Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
C. MARTES 3i DE OCTUBRE DE IQO 5. PAG. i -EDICIÓN 4. í creo que en la actividad del Poder deben estar englobados los principios siguientes: 1. Rectitud y sinceridad en la confirmación promulgado el anunciado manifiesto, en el que hace constar la agitación, que puede motivar de la libertad civil v establecimiento de sus gala desorganización y amenazar la integridad y rantías. 2. Abolición de las leyes exclusivas unidad del Imperio. 3. Concordancia en la acción de todos los A fin de acabar con los desórdenes- -añade dicho documento- -hemos acordado unificar! a órganos del Gobierno; y 4. Abolición de las medidas represivas acción de los diferentes elementos del Gobiercontra los actos que no amenacen de un modo no superior. explícito y determinado á la sociedad ó al EsX tado, y esto apoyándose en leyes dictadas soas noticias. bre unidad mora! con mayoría razonable en el París, 3 i 9 m. En Odessa, cosacos y gendarmes persiguen sin cuartel ni piedad á pueblo; porque es preciso tener fe en la táctica los amotinados. Las víctimas ascienden á con- política, y porque es imposible creer que el siderable número. Sólo en una de las barrica- pueblo ruso ame la anarquía, que, aparte sus das los cosacos mataron ayer á nueve amotina- horrores, produciría la desmembración del Imperio. dos, hiriendo á cuarenta. Los telegrafistas de Moscou se han declaraAsí, pues, proceae establecer lo siguiente: do en huelga, manifestando los telegrafistas mi 1. Otorgar al pueblo el fundamento inlitares que se hallan muy cansados para poder quebrantable de la libertad cívica basada en la asegurar el servicio sustituyéndola los huel- violabilidad dejas personas y en la libertad de guistas. conciertcia, de palabra, de reunión y, de asoX ciación. a Constitución y el nuevo Gobierno. 2. Quedan anuladas las elecciones hechas Londres, 3 i 9 m. Telegrafían desde anteriormente para constituir la Duma, con San Petersburgo al Mornin Post que hoy será objeto de poder llamar en nuevas elecciones, proclamada la Constitución en el Imperio ruso tan rápidas como sea posible, á todas las clases y nombrado Witte presidente del Consejo de sociales que hasta ahora estaban privadas de ministros, cuya composición probable es la si- derechos electorales, dejando para después el guiente: desenvolvimiento ulterior del principio electoral Conde Witte, presidente del Consejo; el al nuevo orden de cosas establecido; y príncipe Romanoff, ministro de Hacienda; el 3. Establecer u m u regla inquebrantable príncipe Alejos Obderiski, ministro del nte- que ninguna ley podrá tener ruerza y vigor si rio; el senador Kohi, ministro de Instrucción no está sancionada previamente por la Duma pública; Zilgier, ministro de Vías y Comuni- nacional, garamizánuose así que los elegidos cacjones; y. Kutler, ministro de Agricultura. por el puebio, en representación suya, tendrán participación real y efectiva en la vigilancia de X los actos de. las autoridades que Nos nom p i Manifiesto del Zar. París, -3 í, j a Hoy ha sido publicado bremos. en San Petersburgo el Manifiesto imperial siInvitamos, pues, á todos los hijos fieles á la guiente: Madre- Rusia á recordar sus deberes para con Nos, Nicolás, por la gracia de Dios, Em- la patria, ayudando á ia cesación de disturbios perador autócrata de todas las Rusias, Zar de inauditos, y aplicando juntamente con Nos toPolonia, Gran duque de Finlandia, declaramos das sus fuerzas al restablecimiento de la calma á todos nuestros fieles subditos que los distur- y de la paz en la tierra que nos vio nacer. bios y agitaciones de nuestra capital y otros Dado en Peterhof á 17 de Octubre (estilo muchos lugares del Imperio, llenan nuestro co- ruso) de 1905, en el año undécimo de nuestro razón de grandes dolores. La felicidad del So- reinado. -Tricólas. berano de RuJa va tan indisolublemente ligada X con la de su pueblo, que el dolor que aqueja á fp fectos del Manifiesto. éste es dolor que siente el Soberano. Parts, 3 J 121 El Municipio ha diLas agitaciones actuales pueden producir rigido al Zar un Mensaje declarando haber profunda desorganización nacional; son, segu- acogido con júbilo el Manifiesto imperial, que ramente, grave amenaza contra la integridad y asegura elporvenir de la patria rusa. a unidad del Imperio. Los transeúntes agitan en lo alto de los basHabiendo ordenado á las autoridades res- tones los periódicos que publican el Manifiesto. La multitud, ebria de entusiasmo, recorre la aectivas la adopción de medidas eficaces para vitar las manifestaciones de desorden, los ex- ciudad gritando: ¡Viva la libertad! ¡Viva la esos y las violencias, y para garantir el dere- amnistía! El pueblo fraterniza con el Ejército, y las ho de las gentes pacíficas que desean la calma la tranquilidad para el cumplimiento de los patrullas se retiran á los cuarteles. Frenética alegría invade á todos. deberes que á cada uno están atribuidos, hemos creído indispensable, para llevar á buen término y realizar con buen éxito las medidas generales encaminadas á la pacificación de la vida pública y á unificar la acción del Gobierno, impo esautorización del Sr. Carrillo. ner á éste nuestra inflexible voluntad en cuanto El presidente de la Unión Escolar nos sigue: dirige una manifestación escrita, en la cual se El Gobierno deberá abstenerse de toda in- desautoriza al Sr. Carrillo en nombre de los tervención en ¡la elección de la Duma, realizando propios escolares. así nuestros deseos contení- ios en eí Ufcase de El documento dice asi: 25 de Diciembre de 1904. Deberá asimismo Siempre hemos tenido por innoble. la venmantener á toda costa el prestigio de la Duma ganza, pero nos produce todavía más repugy la confianza en sus trabajos, sin reaccionar nancia cuando para realizarla se apela á la cajamás contra sus decisiones, en tanto éstas no lumnia. Hemos tratado desde hace bastante se aparten de la grandeza histórica de Rusia. tiempo de desautorizar al Sr. Carrillo, porDeberá el Gobierno identificar serenamente que nos ha parecido que no debía dirigir los las ideas de la mayoría de la sociedad, sin con- movimientos escolares un individuo que, en fundirlas con los ecos de grupos aislados y con realidad, no es estudiante. El Sr. Carrillo es el clamor de las facciones, variables con harta uno de tantos que libremente cursan una Fafrecuencia. cultad sin tener otro contacto con la Universi- importa asimismo y sobre todo realizar la dad que el momento del examen. Quizá hubiéreforma del Consejo del Imperio sobre Ja base ramos transigido con todo, si hubiésemos visto de los principios electivos. en dicho señoi ííiuoeramentos de corrección El manihebio ael Zar. San Petersburgo, 3 i 2 m. El Z a r ha M y de prudencia, y sus actos ajustados s los lí mites de la razón y de la cortesía. ¿Qué pre tendía el Sr. Carrillo? ¿Que nosotros hubiéramos permanecido silenciosos? ¿Que no hubiéramos rechazado las bases por ¿I inspiradas? Pues se ha equivocado lamentablemente. Nosotros continuamos en la actitud del primer día, sin que ni súplicas ni amenazas, que encontra- mos ridiculas, logren apartarnos del terreno de la razón y de la lógica. Nosotros no aprobaremos nunca injurias é insultos á catedráticos que por su respetabilidad y por sus méritos constituyen la gloria de ia Universidad española. S ¡los alumnos del Sr. Piernas se creen con derecho á pedir ciertas explicaciones, á su disposición nos tienen, pero siempre dentro de la cortesía y de la justicia. Que la comisión está por completo desautorizada, ya se lo han probado en Barbieri los alumnos de Medicina y de Farmacia; por con- í siguiente, la cuestión queda aislada entre el señor Piernas y sus alumnos, reanudándose las clases en cuanto el Claustro tenga por conveniente acordarlo. Hasta ahora no habíamos necesitado tutores para dirigir nuestra vida; nuestro reglamento está á disposición de todos; vivimos dentro de la ley, y únicamente lamentamos que se empleen. con nosotros procedimientos que sólo nos inspiran desprecio. -EJ presidente de la Unión Escolar, J (afael Clavijo. s X Qrotestas de los estudiantes. La Unión Escolar publicó ayer tarde un suelto en los periódicos, manifestando que no sjendo la mayoría deÉ los estudiantes partidaria del giro dado por la comisión que preside el Sr. Carrillo á la cuestión pendiente entre e 3 Sr. Piernas y los alumnos, rechazaba en absoJuto las conclusiones redactadas por aquélla. Por su parte, los alumnos de la Facultad de Medicina redactaron una protesta én la que hicieron constar que les ha producido gran, sorpresa la clausura de la Facultad sin tener ellos intervención en el desagradable incidente déla Universidad. Que desautorizan á la comisión presidida por el Sr. Carrillo, y por último, que lamentan que las conclusiones á que se llegó en la reunión del sábado no permitan una solución decorosa del conflicto, por inducir á una humillación del profesorado. Los alumnos de Farmacia, lo mismo que los de Medicina, han hecho también constar su enérgica protesta contra la conducta que han seguido los estudiantes con los catedráticos y han desautorizado á la comisión que pre side el mencionado Sr. Carrillo. X Deunión de! Claustro. La reunión del Claustro de profesores estaba convocada para las ocho y media de anoche, pero no comenzó hasta las nueve. Se verificó en la rectoral de la Universidad, Central, la presidió el Sr. Conde y Luque v 1 asistieron unos ochenta catedráticos. Expuso el rector el objeto de la reunión del Claustro, y después de explicar detalladamente los Sres. Piernas, Azcárate y Ureña el origen y desarrollo del actual conflicto escolar y lo sucedido con los alumnos, se entabló larga discusión, predominando los temperamentos de protesta contra todo aqueljp que rebaje y perjudique la autoridadi profesional ó menoscabe la dignidad de los catedráticos. Como sería difícil reproducir todo cuanto los oradores dijeron, nos limitaremos á consignar que la reunión del Claustro terminó después de la una de la madrugada, y que, como resultado de ella, se aprobaron las siguientes conclusiones: El Claustro se hace solidario de la ofensa inferida al dignísimo catedrático Sr. Piernas estimando eme no debe abrirse Ja cátedra de L LOS ESTUDIANTES