Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MIÉRCOLES i. DE NOVIEMBRE DE i 9 o5. PÁG. 5. EDICIÓN i. V vi Th V: ií MADRID. LOS NUEVOS MINISTRO SRES. EGUiLlOR (1) GULLON (2) Y LÓPEZ PU 1 GCERVER (3) SALIENDO DE PALACIO DE JURAR SUS CARGOS EN LA TARDE DE AYER Fot Aser. io tinuó ayer comentándose el suceso político ue aún no ha perdido actualidad. La opinión general apreciaba como de una gravedad grande las consecuencias que á la larga ha de tener la forma en que la crisis se planteó. Aclarado está que el Sr. Montero Ríos, al iniciar la crisis, obró por su propio impulso, llevando por norma el deseo único de unir á su hueste la de los primates de la mayoría que están en condiciones de asumir la presidencia del Consejo en un momento dado. Lo que no se comprende ni nadie se explica, porque tras de muchas vueltas que se da al asunto, la explicación no acude ala inteligencia, es la razón que al Sr. Montero Ríos pudo llevar á tan desatentado intento, que de haber cristalizado en hechos hubiera cortado considerablemente la vida del partido liberal, cortando en flor ss muchas ó pocas esperanzas que pueda ofre- cer la continuación en el poder de este instrumento de gobierno. Demostrado está también que el principal instigador de los propósitos abrigados por el presidente del Consejo, era el Sr. López Puigcerver, actual ministro de Gracia y Justicia, que ha conseguido además la cartera de Instrucción para su íntimo amigo el Sr. Eguilior, persona respetable y discreta, pero cuya labor al frente de la enseñanza nacional se estima que no ha de ser fructífera. Las relaciones entre el jefe del Gobierno y lo prohombres liberales no serán, no pueden ser ya de aquellas en cuyo fondo viene una satisfacción interior, extensa y duradera. La mayoría, no hay que decirlo, porque bien á la vista salta el hecho, no ha quedado después del conflicto político ni satisfecha ni tranquila. La gran masa de diputados irédiíos aún en las presentes Cortes, sin haber entrado 7. en el ejercicio de sus funciones, ven con un pesimismo receloso que por el instante se han presentado densos nubarrones, que el terreno por donde pisan está resquebrajado y que el edificio amenaza derrumbarse. Y en estas condiciones no ofrece una mayoría garantías de seguridad para lanzarse con su apoyo á una obra de gobierno fecunda y beneficiosa. Tal es el aspecto que hoy ofrece la política, y ésta es la realidad de ios hechos. Pronto empezarán las tareas legislativas para la aprobación de Jos presupuestos y para debatir ei Mensaje de la Corona y con él la cuestión política. ¿Qué sucederá? Los augurios son fatales; no es posible negarlo ni hay modo de ocultarlo. Algún personaje liberal sintetizaba la situación en esta frase: Hace cuatro días empezó la liquidación del partido; dentro de un par de meses la termina remos. LA FIESTA DE LOS MUERTOS u oy se celebra la fiesta de los muer tos. Hoy los que viven consagran mas especialmente un recuerdo á los que se marcharon para no volver, y las sepulturas se adornan con flores y con luces. No hay familia que no tenga los restos de personas queridas en los cementerios que rodean á Madrid; en las lápidas de sus nichos y de sus sarcófagos se leen nombres que fueron aclamados y que se repetirán muchas veces al trazar la historia de las artes, de las letras y de la política contemporánea. El panteón de hombres célebres en la Basílica de Atocha guarda los restos de aquellos grandes adalides de las luchas políticas y parlamentarias que se llamaron Cánovas y Sagasta. O Donnell reposa en la iglesia de las Salesas; el duque de la Torre en la de San Jerónimo; Narváez fue llevado al panteón de su familia en Loja. En el cementerio de San Isidro yacen 1 I i 1 MADRID. BANQUETE OFRECIDO AYER EN EL CLUB TAURINO AL POPULAR DIESTRO BOMBITA CON MOTJVO DE SU PRÓXIMO VIAJE Á MÉJICO Fot Uoñi