de Pradoluengo y que el del Sr. Arteche es el secretario del mismo Ayuntamiento. Todo esto acaso parezca un poco absurdo, inverosímil, al pacífico lector que lea estas cosas desde el fondo de una provincia; pero si añadimos que el señor marqués de Figueroa y el S r García Alonso han empleado otra media hora y otros tantos razonamientos para dilucidar si en el citado pueblo habían tenido ó no una conferencia una tabernera y un concejal, entonces la estupefacción de este buen lector quizá suba de punto... Y así vamos pasando el tiempo en la Cámara baja. Nosotros no sabemos si estos hombres por quienes siente tan calurosa admiración el señor marqués de Figueroa y que llenan con sus chacharas y sus tráfagos todo el siglo xix son gloriosos ó no; pero de lo que sí estamos ciertos es de que estos políticos de nuestras Cortes lo son bien poco. AZOR 1 N Luego se trasladaron al Congreso, donde estuvieron la mayor parte de la tarde, y allí quedó acordada en principio la realización de la idea del general- Aznar. X p n el Círculo conservador. Los Sres. Beneyto, y Bustoy y Pérez Valdés, designados por la Juventud conservadora para acompañar á los catalanes hasta el Círculo, donde, como ya anunciamos, había de celebrarse un lunch ofrecido por aquéllos, llegaron al casino poco antes de las siete, en unión de los heroicos voluntarios. Salió á recibirlos una comisión de la Juventud, presidida por el señor conde de San Luis, y poco después eran conducidos al salón donde los aguardaba el Sr. Maura y la plana mayor del partido que éste acaudilla. En la mesa presidencial hallábanse el señor Maura y los Sres, Cárdenas, Azcárraga, conde de San Luís y los vicepresidentes señores Pinedo y Akalá Martínez. El conde de San Luis dirigió un saludo muy cariñoso á los catalanes y después hizo uso de la palabra. el jefe del partido conservador. No es posible, dado el espacio de que disponemos, reflejar aquí el discurso pronunciado por el S r Maura; pero baste saber que el ilustre orador, recordando las gloriosas campañas en que los voluntarios tomaron parte, estuvo realmente á la altura de su justa fama. Definiendo el concepto de la Patria y hablando del amor á la nación donde se nace, único talismán- -dijo- -que une lo pasado con lo futuro, tuvo frases felicísimas é hizo párrafos que entusiasmaron á la distinguida concurrencia que llenaba los salones del Círculo. Al terminar el Sr. Maura su brillante oración diéronse ¡vivas! al Rey, á la Patria, á Cataluña, á los voluntarios y al jefe de tos conservadores. Después fueron obsequiados los asistentes con un espléndido lunch. Entre los que asistieron recordamos á los Sres. Allendesalazar, Sánchez Guerra, Yadillo, Liniers, Maura (D. G. Valdeiglesias, Lacierva Castellanos, vizconde á ¿Roda, Dato, barón del Castillo de Chirel, conde de Bernard, Díaz Cordovés, conde de Torreánaz, Moral de Calatrava, Vilches, Casa Torres, Larios, Torrelaguna, San Simón, Pérez Valdés, Gamazo (D. H. Cejudo, Soriano, Ranees, Castillejo, Rengifo, Fernández Daza, Rodríguez San Pedro, Aguilar de Campóo, Díaz Merry Víaraanuel, Linares Pombo, Osma, Diez Macuso, vizconde de Eza y Torre- Arias. Mayor Sr. López y c e JI; nombrando ayudante de órdenes dei genera) Pérez Clemente, al comandante de Ingenieros Sr. Fúster Recio; disponiendo que continúe en concepto de ayudante de campo del general García Peña, el capitán de Caballería Sr. Pimentel Alonso. v Concediendo licencia para contraer matriz monio, al capitán de Estado Mayor D Carlos Espinosa de ¡os Monteros. I N F A N T E R Í A Concediendo el empleo inmediato á varios jefes y oficiales. Destinando á los coroneles Sr. Bonet Ló pez á situación de excedente en la primera región; el Sr. Rosado Brincan á la comandancia militar de La Palma, y al Sr. Galián Baldinger á la secretaría de la Subinspección de la quinta región. R E C O M P E N S A S Se concede la cruz de segunda clase del Mérito Militar, con distintivo blanco, al comandante de Artillería señor Martínez Añíbarro; la de primera clase de la misma orden é igual distintivo, al primer teniente de Infantería Sr. González Cebrián. CARLOTAS Y CARLOS j esde Cario Magno hasta nuestros días, ha habido multitud de Carlos célebres; sobre todo, reyes. Suecia ha tenido nada menos que quince de este nombre, Francia diez, y nosotros hemos conocido cuatro efectivos, y tres más, hasta siete, que nos han dado muchos disgustos. En cambio, hemos tenido otros Carlos que han dado gloria á la Patria, como Latorre, el gran actor; Luis de Ribera, el pintor de historia, que fue ahijado de Carlos I V y Haes, el gran paisajista. Entre las Carolinas es, sin duda alguna, la más famosa, Carolina Coronado, la inspirada poetisa de la que dijo Espronceda que era un portento de hermosura cuando aún no había cumplido veinte primaveras, y que vive ahora retirada del mundo en una hermosa quinta de las orillas del Tajo, próxima á Lisboa. Una célebre hermosura madrileña fue Carolina Montufar, que fue luego marquesa de Bedmar, y brilló extraordinariamente por su belleza y por su talento en la sociedad aristocrática. Carolina Civili fue una gran actriz italiana que vino á España, y enamorada de nuestro país, aprendió nuestro idioma; se hizo actriz española, y entre nosotros murió joven todavía y víctima de una penosa enfermedad. Una Carolina muy simpática, muy querida y muy estimada, la marquesa de Miraflores y de Casa- Pontejos, dama de doña Isabel I presidenta de la Asociación de Beneficencia Domiciliaria y de la Inclusa y Colegio de la Paz. Carlos Coello fue un notable poeta y aplaudido autor dramático que murió prematuramente, y D Carlos Coronado un distinguido jurisconsulto, catediatico de Derecho romano en la Universidad Central, y uno de los últimos ministros de doña Isabel I I La infanta doña Carlota, hermana de María Cristina de Borbón y esposa del infante D Francisco, ha dejado memoria en la historia contemporánea por su ruidosa intervención en los sucesos que precedieron á la muerte de Fernando V I I Príncipes Carlos los ha habido muy desgraciados, como el de Viana y el hijo C L SUFRAGIO UNIVERSAL EN AUSTRIA POÍL TELÉGRAFO LOS VOLUNTARIOS CATALANES Tpn el hotel Inglés. Ayer se celebró el almuerzo con que los jefes y oficiales del regimiento de Wad, -Ras obsequiaban á los voluntarios catalanes que á las órdenes del general Prim lucharon por España en África. Concurrieron á la fiesta la oficialidad de mencionado regimiento, el general Aznar con el uniforme que usaba en el año 1860, el alcalde de Madrid y otras varias personas. Después del almuerzo hubo brindis patrióticos y se leyó la arenga en catalán que dirigió á los voluntarios el general Prim poco antes de lanzarse contra los marroquíes y derrotarJos gloriosamente. De sobremesa el general inició la generosa idea de pedir al Gobierno algún medio material que asegure la subsistencia decorosa de esos voluntarios que, guiados por su patriotismo, expusieron su vida en la guerra. Vaiis, 3, 7 i. Noticias de Víena afirman que el emperador Franc seo José ha consentido el establecimiento del sufragio universal, después de haber celebrado una larga conferencia con el barón de Fejervary. El barón de ha recibido el encargo de! Emperador de redactar el oportuno proyecto, inspirándose en un amplio criterio. Anoche se celebraron en Praga varias manifestaciones en favor del sufragio universal. INFORMACIÓN DE GUERRA TCJl Día: 10 Oficial del ministerio de la Guerra, publica hoy, además del Real decreto disponiendo- que el general Solano cese en el cargo de gobernador militar de Jaca y provincia de Huesca y pase á la sección de reserva del Estado Mayor general, las siguientes Reales órdenes: participando la muerte y por lo tanto la baja del general de división de Estado üiBBBi 11 f! Bmrma ¡liannmn ni vniir