Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MI kCOLES i5 DE OCTUBRE DE ioo5. PAG. 11 MONS 1 EUR LOUBET EN MADR BANQUETE EN EL AYUNTAMIENTO EL BANQUETE Cambiados los saludos de etiqueta entre monsieur Loubet y el alcalde, dirigiéronse, seguidos de sus respectivas comitivas, al salón de recepciones, donde el Gobierno primero, y todos los demás invitados después, saludaron al Presidente. A los pocos momentos, M Loubet, en unión del alcalde, entró en el comedor, ocupando la presidencia. La orquesta dejó oir los acordes de la Marsellesa y después los de la Marcha Real. Ocuparon sus puestos los demás invitados, y mpezó el banquete. El menú, servido por la casa de Lhardy, es 1 siguiente: Consommé Venitienne. Timballes a la Napolitaine. Saumon garni, sauce genoise. Petits filets a la présidence. Cailles a la dominicaine. Bastions de foie- gras a la strassbourgeoíse. Dindonneaux rótis au crésson. Faisans de Fontainebleau en galantine. Fonds d artichaux á la maítre d Hotel. Mousses au Kirsch. Glace Menier Dessert. Vins. Jerez, Amontillado fino, González Byass. Bordeaux blanc, Chateau Latour Blanche. Tinto español. Marqués del Riscal. Bordeaux rouge, Chateau Palmer, Bour ogne romané. Champagne Cordón rouge Munn et Cié. Oporto. Café, liqueurs, cigares. La orquesta de la Sociedad de Conciertos, instalada en la tribuna pública del salón de sesiones, convertido para la fiesta en regio salón de descanso, interpreta el siguiente programa: Primera parte. Preludio de Guzmáh el Bueno, ue Bretón; Meditación y Serenata de la Fantasía Morisca, de Chapí; Polonesa de Concierto, de Jiménez. Segunda parte. Mignon, cvertura, de Thomas; Bacanal de Sansón y Dahla, de Saint Saens. Tercera parte. Preludio de Luis Jllfonso, de Jiménez; En la filhambra, serenata, de Bretón, y Sardana de Garín, del mismo autor. Terminó brindando por Mad. Loubet y por Francia. La orquesta interpretó La Marsellesa, que los comensales oyeron de pie. A continuación brindó el maire de París, M Brousse, quien en breves frases significó su profundo agradecimiento por las muestras de cariño que ha recibido M Loubet, y que Francia agradece desde el fondo de su alma. El presidente del Consejo de ministros, señor Montero Ríos, brindó diciendo que este vínculo de la fraternidad de dos pueblos amigos que tienen unidad de origen y que siempre tuvieron sus destinos engranados, no se romperá, sino que, por el contrario, cada día. se afianzará más, y más estrechas y cordiales serán las relaciones de ambos pueblos. Brindó por M r Loubet y por Francia. El presidente de la República, con voz clarísima y reposada, empezó dando las gracias x r el recibimiento que España le ha hecho y ue jamás podrá olvidar. Añadió que el joven Monarca que víge los iestinos de su Patria, supo conquistar á París apenas llegó. Declaro- -dijo- -que á la República francei sa, personificada en mí persona, se le ha heeho el recibimiento más grande que yo he conocido. (Una salva de aplausos sonó en el comedor. La fecha de hoy, como ha dicho muy bien el alcalde de Madrid, será el símbolo de la época moderna y quedará grabada en la historia de la humanidad. Es la aproximación de los pueblos en provecho de la paz universal. Brindo por España, por el Rey, por el Gobierno y por el Ayuntamiento de Madrid. Otra nueva y formidable salva de aplausos resonó, oyéndose ¡vivas! á Francia y á M r Loubet, mientras la orquesta tocaba la Marcha Real española, primero, y la Marsellesa, después. A las dos y media dio fin el banquete, abandonando M r Loubet el Ayuntamiento con el mismo ceremonia que á la llegada. 25.000 FRANCOS EXTRAVIADOS LA CORRIDA DE TOROS Se suspendió á la hora de empezar. No obstante estar lloviendo toda la mañana, se anunció que la corrida no se suspendería. A las dos y media la gente que había en Jas calles de Alcalá y de Sevilla adoptó una actiílwf de protesta. Los coches que llevaban al público á los toros fueron detenidospor los grupos, im- pidiendo que continuasen hacia la Plaza. Algunos picadores fueron también detenidos en su camino. Entretanto, la Plaza se iba llenando de gente. La lluvia era cada vez más torrencial. A Jas tres y tres minutos la autoridad y ía empresa decidieron suspender la fiesta. El público protestó, pero pudo más Ja fuerza persuasiva del agua. Parece que la corrida quedará aplazada pava mañana, pues M r Loubet ha manifestado grandes deseos de ver la fiesta. En este caso se suspenderá Ja cacería en ía Casa de Campo. El público, a) regresar de la Plaza, se díifigió á la calle de Arlaban, con objeto de eníerarse de las condiciones en que se había s spsndido la corrida. En el despacho de billetes se había coJoeado el siguiente cartel: La corrida para hoy anunciada se suspende por el temporal, y de acuerdo con la autoridad, se celebrará el jueves próximo con tí mismo cartel. Entre la concurrencia produjo generaí sotpresa que no se consignase nada referente a! a devolución de los billetes, pues son muchas las personas que deben saür de Madrid antes tfel jueves. Una numerosa comisión de poseedores cíe billetes para la corrida que debía haberse celebrado ayer tarde, acudió al Juzgado de guardia y á la delegación del distrito del Congreso con objeto de presentar una denuncia contra la empresa de la PJaza, que se negaba a devolver el importe de sus localidades. Ni en una parte ni en otra fueron atendidos, los comisionados y éstos acudieron aJ Gobierno civil, en cuyo Centro el gobernador, señor Ruiz Jiménez, dispuso inmediatamente que se fijara un aviso en los carteles ofreciendo devolver el importe de las localidades, cuando los poseedores de éstas no estén conformes con Ja prórroga que ha impuesto la lluvia. LOS BRINDIS Monsíeur le Président: Comme Maire de a ville de Madrid, je vous présente su nom du peuple et de la Municipalité nos plus. -respectueux hommages et nous tous vous offrons le plus cordial et le plus sincere aceucil. Nons saluons avec sympathie et enthousiasme la Ville de París qui a toujours eté le phare brillant de toutes les idees modernes et luí réservons le meilleur souvenir. Ne pouvantjamais oublier l éclatant accueil qu elle a reservé á notre Souverain. Le peuple de Madrid, M r le Président, ne saurait perdre le souvenir de votre chevalleresque conduite á cote du Roi. Notre peuple est en communion de sentiments avec le peuple francais comme peuvent correspondre entre eux deux peuples imbus de sentiments généreux, dans un commun élan d amour etde sympathie. La Municipalité de Madrid espere que votre visite dans la capítale espagnole resserrera encoré plus les cordiales relations existentes entre la France et I Espagne. Cuando empezaba el banquete circuló en los salones del Ayuntamiento el rumor de haberse extraviado el pliego conteniendo los 25.OOO francos que M r Loubet había entregado al alcalde con destino á los pobres de Madrid. En efecto; el pliego en cuestión no se encontraba por ninguna parte, pero al ocupar su puesto el presidente del Consejo, Sr. Montero Ríos, se encontró al lado del menú del almuerzo, el mencionado pliego. Lo sucedido fue que el alcalde, Sr. Vincenti, á consecuencia de las precipitaciones naturales del caso, dejó el mencionado pliego, por equivocación, en el puesto del Sr. Montero Ríos, en vez de dejarlo en el suyo. VISITA A LOS MUSEOS A las cinco menos cuarto salieron de Palacio el Presidente y S. M el Rey, en lando cerrado, seguidos de otros siete coches con la comitiva y el escuadrón de escolta Reai. Se dirigieron por las calles áz Bailen, Mayor, Puerta del Sol y Carrera de San Jevónímo a! Museo del Prado, en donde fueron recibidos por el director Sr. Villegas. Recorrían Jos salones admirando las hermosas obras de arte que allí existen, y para las cuales tuvo elogios entusiásticos M r Loubet. Desde allí fueron por el Paseo de) Prado y Recoletos al Palacio de Museos y Biblioteca, que también visitaron detenidamente. Luego dieron un paseo por la Castellana, y regresaron á Palacio oor la calle de Genova y los Bulevares. Antes de entrar en el Alcázar visitaron h i Real Armería y las Caballerizas, i M r Loubet, que vestía de levita, cambiara EL OBSEQUIO A LOUBET En el centro del salón de recepciones estaba colocada, en una hermosa columna de mármol de Granada, la estatua ecuestre, en bronce, de D Alfonso, vestido de capitán general con uniforme de campaña. Dicha estatua es el regalo que el Ayuntamiento de Madrid dedica á M r Loubet como recuerdo de su visita á la Casa de la Villa. En el frente de la columna que sostiene dicha estatua, aparece la siguiente inscripción: Á EM 1 LE LOUBET PRESIDENT DE LA REPUBLIQUE FRANCA 1 SE LA MUNICIPALITÉ DE MADRJD 2 3 OCTUBRE I o 5