Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. LUNES 23 DE OCTUBRE DE i 9 o5. PAG. nídades que se preparan con motivo de la visita á españa del señor presidente de la República vecina, ha acordado también celebrar dicho acontecimiento con obras filantrópicas, destinando á ellas los donativos de i Soo pesetas á la Sociedad francesa de Beneficencia, i- 5oo pesetas al Hospital Francés, i 000 pesetas á las Conferencias de hombres de San Vicente de Paúl y otras 1.000 pesetas á las de señoras de la misma Asociación. l Ayuntamiento de Barcelona. A las once y media de ayer mañana llegó de Barcelona la comisión de concejales que en nombre de dicha municipalidad asistirá á los festejos en honor de Loubet. Dicha comisión, compuesta dei alcalde- presidente y seis concejales, fue i- ecibida en la festación por el Sr. Vincenti y gran número de ediles madrileños, y quedó alojada en el hotel de Roma. aragoza á Loubet. El alcalde de Zaragoza ha enviado al gobernador civil de Guipúzcoa, barón de la Torre, para que lo entregue á Loubet al llegar éste á la frontera, el siguiente mensaje: Ruego encarecidamente á V. E se sirva hacer entrega al presidente de la República francesa del siguiente mensaje, acordado por el Ayuntamiento de mi presidencia: Excmo. Sr. Tengo el honor de significar á V. E. al pisar tierra española, el testimonio de la más alta estimación que el Ayuntamiento y ciudad de Zaragoza sienten hacia la gran nación francesa, que tan dignamente representáis. Sed bien venido, y tened en cuenta que Zaragoza considerará como un gran honor que seáis su huésped y recibáis personalmente las manifestaciones de simpatía que la ciudad desea tributaros. Este Ayuntamiento, al reflejar la opinión de Zaragoza, no puede menos que expresaros su esperanza de que la apertura del túnel internacional de Canfranc contribuya á estrechar más los vínculos de los dos pueblos hermanos. -El alcalde, Félix Cerrada. 1 os republicanos. Los republicanos de esta corte, á ruego del gobernador, han desistido de una manera definitiva de la manifestación que tenían proyectada para hoy. j 1 luto del gobernador civil, El Sr. Ruiz Jiménez, que con motivo de! a recientísima pérdida de su hijo está recibiendo infinitas pruebas de cariño, ayer manifestó que, cumpliendo con su deber, asistirá, durante la estancia del Presidente, á todos aquellos actos oficiales que no revistan carácter de fiesta. prohibición. Con objeto de dejar expedita la Casa de Campo para las cacerías que en ella han de verificarse, y de evitar cualquier desgraciado accidente, se ha prohibido la entrada en dicha posesión desde el lunes al viernes de la próxima semana, ambos inclusive. ü egalo á Loubet, Los obreros de la fábrica de Espuñes han dedicado una artística placa á M r Loubet. Aparece el retrato del presidente de la República francesa rodeado de ovalada cartela oro, que sostiene una quimera repujada, estilo Renacimiento. Completa la obra una inscripción conmemorativa de la visita del Presidente á Madrid. V uías para estos días. La guía oficial que con el título de Souvenir de Madrid y autorizada por el Ayuntamiento se ha puesto á la venta, es por todos conceptos digna de elogio. Contiene todos los informes necesarios para estos días muy bien compendiados y, en suma, es una de las buenas y prácticas cosas que se han hecho con ocasión de la visita de M r Loubet. También la reputada fábrica de licores titulada A B C ha publicado una guía muy bien hecha y digna de figurar en manos de todo vecino de Aladrid. A E! Escorial. En el sudexpreso de anoche marcharon á El Escorial, para recibir á M r Loubet, el secretario del Gobierno civil, Sr. Dieffebruno, que lleva la representación del gobernador civil, abatido por tremenda desgracia, y el capitán de Seguridad Sr. Echenique, los cuales regresarán á Madi- id en el mismo tren que el Presidente. I a municipalidad de París. Hoy, á las once, llegarán á Madrid el alcalde de París, M r Paul Broussc; el síndico, M r Bellan, y los consejeros Mres. Roussel, Enrot, Heppenheimer, Chautard, Lefevre, Rousselle, Grebauval, Cherioux, Navarre y Moreau. iajeros de Barcelona. Barcelona, 2 2 8 A la una de la tarde ha salido con dirección á Madrid un tren especial, lleno completamente de pasajeros, que asistirán á las fiestas que se celebren en la corte durante la estancia de Madrid, Benet. 1 os concejales. París. 22, 12 m. El presidente Brusse, el síndico Bellan y los demás concejales del Ayuntamiento de París, acaban de salir para Madrid en el sudexpreso. Qalida de París. París, 22, 1 i m. A las diez y media de la mañana salió de la estación del Quai d Orsay el tren presidencial, conduciendo al presidente Loubet, al del Consejo de ministros, monsieur Rouvier y el personal restante de la comitiva. La estación estaba adornada con flores y banderas y los andenes alfombrados. El batallón de la Guardia republicana formaba una doble fila, desde la puerta hasta la escalera que baja al andén. Delante de! tren hacía los honores una compañía con bandera y música. Desde las nueve y cuarto el servicio de orden estaba dirigido por Mr. Laurent Tonny. Frente á la estación había centenares de curiosos. Poco después comenzaron á llegar los personajes políticos, á quienes recibía M r M o Uard en la sala de espera lujosamente adornada. Rouvier, con el jefe de su gabinete, ¡legó momentos antes que el presidente Loubet. En la citada sala estaba el encargado de Negocios de la Embajada española y todo el personal. En pocos momentos fueron llegando los ministros, el canciller de la Legión de Honor, el gobernador militar de París, los presidentes de la Cámara y del Senado, el prefecto del Sena, Mr. Selves; el de Policía, M r Lepine; el secretario general de la Prefectura, etc. En un Jando abierto, sin escolta y precedido solamente de unos guardias ciclistas, ¡legó Loubet, acompañado de su hijo Pablo, del general Dubois y de M r Combarieu. En ¡otros coches cerrados seguían los demás personajes de la comitiva y el Cuarto militar. Numerosos españoles, mezclados en los grupos de curiosos, daban ¡vivas! á Francia y á Loubet. A la portezuela de! coche espera al Presidente M r Mollard, y en la entrada de la estación el Sr. Riaño, el personal de la Embajada española y las demás personalidades citadas. Loubet viste gabán negro y sombrero hongo. Rouvier lo mismo. Los militares, uniforme de diario. El Presidente se muestra jovial y saluda á cuantas personas halla al paso. La guardia presenta armas y bate marcha. El corteio penetra en Ja estación y se detiene pocos momentos en la sala de espera. Baja én seguida al andén, donde Loubet y Rouvier se despiden con apretones de manos de todo el mundo. La despedida que se hace á M r Loutíe c es cariñosísima. -Estoy encantado de ir á ver fe hermosa España- -le dice el Presidente á Riañe- -y á devolver la visita al Rey D. Alfonso XII! También habló con el agregado militar señor Echagüe, que desde este momento queda á su servicio. Loubet le pregunta si tiene noticias del tiempo que hace en España y algunos detalles sobre los sitios donde se verificarán las cacerías que prepara el Rey en su obsequie Cuando Loubet subió al vagón ya estaban en él Rouvier y demás personajes del séquito. Todos se descubrieron al entrar el Presidente. La guardia de honor presenta las armas. Loubet, de pie, saluda con el sombrero. Los militares saludan militarmente. 1 A las diez y cinco arranca el tren. I a colonia española. París, 2i, i t. Muchos individuos de la colonia española bajaron á la estación con objeto de despedir al Presidente; todos aclamaron calurosamente á M r Loubet. El cónsul de España subió al vagón presidencial y conversó con M r Loubet durante algunos minutos. TJurdeos, 22, 1 1 n. El tren que conduce á M r Loubet ha llegado á las cinco y cuarenta. Las autoridades y un numeroso público ocupaban los andenes. El Presidente ha sido aclamado, prorrumpiendo ¡a multitud en ¡vivas! á M r Laubet y á la República. TTJayona, 2 3, 1 m. El tren presidencia! ha pasado por esta estación á las ocho y treinta. M r Loubet saludó á la multitud que llenaba el andén, siendo aclamado. C r la frontera. Irún, 22, 3 i. Han llegado, procedentes de San Sebastián, las fuerzas del regimiento de Sicilia y el batallón mixto de ingenieros que tributarán los honores á Mr. Loubet. También han venido el general Zzppino, el Sr. Rodríguez San Pedro, el gobernador de la provincia, un ayudante del Rey, el presidente de la Diputación y el jefe de Migueletes. La consigna de que nadie permanezca en el andén se observa con todo rigor. El gobernador ha prohibido que salga la música hasta Irún para evitar la aglomeración de gente en los alrededores de la estación. El transbordo de equipajes de! tren francés al tren español se hará rápidamente, para io cual se tiene dispuesto el personal necesario. Se ha dado la orden de que sean cerradas la fonda y la cantina de la estación para cuando llegue el tren presidencial. El ayudante de S. M ha inspecelenaao ei convoy que ha de llevar á Mr. Loubet, quedando satisfecho de su disposición. En los andenes no se ve á nadie más que ai elemento oficial y á los periodistas franceses y españoles. A las puertas de la estación se aglomera multitud de gente. -Corresponsal. X rún, 23, 1 2 ra. A la hora fijada, nueve y cua renta de la noche, ha salido sin incidente el tren que conduce al presidente de la RepéWica, M r Loubet. I C n San Sebastián. San Sebastián, 23, 2 m. A las diez y cuatro minutos llegó el tren que conduce á monsieur Loubet y á su acompañamiento. La estación presentaba brillantísimo aspecí estaba adornada artísticamente é iluminada con profusión. Dos grandes letreros de luces déctricas E Z