Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C VIERNES 3 DE NOVIEMBRE DE i 9 o5. PAG. 8. EDICIÓN VIAJES DE SOBERANOS él, en el momento de salir el expreso, al cual lo enganchaban, y aun es raro que no le pidieran el billete. M Julio Grévy inauguró el viajar en treA noche salió de Madrid para San Sebastián, nes especiales formados con coches usuales, Berlín y Viena, D Alfonso X 1 JJ, como que pagaba de su bolsillo particular. En el momento de tener que recibir al emes sabido. Nada hemos de decir de cómo viaja S. M peradjr de Rusia, advirtieron que tanta sencillez era exagerada, pues el más modesto Prínporque son bien conocidas sus costumbres. Lectures pour Tous ha publicado un curioso cipe, el más joven Gran duque de las pequeñas artículo á propósito de la visita que acaba de Cortes alemanas tenía su tren y sus vagones 1 hacernos M r Loubet, y consigna curiosos que viajan por nuestras líneas. Hasta muchos banqueros acaudalados tienen datos acerca de cómo viajan los soberanos. Muy reducido y muy modesto es el equipaje al menos su coche de lujo. No se podía, pues, del presidente de la República francesa. La hacer subir al Zar y á la Zarina en coches nucarencia de uniformes simplifica mucho los merados. Con un coche Real de Bélgica, otro preparativos y el transporte del guardarropa construido apresuradamente y un coche salón oficial, que entre nuestros vecinos ocupa una completamente transformado, fue, pues, imquincena de inmensos baúles. Al guardarropa provisado el coche presidencial, tal como recodel emperador Guillermo están destinadas rre ahora el territorio de un extremo á otro. El emperador de Alemania dispone para sus dos personas que son casi ayudas de cámara. Tiene la vanidad de presentarse ante sus hués- más cortos viajes de un tren lujosamente adorpedes con e) uniforme de uno de los innume- nado, el cual está formado por nueve vagones rables Cuerpos de mar y de tierra, de los cua- que constituyen departamentos completos: coles es jefe honorario. Un sencillo viaje de ins- medor, fumadero, dos despachos, tres cuartos pección por Baviera ó por Sajonia, obliga al de baño, los cuales en conjunto no ocupan Emperador á l l e v a r s e diecisiete uniformes menos de ¡i53 metros de rieles! completos con otros tantos cascos ó chacos. El Zar tiene afición solamente á tres ó cuatro uniformes. p A C E T I L L A RIMADA. Una anécdota: cuando fue á Francia, advir COPLAS DEL VIERNES tieron que no se llevaba ningún terno, y el Protocolo había acordado que debía vestir de A falta de alegrías paisano en algunas recepciones íntimas. El y otros asuntos, traje imperial no habría, sin duda, gustado en ahí van las coplas mías París. Con urgencia fue enviado un comisario á los difuntos. á Francia, de donde regresó con un traje de X. última moda y una cuenta de i 800 francos, ó Con fúnebre retintín. sea 3oo francos por el traje y 1.100 francos por gastos de viaje. En sus viajes, M r Loubet lleva dos trajes de levita y tres de frac. La cuestión de sombreros preocupa especialmente á los ayudas de cámara del Elíseo, pues en todo tiempo y en todos los climas, el Presidente debe llevar un sombrero de copa alta de brillantes reflejos. Cuando se trata de un viaje al extranjero, ó de intrevistas internacionales previstas, en un maletín de cuero, forrado de terciopelo, van guardadas las placas y grandes cordones del Presidente. Como éste no lleva nunca más que las insignias de una sola Orden ó las de la Legión de Honor, resulta muy modesto este suplemento de equipaje. Los elevados personajes del cortejo presidencial tienen mayores obligaciones y se presentan generalmente con el pecho cubierto de cruces y de bandas. El antiguo director cel protocolo, M r Felipe Crozief, que acompañó al Presidente á Rusia, necesita un verdadero baúl y dos hombres para transportar sus ciento noventa y seis condecoraciones, que pesan cincuenta y un kilogramos y valen unos cuarenta mil francos. Hay en el equipaje del Presidente otra maleta de condecoraciones que todos esperan con ansia por todo el itinerario: es la de las cruces, palmas académicas y medallas que ha de distribuir el Presidente y que están cuidadosamente señaladas por estaciones y altos. Esta preciosa maleta tuvo dos aventuras curiosas. En tiempo de M r Félix Faure fue perdida por dos veces y vuelta á encontrar entre montones de bultos destinados á pequeña velocidad: ¡pequeña velocidad para condecoraciones ya preparadas y esperadas con impaciencia! Para las estancias en países extranjeros, el equipaje del Presidente aumenta con una colección de regalos y de recuerdos. El tren presidencial eí una novedad que data de la visita del emperador de Rusia en 1896. Hasta entonces, cuando el Presidente iba de viaje, limpiaban y barnizaban apresuradamente un conche salón, adornado con dos palmas v tres handeras. El Presidente subía en Un, Un, Bajo esta espada con punta yace enterrada la Paz y es el polvo que la envuelve pólvo- ra puesta á secar. LUÍS DE TAPIA DE SOCIEDAD Mañana, festividad de San Carlos Borromeo, celebran su fiesta onomástica muchas personas de la sociedad. Entre las damas, las duquesas de Montelláno y Nájera; marquesas de Casariego, Sotomayor y viuda de Villadarias; condesas de Oropesa, Peñaflor, Campo Giro y Val- delAguila, y señoras y señoritas de Liñán, Bassecourt, Carvajal, Sanchís, Gullón, Cendra, Prendergast, Hernández, Lasarte, Loygorri, Vázquez Parga, Alonso Pesquera, viuda de Belmonte, Alexandre, la ilustre poetisa Coronado, Cos- Gayón, Lleget, Nieto y Nieulant. Celebra también sus días S. A. R. el infante D. Carlos de Borbón, y, además, los señores siguientes: Duques de Sotomayor, Infantado y Tarifa; marqueses de Camps, Amparo, Solana, Besora, Berna, Castelldoríus, Esteva de las Delicias, Fuente Pelayo, Huelves, Casa- lrujo, Ogijares, Prado Alegre, Santa Amalia, Villadarias y Sotelo; condes de Árdales del Río Asalto, Casa- Flores, Casa- Padilla, Casa- Sedano, Morales de los Ríos, Romrée y Vega Mar; barones del Castillo de Chirel y Peramola. Sres. Cortezo, Groizard, Castell, Hervás, Testor, Muguiro, Valcárcel, Sáenz de Tejada, Prast, Alvarez Guijarro, González Rothwos, Crespi de Valldaura, Nieulant, Martín Murga, Ángulo, Solano, Espinosa de los Monteros, Hurtado de Amézaga, Liñán, Azcárraga, Coig, Montojo y Fernández Shavv, entre otros. las campanas golpes dan; tan, tan; y dicen: No irá á Berlín, Un, lin, el señor Sánchez Román, tan, tan. 11 Pero estos golpes que dan tan, tan, truécanse en alegre son, ton, ton, diciendo: Al suelo alemán tan, tan, irá don Pío Gullón, ton, ton. yt X Yace en este cementerio el cuerpo rígido y serio de González de la Peña... No dejó en el ministerio ni la huella más pequeña. X El ministro de Marina dejó aquí de ver la luz. Tiene una cruz la hornacina; cruz de la nación vecina, que resultó poca cruz. X Cansado de protestar y harto de meterse en todo, un estudiante, en el lodo vino con su cuerpo á dar, pasándose de este modo la vida sin estudiar. X El que aquí yace enterrado come tierra, aunque es Mellad X El valor de Salmerón duerme en este panteón. X Murió la pobre Talía y aquí la están enterrando... Ave- María Ave- Fernando. INFORMACIÓN DE MARINA C l general Weyler ha señalado, para despa char en el ministerio de Marina, los martes, jueves y sábados, durante las horas ordinarias de oficina en aquel departamento. Parece que, por disposición del nuevo ministro de Marina, los genn- alee y jefes con destino en aquel ministerio asistirán de uniforme á su despacho. Todavía no han contestado las casas extranjeras dedicadas al salvamento de buques, respecto á las proposiciones para puner á flote el casco del crucero Cardenal Cisneros. Es creencia general en el ministerio de Marina que cuantos esfuerzos se hagan por salvar el crucero sumergido serán completamente in útiles. Se ha dispuesto que el capitán de fragata de la escala de reserva D. Federico Loygorri y de la Torre, quede en situación de excedente por haber sido elegido senador. Han sido nombrados: profesor de la escuela de Condestables el teniente de navio D. José González y González; ayudante de la comandancia de Marina de Barcelona el teniente de navio D Carlos del Camino y Vergara, y del distrito marítimo de Villaviciosa al alférez de navio de la escala de reserva D Antonio Rodríguez Medina. Han sido agregados al Cuerpo de Artillería y asignados á los Arsenales que se les señala, los capitanes de Infantería de Marina don Adolfo del Corral y Albarracín y D Julio Derqui y López, al Arsenal del Departamento de Cartagena; D Rafael Candon Calatayud, D. Eduardo Ordóñez Trigueros, D. Alejandro Jaquetot Fabré y D. José Lazaga Baralt, al Arsenal de la Carraca del Departamento de Cádiz.