Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A BC. V I E R N E S 17 P E O C T U B R E DH i oS. y estuvimos liablando con el ml mo Jameido, una vei que arregló con los o icialci ipiglcscA el modo de efectuar el canje, N o J íalutió j todoí, pero ÍC negó ú hablar del suceso que se vcriEicaba. AI poco rato apnrecicron los doa oficiales ¡ngfc 9 cs en el fondo de la tierru acompañados de seis moros y el kaid ú; Huas an, que sirvió de jnfeTmcJiario. Verificóse el canje del VJ J WÍ, prisionero, y cuatro moros mis que estabn i presos en T á n g e r por los Ingleses, avjiizando óstos en dirección i la pinza y aquéllos caminando liaeia la sierra, efectuado ya, los ingleses entregaron aL YJUintt 11 niausera y 10 cajas de niunieio- PAG. 8 LO DEL VALIENTE i mpJIando la: noticia ickgrifica sonre la hazañas de J l c moro añadiré que la debilidades h rj a h o r i dcmoslradaí por el Sr. Snínchez Román son anunciadoras de tristes y humtiJaiitcs iiEce D para loa que en Ceuta liabitamo Cuando en el bofe qtic nos condujo d presenciar cJ eanje no: acercamoí al crucero inglés P J ¿Í I H Í L T el VaUcnft prisionero asomóse ü ía borda de b loldlila de popa, uludjnclonoí. Entre noEotro: vcm un comerciante de esra plaaa que de antiguo conoce ii cíite (lláma e A B C DE LA MADRE I Oi repentinos cambios dciempcralur y presión baromélriea origjnan ira; tornos de inmensa gravedad en los ni ios. Son unos d e índole gaarro- lnie llnal, dando lugar á indigestiones seguidas de diarreas inicnías, urticaria, e f e habicndu sido frccuenicí los casos de apcndicitis debidos á alimentos indigcatos. La castañas, nueces y bellotas deben ser rigurosamcntc prohibidas, cuidando mucho de que las funciones digestívasdclosniño! se efectúen con gran regularidad y i diario. T o d o dolor de vientre intenso seguido de vómito será cuidada inmcdistamenic. r r i C t U r J l DESPMfAÍCO Dfi LOa MOHOS IftTEífMCDMRlOH P HA El, CANJE QE LOS PHISlONfSOS DSL WORO VALTCSTE M o h a m e d y su hermano Jameido y le dijo: ¿T ú sabes que el general de Ceuta lia destruido el Serrallo moro? Y conte tó el otro: -St- Yo hacer que eriálianos lo construyan nuevo, porque ahora mi hermano y y o ser dueños todo csfo (y señalaba desde Cabo N e g r ó n á Ceuta) ¿T ú eres ya amigo de fu hermano? -volvió á prcguntai el comcrd, inie ¡Ahí- -r e s p o n d i ó Y o tener que arreglar con ¿1 cuentas. Advertiré que entre esto doa hermanos existen de antiguo rivalidadcSn yt ue el Jameído disparó un día su fusil sobre Moliamed, dejándolo maneo. Saltamos en tierra los expedicionarios Respecto á las dolencias del ap ir K nes, condición que no sabemos sí era del trato y que no pudo menos de humillar- respiratorio, importa sobremanera qii sean objeto de preferente atención pot nos á los españoles que lo presenciamos, pues es armar al bandidaje que bloquea á parte de las madres, sobre lodo ST se Ceuta por tierra, encareciendo la vida en presentan acompañadas de calo ríos inesta plaza y prohibiendo el comercio con ternos y fiebre alta, acostando al cníermi ío y procurando se reanime mientras ile í l05 marroquíes. el mídico, Evilesc el tufo de los calorí Terminaré con algunos detalles. E! pad r e de M o h a m e d y Jameido fué el ver- fcros. Las toses convulsivas, y singularmente dadero VjíUnUy y murió combatiendo con siete moros que querían les entre u- la tos ferina, que recorre un ciclo prolonse el dinero de su comercio con los espa- gado, necesitan cuidados especiales en lo? ñoles. Estos hermanos han encontrado el niños pequeños, por las complicicioncí modo de vivir, cobrando conitibuciones del aparato circulatorio. á los moro que abastecen nuestra plaza. Buen régimen y moderado abrigo, son Primero piden una tanlidad por dejarla los preceptos que deben Tener preíenreí pasar, y después, exigen otra. las madres en estos días. T. Jo i; MARlJNíiZ DE ESCAURiAZA