Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A. B C. MARTES 24 DE OCTUBRE DE 1905. PAG. 10 cular de M r Loubet, es también un funcioralato, retirándose de aquí a un par de años nario público distinguido, que pertenece al por alcanzar el límite de la edad fijado por la ley, no ¡o creería, pensaría razonablemente que Consejo de Estado, del cual es oficial, estando condecorado con la cruz de caballero de la Sabido es que invitados por el Rey se en- el Estado español es suicida, al no empujar el Legión de Honor. cuentran en Madrid el general Debatisse con avance de los hombres superiores y permitir El séquito militar del Presidente lo forman, el coronel del 2. de coraceros M r Lamy y tal vez el de otros que reúnan condiciones meademás del ya citado general Dubois, el eapidos capitanes del mismo regimiento, mesieurs nos sobresalientes. Snelder y Garnier. Estos dos últimos oficiales Por esta consideración, tamaño estado ae tán de navio M r Huget, marino distinguido é ilustrado; el coronel Reibell, cuyo brillante acompañaban á nuestro Monarca en su escolta cosas debe corregirse con energía, previsión y uniforme del regimiento de Tiradores argelila noche de! atentado en París, y el primero justicia. nos llamará mucho la atención en Madrid por fue puesto á sus órdenes por el presidente de En esta carrera ae M r Debatisse se aa tamla República durante la estancia de S. M en bién el fenómeno constante en el generalato su elegancia; el teniente coronel Roullet, que formó parte de la expedición á Madagascar, y la capital de Francia. Y nuestro Soberano, co- francés; cuando se prueba en los empleos inferrespondiendo á la atención del Presidente riores capacidad, brío, entusiasmo y cono- el comandante Lacoste, persona de la intimiLoubet, ha tenido la fineza de invitar al gene- cimientos profesionales, al llegar á coronel se dad de M r Loubet, paisano suyo, y cuya faral Debatisse y al jefe y capitanes de los bra- franquea rápidamente el camino de las altas milia es muy amiga de la del Presidente. vos coraceros que le escoltaron. jerarquías, en bien del ejército y de la nación. El coronel Reibell es ya conocido en MaEs M r Jean Debatisse uno de los repre- Desde su ingreso en la Escuela al empleo de drid por haber formado parte de la misión sentantes más distinguidos del moderno gene- t ¡ente coronel, ha tardado M r Debatisse francesa cuando la jura de D Alfonso X 1 U. A las órdenes de M r Rouvier, presidente ralato francés, según puede verse por la si- veinticinco años; de este empleo al de divisionario, trece años. del Consejo del ministros, vienen M r Mouguiente biografía: reau, empleado de Hacienda, antiguo inspecEl último teniente general ascendido, cateNació en Octubre de 1845, ingresando en la Escuela politécnica á los diecinueve años, ó goría similar á la más alta de los franceses, es tor general, que es persona muy entendida en sea en 1864, saliendo á teniente de artillería D. Julián González Parrado, quien tardó de esas materias y de gran prestigio. Se le concadete á teniente coronel dieciocho años, gra- sidera como el principal colaborador de Rouen 1868. Con el primer cuerpo de ejército, Mac- cias á las campañas de África, de Santo Do- vier en las cuestiones económicas. Cuando M r Rouvier dejó de ser ministro Mahon entró en la campaña fatal, peleando mingo, la primera de Cuba y la guerra carlista, de Hacienda para pasar á la Presidencia del bravamente en Reichshoffen, formando des- en cada una de las cuales obtuvo un ascenso Consejo y al Ministerio de Negocios Extranpués parte del ejército de Chalons, escapando por mérito de guerra. Pero desde el empleo de teniente corone, ai jeros, se lo llevó á su lado. milagrosamente con las piezas que mandaba, de teniente general, ha tardado treinta años, no También viene á las órdenes de M r Roudel desastre de Sedán. Ascendido á capitán, por elección, en Sep- obstante haber alcanzado el entorchado de oro vier M r Eduard Combalat, su secretario particular, que es también un funcionario de Hatiembre de i 870, con una batería del 1 2 regi- por la camparía de Mindanao. De suerte que cuando el Estado deoe apro- cienda, y, en la actualidad, consejero de la miento de campaña, asistió á los combates de Cour des comples. Brou, de Loigny, de Jonnes, y, finalmente, á vechar la sazón profesional y la energía de un la batalla del Mans, en la que Chanzy y sus soldado en los altos puestos, los deja langui 90.000 movilizados, llenos de ardor y de en- decer, haciéndoles llegar, viejos ya, á las po- LOS COMERCIANTES tusiasmo, pelearon sin éxito contra los 70.000 siciones en que más frescura y mayor brío neFRANCESES alemanes del príncipe Federico Carlos. Deba- cesitan las inteligencias y los caracteres, singutisse, como la mayoría de los oficiales, no pu- larmente en países tan desencuadernados como A, 1 mismo tiempo que los festejos oficiales, dieron impedir el pánico que se apoderó de el nuestro, donde es mayor el esfuerzo que se se verificarán en Madrid durante la esaquellos buenos patriotas, que carecían de la necesita emplear para que se alinien las rebel- tancia de M r Loubet, fiestas privadas de disciplina y de la instrucción de los verdaderos días y reduzcan los egoísmos y las tristezas. carácter oficioso, que pueden influir tanto ó soldados. Y gracias á que los alemanes no se Así nos va en todo, sin que se vea para conmás que las otras, en las futuras relaciones enapercibieron de las condiciones en que sus ad- suelo, propósitos de alterar esta quietud tan tre las dos naciones amigas. Nos referimos á versarios realizaban la retirada. cercana ya del abatimiento que seca y mata. cuantas fiestas ha organizado el Comité ComerHasta 1882 no ascendió á comandante, pacial é Industrial de fiestas Hispano- francesas. sando al 8. regimiento como mayor, y desNuestro comercio estará en continuo contacto ACOMPAÑANTES pués al 25 como jefe de grupo de dos baterías. con representantes de la industria, de la banca Algunos meses después fue designado para DE LOUBET y del alto comercio franceses. De la Unión desempeñar las funciones de jefe de Estado franco- española, creada en París recientemente onsieur Abel Combarieu desempeña el Mayor de la 19 brigada de Artillería. cargo de secretario general civil de la para fomentar las relaciones comerciales entre ambos pueblos, han llegado á Madrid más de Ascendió á teniente coronel en 1889, sir- Presidencia de la República. Aunque ha sido cien socios. viendo en la artillería de la 12. división en prefecto de varios departamentos, nunca ha Toul. Por sus conocimientos técnicos y su ex- tenido ideas políticas, siendo, en realidad, un Reseñamos especialmente estas fiestas cuyas periencia se le designó para segundo jefe de la funcionario administrativo. consecuencias pueden ser grandes para el porEscuela de aplicación de Artillería é IngeniePersona de toda confianza de M r Loubet, venir. ros en 1892, puesto en el que continuó á su le acompaña siempre en todos sus viajes. Ayer á las doce y media de la tarde se celeascenso en 1895, hasta que se puso á la cabeza M r Combarieu es comendador de la Le- bró, en los salones del Círculo de la Unión del 12 regimiento de Artillería de campaña. Mercantil, un banquete en honor de nuestros g ión de Honor. Promovido ai empleo de general de brigada Del general Dubois hablamos en nuestro nú- huéspedes. La mesa, de i 5o cubiertos, estaba en 1898, se le puso al frente de la 78 brigada mero de ayer. preciosamente adornada. Presidía el señor don de Infantería en Toul, hasta que en 26 de M r Mollard, que acompaña también al José Canalejas, que tenía á su derecha al senaMayo de 1900 se le nombró director de la Presidente de la República en su viaje á Mador M r Lourties, presidente de la Unión Escuela politécnica. franco- española de París; á D. Constantino drid, es persona muy conocida en el mundo Rodríguez, presidente del Círculo Mercantil; En 24 de Marzo de 1902 recibió las tres diplomático. á M r Parages, presidente de Is Cámara de estrellas de divisionario, continuando en la diEjerce en el Ministerio de Negocios ExComercio francesa de Madrid, y á M r Durección de la Escuela, hasta que pasó á man- tranjeros el cargo importantísimo de jefe del dar la 5. a división de infantería de Rouen. Protocolo, y sus conocimientos en tales asun- brujeaud, vicepresidente de la de París. A su izquierda sentábanse M r Lesieur, presidente Después fue designado para el comité técnico tos le han granjeado reputación universal al de la Cámara de Comercio de París; D Sede tropas coloniales. organizar en París todas las fiestas en honor bastián Maltrana, presidente de la Cámara de Por decreto de 3 de Octubre de 1904, el de los Monarcas que han visitado la hermosa Comercio de Madrid; M r Muzet, vicepresigeneral Debatisse pasó á mandar el segundo capital. cuerpo de Ejército en Rouen. M r Mollard, que tiene la categoría de mi- dente del comité de fiestas franco- españolas de París. Otros puestos de la mesa presidencial La carrera de este general, perteneciente á nistro plenipotenciario, es hombre inteligente, estaban ocupados por M r Derode, expresiuno de los llamados en Francia Cuerpos sabios, fino y simpático, que se granjea bien pronto dente de la Cámara de Comercio de París; sume en reflexiones no muy satisfactorias, al la estimación de los que le tratan. notar lo que por acá ocurre, por prejuicios y Sucedió en su puesto, que desempeña hace Sres. Calzado y Delatte, vicepresidente y seegoísmos, á los Cuerpos insulares. Si á un ex- años, á M r Crozier, al ser éste nombrado cretario general, respectivamente, de la Unión tranjero, conocedor de las altas cualidades y ministro en Dinamarca, y es oficial de la Le- franco- española; Gabriel Fermé, Jules Bloch, Stetten, Delcous, miembros del comité de la de los merecimientos de! coronel Marvá, por gión de Honor. Unión; así como también el presidente de la ejemplo, pero ignorante de nuestro sistema de El padre de M r Mollard, que perteneció á Cámara francesa de Barcelona, M r Ges. Adeascensos y de nuestras costumbres en ta! mate- la carrera diplomática, fue también jefe d? Jl más pudimos contar hasta quince presidentes ria, se le dijera que el ilustre director del La- Protocolo en el palacio del Quai d Orsay. ratorio de Ingenieros no ascenderá al geneM r Henry Poulet, que es secretario parfi- de Cámaras de Comercio de otras tantas gran- EL SÉQUITO DE LOUBET. EL GENERAL DEBATÍSSE.