Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C VIERNES 37 DE OCTUBRE DE i 9 o5. PAG. 4 Vadillo insignificante, Sánchez Román silencioso. Adiós, torillos cuatreños ayer lidiados sin lodo, adiós, Bombas y Algabeños (adiós, bombas, sobre todo) Adiós, Euterpe y Talía, adiós, teatros amenos, adiós, Fernando y María... me alegro de veros buenos. Adiós, campos y malezas de Ríofrío y Otero, donde cobramos más piezas que Arniches y los Quintero. Adiós, madrileña joya, adiós, capital feliz, adiós, Murillo; adiós, Goya (y adiós de Goya un ta iz) Adiós, Prensa alegre y sana, adiós, fiestas de A B C, do hicieron la Brú y la Arana á Francia decir ¡ole! Adiós, trapos colorados, adiós, banderas y tules, adiós, alegres vallados á listas blancas y azules. Adiós, el hispano techo donde Neptuno y Eolo han remojado y deshecho las hojas del Protocolo. Y adiós, que ya la frontera se acerca, de Portugal, saludo á vuestra bandera... Se acabó. Punto final, Luis DE TAPIA se consideraban seguros los tripulantes de las embarcaciones aéreas. Un globo desbocado- -valga la frase- -cualquiera lo detiene. Y, según algunos, la dirección del viento los hubiese conducido á Lisboa mucho antes que Loubet. ¡Qué más, hasta los modestos vendedores de globos para recreo de la infancia, se vieron ayer muy comprometidos! Industrial hubo que le faltó muy poco para ser remontado por los aires contra su voluntad y no estando inscrito más que en el T eal Aereo Club del Salón del Prado. de la condesa de Tenorio, la señora de Bellecourt, las señoritas de Alarcon y de Pirez Seoaney los señores marqueses de Santa Cruz y de Narros. A todos rogamos perdonen nuestro olvido, disculpable si se tiene en cuenta la rapidez con que hacemos nuestros trabajos. El distinguido cronista de El Jmparcia! señor Rodríguez de la Escalera, se encuentra indispuesto. La enfermedad es, por fortuna, tan benigna que, habiendo guardado ayer cama por primera vez, es muy fácil que hoy la abandone. En Bilbao ha muerto un distinguido joven que fue en vida de los más aficionados al sport de foot- ball y tal vez á quien se le debe la implantación de este sport en aquella villa. Es el finado el Sr. D Juan Astorquía, á cuya familia expresamos nuestro pesar. Hoy hace cuatro años que murió la primera marquesa de Linares, vizcondesa de Llanteno. Se dirán con este motivo misas en sufragio de su alma en las parroquias de San José, San Jerónimo y en algunas otras de esta corte. La bella marquesa de Ayerbe se encuentra muy aliviada de la enfermedad que ha padecido estos últimos dias. En París ha fallecido repentinamente el señor D. Ángel F Alvear, hermano de la princesa de Wrede. La muerte de este distinguido señor ha de ser aquí, entre nuestra sociedad aristocrática, tan sentida como lo ha sido entre sus relaciones de la capital de Francia. El cadáver será conducido al panteón que la familia tiene construido en uno de los cementerios de Buenos- Aires. CHARIVARI P o r fin, ayer se presentó, para despedir al presidente de la República francesa, su majestad el Sol, con uniforme de diario, visiblemente arrepentido de su injustificada ausencia en estos días. Hay quien dice que, para conquistar su benevolencia, M r Loubet le ha hecho la señalada merced de otorgarle el cordón de la Legión de Honor, cosa que ha exasperado la irritabilidad de Villanueva, á quien ya el cordón de Weyler se le hacía un nudo. ¡Buena jornada la del jueves para una persona que quisiera cumplir con todas las invitaciones! A las doce, almuerzo en Palacio; á las doce, banquete de la Asociación de la Prensa; á las doce, banquete en la Bolsa; á las doce, concurso de globos. ¡No había más remedio que abandonar la tierra para evadir tanto compromiso! En cambio, la corrida de toros pudo efectuarse sin ninguna alteración en el programa. EN EL SALÓN DE OTOÑO ei ilustre; G alantemente invitada poracompañada filósofo Max Nordau, y Varis, 14 Oi- lubte. Loubet, bien provisto de estuches, se dirigió al anfiteatro madrileño. Los picadores, en el colmo de la corrección, y tratándose de una corrida de gala, no llevaron más que una mona. Para que el Presidente pudiera apreciar en todos sus detalles la clásica fiesta española, tuSin embargo, á Febo le fue imposible con- vimos la galantería de que condenasen á banseguir que el aire secundara sus buenos pro- derillas de fuego al primer toro de la corrida. pósitos, y, á consecuencia de esta falta de gaTambién colocamos en el cartel, con toda lantería atmosférica, no pudo celebrarse uno clase de precauciones, á Bombita, el torero que de los números más interesantes del programa: hoy mete más ruido, aunque ayer no prendió el concurso de globos organizado por La Co- la mecha. rrespondencia de España en honor de los perioEl presidente de la República se fue trandistas franceses. quilo y satisfecho á las seis de la tarde, camino- ¡Oh, mon Dieu, mon Dieu! -decían contra- de Lisboa. riados algunos sportsmen ante el inoportuno ¡Bon voyage simpatique Mr. le President! viento, mientras acariciaban con cariño la tela El pueblo de Madrid os quiere. protectora de sus aeróstatos, con idéntica miLuis GABALDÓN mosidad que el jockey festeja á su caballo de carreras. No era posible lanzarse á los peligros en aquellas condiciones. Porque ni aun parodiando los conocidos Al reseñar ayer la fiesta dada el martes en versos nuestra casa, omitimos involuntariamente los V en tanto el globo, sin cesar navega nombres de algunas personas que nos honracor el piélago inmenso del vacío, ron con su presencia. Entre ellos figuran los DE SOCIEDAD de la amable y elegante Mad. Albertini, he asistido á la víspera de la apertura del Salón de Otoño. Todos los críticos de arte, todos los periodistas y la sociedad más distinguida de París se habían dado cita en los hermosos salones de! Palacio del Elíseo para ver las obras de los pintores contemporáneos. Conozco demasiado poco París, y es demasiado poco una visita para juzgar de la Exposición de pinturas; pero puedo escribir sincera y iealmente mi impresión después de recorrer las dieciocho salas que Ja forman. Lo primero que busqué fueron nombres de mujeres y de pintores españoles. De las primeras hallé algunas que no son superiores á las de nuestra patria, como tampoco lo es esta suntuosa Exposición á las nuestras, que más ps quenas por el número de cuadros, son más grandes por su calidad. He visto un bello cuadro, Maternité, de Mad. Charlotte Bernard, notable por la limpieza del colorido; lindas flores de M a d Devolvé- Carriére; retratos y estudios de la polonesa Olga de Boznauska; muy buenos dibujos de Mad. Marie Paule Carpentier y de Mad. Adur; y también muy lindas pinturas de Mlle. Germain y M a d Ory Rivaud. De españoles he visto sólo las firmas de Juan Cardona, José Cardona, Regóyos y Torent; Monell había pintado unos