Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MARTES 24 DE OCTUBRE DE ioo5. PAG. u íes ciudades francesas, ías de Burdeos, Mavselia, Versalles, Toulouse, Calais, Cette, etc. Al mediar el almuerzo llegó, procedente de Barcelona, M r Mascuraud, senador por París y presidente de! gran Comité republicano de la Industria y del Comercio, poderosa institución en cuyo nombre M r Mascaraud ha manifestado el deseo de asociarse resueltamente al homenaje con que se ha de glorificar la memoria de Emilio Castelar. La presencia de M r Mascaraud fue recibida con una salva de aplausos. El Sr. Canalejas, cuando llegó la hora de los brindis, saludó á los comensales en un precioso discurso en francés; dirigió frases de cariñosa bienvenida á los representantes de la Industria y del Comercio de Francia, reservándose para otra ocasión el tratar de otros asuntos y limitándose por hoy á saludar al honorable Presidente Loubet y á S. M el Rey Alfonso X l l! Don Constantino Rodríguez sajuüo elocuentemente á los comerciantes franceses, advirtiéndoles que aquí, lo mismo que hicieron con nosotros en París, todo invitado era dueño absoluto de cuanto el Círculo y el Comercio en general pueden disponer. Reservóse para otra circunstancia tratar de otros puntos, y terminó agradeciendo la presencia de tantos eminentes representantes y de tantas hermosas y elegantes aamas que con su presencia adornaban, mejor que flores, aquella masa. Mr. Lourties contestó en una brillante improvisación agradeciendo todo lo hecho y por hacer en nombre de los representantes franceses y bebiendo por la unión eterna de españoles y franceses. En nombre délas Cámaras españolas brindó en francés D Sebastián Maltrana. Advirtió que si bien se notaba la ausencia de los representantes catalanes, había aceptado de ellos la misión de invitar á los representantes del comercio y de la industria franceses, en nombre de Barcelona para después de las fiestas de Madrid. Terminaron los brindis con uno de M r Lesieur al Rey, á su augusta madre y á la unión sincera y práctica de ambas naciones. A las tres menos cuarto encaminábanse cuantos habían asistido al banquete hacia la tribuna construida para ellos en la calle de Alcalá. guirá el camino siguiente: Puerta deí Ángel carretera de Extremadura, al Campamento, v regresará por el mismo camino á Palacio. A las doce y media, el banquete en el Ayuntamiento, al que asistirá M r Loubet, marchando desde Palacio por las calles de Bailen y Mayor, regresando á Palacio por ¡as mismas calles. El acto se verificará en el patio central de la Casa de la Villa, decorado ad hoc muy artística y suntuosamente. A las cinco de la tarde función en eí teatro de Apolo, adonde M r Loubet irá después de pasear por el Parque de Madrid, saliendo por la puerta de coches á la calle de Velázquez, Lista, Castellana, Hipódromo, regresando por Recoletos y Alcalá. Desde allí marchará á Palacio por la calle de Alcalá, Puerta del Sol, Arenal, Carlos 311 y plaza de Oriente. A las siete y media, comida en la embajada francesa, marchando M r Loubet desde Palacio por las calles de Bailen, Mayor, Alcalá, paseo de Recoletos y Olózaga, regresando por ías de Olózaga, paseo de Recoletos, paseo del Prado, Carrera de San Jerónimo, plaza de las Cortes, calle del Prado, al teatro Español, donde, á las ocho y media de la noche, se verificará la función de gala, poniéndose en escena vergonzoso en palacio, y el diálogo en prosa El flechazo. FESTEJOS PARA HOY En primera plana publicamos en extracto el programa de actos y de fiestas para hoy. Creemos, sin embargo, oportuno ampliar los detalles para conocimiento de nuestros lectores. Para ir M r Loubet en coche y acompañado del Rey al Campamento de Carabanchel, se- MONS 1 EUR LOUBET EN MADRID Detrás de estos coches iban también fuerzas de Ja Guardia civil y Carabineros. LA LLEGADA A LA LONJA ElEscorial, 23, 2 t. -Al llegar á la Lonja un Til Escorial, 23, 1 f. A las doce y siete minutos entró en la estación el tren que conduce público numeroso, entre el que se veían bastantes extranjeros, vitoreó y aclamó al Presi M r Loubet. dente. Una compañía de carabineros con bandera y Formóse la fuerza, que esperaba á la entramúsica hace los honores al Presidente. Oyese da del patio de Reyes, y M r Loubet y su la Marsellesa, y la gente que esperaba en las inmediaciones de la estación prorrumpe en ¡vi- brillante séquito penetraron, acompañados del Padre Cámara, rector de los Agustinos, y vas! y aplausos. del Padre Toux, que es de nacionalidad franProcédese á la presentación de las autoridacesa. des, y el duque de Sotomayor va indicando al M r Loubet se dirigió en primer término Pi- esidente los nombres del gobernador intea! panteón de Reyes, donde depositó ante la rino de Madrid, alcalde de El Escorial y jetumba de Alfonso Xll una corona de laurel, fes militares. de plata, con el escudo de España en el centro. A seguida, á los acordes de la Marcha Real, Del panteón de los reyes pasó al pudr dero, el Presidente y su séquito entran en una sala de espera entre filas de Carabineros, y se diri- donde se hallan los restos de la Princesa de Asturias, y por su propia mano puso el Presigen á los coches de Palacio, que aguardaban en dente una corona de cristal y hojas de plata en Ja puerta de la estación. el nicho de la malograda Princesa. Este momento es indescriptible, porque el Recorrió después la comitiva el panteón de pueblo todo de El Escorial, que esperaba en los alrededores de la estación, aclama al Presi- Infantes, el jardín de ¡os frailes, y pasó á la dente y da incesantes vivas! á Francia, á Espa- sacristía, donde M r Loubeí se detuvo unos momentos, admirando el magnífico cuadro de ña, á las dos naciones hermanas y al Rey. lina vez que M r Loubet ha tomado asien- Claudio Coello que existe en el retablo. De la sacristía, pasando p o r el claustro to en su carruaje, la comitiva pénese en marbajo, se dirigió el Presidente á la salas Capitucha por este orden: lares donde existen cuadros tan soberbios como Un escuadrón de caballería del Príncipe. El correo Sr. Moreno, y al lado del primer el del Descendimiento, de Vanderweyden, y oche el caballerizo señor conde de Fuente por último á las habitaciones del rey Felipe 11. En éstas se detuvo M r Loubet algunos Blanca. instantes, y pasó á la sala de Batallas y á las del En el primer carruaje se sentaron el señor Presidente, M r Rouvier, Cambon y duque nuevo palacio, que no pudo admirar detenidamente por estar muy próxima la hora de la de Sotomayor. partida. En el segundo coche M r Combarieu, geTerminada la visita, la comitiva se dirigió neral Duboís, M r Mollard y general Espor el mismo orden á la Estación, donde había pinosa. En el tercer coche M r Moreau, capitán de público numerosísimo que, lo mismo que á la navio Huguet, M r Poulet y general Boado. llegada, aclamó y vitoreó á Francia y monsieur Loubet. En el cuarto coche, teniente coronel Vizconde de Cornulier Luciniere, teniente coronel Reibell, teniente coronel Roulet, comandante EN LA ESTACIÓN D E L NORTE Bouillame de Lacoste, M r Paul Loubet, monsicur Combalat, coronel Milans del Boch, teA las tres menos caarto llega el tren á la Esniente coronel Echagüe. tación. LLEGADA A EL ESCORIAL En el tren presidencial venía desde Ja frontera el director de Obras públicas, Sr. Requejo, el Sr. Box Ibarra y el exministro Sr. Rodríguez San Pedro. El Presidente vestía de frac, llevando sobre su pecho la banda de la Legión de Honor. La línea ha estado cubierta con parejas de la Guardia civil, y en los túneles se han practicado detenidos y minuciosos reconocimientos por la policía y la benemérita D E PALACIO A LA ESTACIÓN A las dos y veinte salió el Rey de Palacio para dirigirse á la estación de Atocha. La comitiva desfiló por el siguiente orden: Xln coche conduciendo a! alcalde, Sr. Vincenti, y al teniente alcalde señor duque de Arévalo. Seguían otros conduciendo al general Pacheco, comandante general de Alabarderos, duque de Sotomayov, marqués de la Mina y dos generales del Cuarto militar. Cuatro batidores de la Escolta Real. E! caballerizo mayor y la carroza á la grand A Jlumonl conduciendo á S. M el Rey, de uniforme de capitán general y el Príncipe de Bavíera, de capitán de Húsares de Pavía. Rodeaban el coche el Príncipe viudo de Asturias, de uniforme y á caballo, el capitán general de Madrid, Sr. Macías; el gobernador militar, Sr. Echagüe; el jefe de la Escolta, señor Marqués de Sotomavor v los ayudantes de ¡os generales. Cerraba marcha la Escolta Real con el uní forme y Ja coraza de gala. Las tropas presentaron armas, las bandas batieron marcha y la comitiva desfiló al paso de los caballos, siendo saludado el Rey por la multitud que llenaba los andenes de ¡as calles y los paseos. A las tres menos cuarto llegaban el Rey y su séquito á la estación de Atocha. F N LA ESTACIÓN D E ATOCHA S. M el Rey había llegado á las tres menos diez, acompañado de los infantes D Carlos y D. Fernando. D Alfonso saludó al general Debtiíisse y á sus ayudantes, que se hallaban LLEGADA A MADRI D