Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. M 3 ERCOLES i. NOVIEMBRE DE 1905. PAG. 9. EDICIÓN. El Presidente aplaza la discusión del voto particular. El Sr. S Á N C H E Z GUERRA protesta da este aplazamiento. El Presidente se convence y cede la palabra al Sr. junoy, que defiende el voto particular pidiendo á la Cámara se sirva aprobarlo. En nombre de la comisión e! Sr. G Ó M E Z ACEBO defiende el dictamen. -Es desechado el voto particular en votación ordinaria y se proclama al Sr. Alegret. Se levanta la sesión á las ocho v cuarto. FINAL DE LA SESIÓN DEL DÍA 3 DE OCTUBRE Sigue en el uso de la palabra el Sr. Montero Ríos. Los que no le acompañan en el banco azul, fueron personas que con fe y lealtad trabajaron en pro del interés público, pero hubo sin embargo, y él no vacila en hacerlo constar, una disidencia entre los ministros de Marina y Hacienda, porque el Sr. Villanueva entendía que no había de poder atender á los gastos de su departamento con ¡os recursos que se le concedían. Nosotros entendíamos que el presupuesto de gastos debía liquidarse con superávit y que no se debía rebasar la cifra de 965 millones para asegurar el bienestar en el porvenir, pues esto era la base de nuestro programa económico y sigue siéndolo, puesto que hemos de defenderlo con todas- nuestras fuerzas. (Bien n la mayoría. Nos proponemos gobernar con ¡a confianza de la Corona y de la mayoría, y nos retirarenos de este sitio tan pronto como una ú otra nos falten. (Bien, bien en la mayoría. E! Sr. ALBA: Pido la palabra. El Sr. P R E S I D E N T E No se pueden ahora promover discusiones. Insiste el Sr. ALBA, fundándose en el artículo 16 de! Reglamento, y aunque la presidencia intenta oponerse, entra en materia, refiriéndose á la explicación que de la crisis dio c! Sr. Montero Ríos á un periodista, afirmando que, de ser aquélla cierta, hay que convenir en que se trataba de una encerrona contra el jefe del Gobierno, en la que intervenían los prohombres del partido. Añade que en el Consejo en que se planteó la crisis, los mismos ministros xjue votaron la dimisión son los que se han quedado en e! Gobierno. ¿Por que se ha tirado por la borda á unos y á otros no? El Sr. Monteio Ríos ha hecho un Gobierno exclusivamente monterista. Porque los nuevos ninistres Sres. Eguüior, Puigcerver y Gullón c ueron de los que recomendaron su jefatura n H reunión del Senado. ¿Dónde está, pues, la neutralidad y la imoarcialidad de que alardea este Gobierno? El encargarse el general Weyler de la csrtera de Marina, ¿quiere decir que se piense en la supresión de este ministerio? Es preciso, es indispensable que S. S. hable con claridad para que iodos sepamos á qué atenernos en ¡os asuntos á que me vengo refiriendo. El Sr. M O N T E R O R 3O S: Ya he dicho al Congreso que el Gobierno estará á disposición de la Cámara para discutir ésta y cuantas cuestiones se susciten tan pronto como el Congreso esté constituido. Habla luego de la crisis, y dice que ha sido tan escrupuloso en ella, que hasta las consultas hízolas por orden de antigüedad. (Risas. El Sr. MAYNER: Este Gobierno debe ir al cuartel de Inválidos. (Risas. E! Sr. M O N T E R O RÍOS: El Gobierno de inválidos ha regido los destinos del país, desde hace algunos meses, como quizá no lo hubieran hecho otros sin comprometerlo gravemente. El Sr. MAYNER: Insisto en que esta es la crisis de los inválidos. (Nuevas risas. El Sr. M O N T E R O RÍOS vuelve á hacer uso de la palabra para repetir al Sr. Alba que necesita contestar en el Senado á una interpelación, y que, por consecuencia, se retira, sin perjuicio de responder á la cuestión planteada tan pronto como se constituya el Congreso. El Sr. ALBA se opone al aplazamiento que origina la retirada de Sr. Montero Ríos. Este insiste, v coge el sombrero para retirarse. El Sr. SALMERÓN: S. S. tiene el deber de permanecer en esta Cámara para responder á cuantas preguntas se le dirijan. El Sr. ALBA pide de nuevo la palabra. El Sr. P R E S J D E N T E D E L CONSEJO dice que ni el Sr. Alba ni nadie podrá detenerle ni impedir que se marche de la Cámara. Y vase. (Rumores en toda la Cámara. Vuelve á hablar el Sr. ALBA para lamentarse de que sus preguntas acerca de la crisis queden sin respuesta. El Sr. P R E S I D E N T E Aunque el señor Montero Ríos se ha retirado por ¡as razones expuestas, hay en el Gobierno quien puede contestar á cuantas preguntas haga S. S. Replica el Sr. Alba. El Sr. SALMERÓN interviene para requerir al Sr. Moret y al Sr. Canalejas con el fin de que expliquen en el Parlamento, á la faz del país, cuál es el origen y desenvolvimiento de la última crisis. Y esto mismo, añade, entiendo que deben hacer el Sr. Maura, el señor Romero Robledo, el Sr. García Alix y el Sr. Nocedal. El Sr. PU 3 GCERVER contesta al Sr. Salmerón negando la oportunidad del debate. Defiende luego la conducta del Sr. Montero Ríos. El Sr. M O R E T contesta al Sr. Salmerón, extrañándose de que se promueva un debate que puede muy bien suscitarse en otro momento, y que sobre todo ha de promoverse también en la otra Cámara. ¿O es, pregunta, que e ¡Sr. Salmerón a ¡hablar citando los nombres del Sr. Canalejas y el mío ha querido saber las relaciones que me unen con el Gobierno que acaba de formarse? Pues si es así, voy á acceder al ruego de su señoría, diciéndole que ese Gobierno cuenta con todo mi apoyo; que ese Gobierno es la genuína representación de! partido libera! y que á ese Gobierno prestaré yo todo el valor de mi pa! abra y el afecto todo de mi alma. Levántase á hablar el Sr. R O M E O E ¡Sr. PRESJDENTE intenta convencerle para que hable otro día del naufragio del Carde nal Cisneros, de que se propone tratar; pero no j jo consigue, y aunque la mayoría muéstrase indiferente, y se ve con frecuencia interrumpido par el Sr. Pérez San Millán, que afirma que los datos del orador son equivocados, habla el Sr. ROMEO y pide que con urgencia se nom. bre una comisión parlamentaria que averigüe, por! a situación de! buque y por otros medios, si el naufragio debióse á un accidente desgraciado ó á la impericia de los marinos. El señor conde ROM ANÓN ES contesta diciendo que el Gobierno loma nota de los deseos del diputado. Tp 1 viaje del Rey. Mañana, en el sudexpreso del Norte, saldrá S. M el Rey para San Sebastián, donde se detendrá día y medio. Después irá directamente á Berlín. Contra un periódico POS TELÉGRAFO Ramplona, 3 1, 1 2 m. Según se hsbía anunciado, el Boletín Eclesiástico de hoy, repartido con gran profusión por toda la provincia, ha publicado una circular del obispo, tratando de la conducta observada por el periódico Diario de Navarra contra la autoridad eclesiástica. Ocúpase del navarrismo, en el cual se escudaba el periódico para combatir todas las disposiciones episcopales. La circular, que es elocuente y enérgica, termina manifestando que declara rebelde ¡a autoridad eclesiástica al Diario de Navarra, y mandando que no se suscriban á él los diocesanos ni los sacerdotes bajo, penas oraves. o Si algún sacerdote escribiese en dicho periódico- -añade la circula -incurriría, ipse jacto, en la pena de suspensión de licencias. Ruega á los diocesanos que no compien el Diario. Aunque la publicación de la circular en el Boletín Eclesiástico estaba descontada, su aparición ha producido verdadero efecto. Todo Pamplona, sin distinción de matices políticos, aplaude la conducta del obispo, satisfaciendo á la pública opinión la censura eclesiástica ejercida contra los que alardeaban de ser los únicos católicos de Navarra. El suceso promete dar juego, como le dio antes el anriespañolismodel Diario. -Oaicilaso. pj n señal de duelo. ORDEN DEL DÍA Ka causado gran sensación en esta capiSe aprueban sin discusión varios dictámenes tal la muerte del opulento banquero D. Made la Comisión de actas. Al aprobarse ¡a de Castellón, por donde nuel Girona. Su cadáver recibirá sepultura en Ja caledtal, viene e! Sr. Gasset (D. Fernando) pide la Comisión que se retire el dictamen para examinar cuya fachada construyóse á expensas suyas. Los principales establecimientos de crédito los documentos y antecedentes presentados. Opónese el Sr. JUNOY porque entiende han cerrado sus puertas y han p. uesto la bandeque este criterio no lo sigue la Comisión más ra a media asta en señal de duelo. Barcelona debe mucho á sus iniciativas. que en los distritos donde los electos son reX publicanos. ida de un crucero. Se aprueba el acta de Agreda (Soria) Ha fondeado en este puerto el crucero 1 NCOMP ATI B J L ¡D ADES holandés T riedland, protegido de primera clase. Sin discusión son aprobados los dictámenes Ha hecho los saludos de ordenanza á la y admitidos diputados los Sres. Eado, Wey- pla 2 a. ler (D. Fernando) Suárez de Figueroa, JtuLos delegados franceses siguen siendo obserriaga, Del Camino, Rayer, conde de Serra, quiadísimos. Hoy han visitado la fábrica EsMataix, Manrique, Ríu, Rius y Torre, Age- paña Industria! asistiendo después á un ban ¡et, García San Miguel (D. V. Maldonado, quete organizado por la Cámara francesa. Han Aleixandre, Pérez Mozo, conde de Rodezno concurrido el Cónsul francés y las autoriday Alvarez (D. Melquíades. des. Benel. ACTA DE VENDRELL Pénese á discusión el dictamen referente al acta de Vendrell (Tarragona) por donde es electo el Sr. Alegret. Hay un voto particular de ¡os Sres, Cañellas v Junoy. L X o que dice el alcalde. E 1 alcalde de Barcelona ha llegado entusiasmado con su viaje á Madrid, especialmente con las atenciones de que ha sido objeto por parte del de Madrid, Sr, Víncenti.