Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C LUNES 23 DE OCTUBRE DE ioo5. PAG. 5 cientos para satisfacer el apetito del mas resulta una faena sosa, pesada y aburrida. Blanexige e. Pero, desgraciadamente, mu- quito ayuda, mejor dicho, es él el que torea chos vates se preocupan poco de la conci- á Tortolito, y cuando le iguala, entra el nuevo sión, y sin haber sido provocados por na- Reverte con un pinchazo malo. Bien, Reverte! Treinta y cinco toneladas die, escriben dos ó tres mil versos para teleferar los encantos de la mujer amada de pánico has derrochado, y, la verdad, no esperaba yo verte tan valiente. que ks niega sus favores, la puesta del sol Sigue el neófito toreando con una jindama ó fes méritos personales del personaje de que ya, ya, y larga otro pinchazo de tríalegro quien esperan favor. Y en cada verso, en verte güeno. Por u t; mo, pincha en! o alto, descada estrofa, el poeta compara su corazón, cordando al toro. ya coa ona catedral, ya con un vaso roto, Grandes muestras áz entusiasmo ñor ver ya soíi un armario de luna, con un tran- muerto al toro. ¡Recontra, si estábamos ya de vía ó, eon una ñor de lis, según los T everhto hasta salva sea la parte! Segundo. De Moreno, berrendo en necasos Nada presenta aspectos tan inesperados como el corazón de los poetas. gro, de nombre f amonero y de menos representación que el anterior. íicredia escribió los más hermosos Lagartijo da dos lances superiores. El bicho versos franceses: muchos de sus sonetos salta la barrera y hasta pretende saltar al tenson, en su concisión, poemas verdadera- dido, dando un susto mayúsculo á los de la bamente emocionantes; en ellos no hay más rrera del Í O Los hermanos Melones clavan cuatro veces, que bronce bajo un manto de púrpura. Heredia fue, ante todo, en estos tiem- en las que el animal pone de manifiesto su manpos de política literaria y de literatura sedumbre. J ecalcao y Cerrajilías cumplen pronsegundo tercio, y Rafaelito poStícHj un simple hombre de letras, un to y bien en el en el brazo izquierdo una M o lina, luciendo gasa escritor y un buen padre de familia; no negra por la muerte del pobre Mont iívo, brintuvo envidias y fue respetado y amado. da y se dirige á su enemigo, que está hecho Casé á sus hijas con ilustres escritores. un indecente buey. Torea decidido, y al enEn s casa sólo se hablaba de literatura. trar á matar se le arranca el toro, librándose y Desprovisto de todas proocupaciones, eon un pase de pecho. Luego da un pinchazo, vivía verdaderamente en el Parnaso; por saltando el estoque y en el que el zspada se echó fuera. eso sos obras serán perdurables... Repite con un metisaca, volviendo el rostro. Heredia poseyó grandes riquezas en Más trapo y una corta caída y atravesada. Cuba? Ja guerra le dejó arruinado. El Otra entera lo mismo, marchándose de la suerGobierno francés le nombró administrador te. ¡Vaya usted á la gloria, hombrel de fe Biblioteca del Arsenal, y un gran Un bajonazo y ¡qué poca aprensión torera! ¡diario parisién le señaló un sueldo de (Pita monstruosa. ministro para no hacer nada en él; pero ¡Señores, si estaremos divertidos, que hasta su glorioso nombre era una etiqueta lite- el cuartiUero de Dulzuras se queda dormido! Tercero. Garagaio, negro y más chico que varía. Eso bastaba. Estoy aquí- -decía melancólicamen- los dos que van lidiados. Machaco torea de capa mejor costumbre. Zurito y te el autor de los Tropbées- -sólo para re- Pino mucho cuatro que depor tres caídas y dos ponen varas, chaaar las novelas que me gustan y acep- famélicos. Machaquito, al dar una larga, es tar aquellas que me dan horror... achuchado, rompiéndole el toro el calzón cerY el poeta de las ánforas, de líneas ar- ca de la ingle derecha. morfkssas, de los vasos de China ornados Mojino deja dos pares desiguales y uno Chade A- agones y de quimeras, señalaba so- tín á la media vuelta. Machaco torea poco, bre- sa mesa un libro lleno des haricok, para dar un pinchazo saliendo por la cara. COJÍFO él llamaba á las poesías de mérito Más pases y como el que no tiene nada que dudosa. Claro es que los poetas que se hacer se acuesta en el morrillo con un volapié PP W. maeres de hambre no se llaman ni Ed- de ¡Ole, ylos niños valientes! (Ovación. mofiti Rostand ni José María Heredia. Cuarto. Belito, berrendo en negro y recolEseu íos grillos sonoros de la poesía de gido de pitones. De cinco puyazos, dos caídas todas partes. y una víctima consta el primer tercio, y nosotros pensamos que como la corrida regia sea F. MORA tan distraída como ésta, sería mucho mejor no darla para evitar que M r Loubet se aburra y sea un enemigo decidido de las corridas de CORRIDA EXTRAORD 3 NARJ ¿toros. eis loros de Moreno Santa María, uno de Dos pares y dos medios de rehiletes ponen Pérez de la Concha y otro de Halcón, es- entre Moreniio y Barquero y J everle devuelve d por Bombita, Lagartijo, Machaquito cortésmente las armas toricidas á Bombita. El y ifymSeriito, que alterna por primera vez en de Tomares hace una faena que ¡adiós Guerriesta Pfaza, con la novedad del cambio del apo- ta! para un pinchazo saltando el estoque (ovado par 1 segundo apellido. ción) Más pases y echándose fuera, media esfe entrada y la tarde, buenas. tocada delanterilla. ¡Adiós mis ilusiones, gran Pí nser toro. De Pérez de la Concha, gran- Ricardo! Al final resulta una raenita su miaja de, gordo y con buenas defensas. Atiende por de pesada y J (everte se sonríe como diciendo: TW y desde los primeros momentos nos Ya somos tres! Un pinchazo hondo con que es incapaz de meterse con na- todas las agravantes, un aviso, nuevo pinchadie. J 5 a re el Chato y el Chico Je pinchan dos zo malísimo, otro pinchazo, otro y segundo veces, por tres caídas y dos pencos que se mue- aviso. ren tfe íericia. Pincha oor aauí, pincha por allí y el usía 2 fojr fe, el rey de los rehileteros actuales, tan terne. cofeea cte primeras un par de las calientes en ¡Al corral señor presidente, ai corral! todo I afto. (Ovación. En su turno repite ¡Veintidós minutos! ¡Qué malo eres, Ricardo, cott- aem desigual á la media vuelta, porque el como matador! iniíasd SE defiende. Palmas al Sr. Manuel. Palmas de la familia y disculpa de los misB a ¡8 r eede los trastos á Reverte. Este se mos. Gran bronca de los aficionados. eon un toro de senlio, y como el rauQuinto. Zirinuelo, berrendo, listón, moñoso l i é se trae su poco de aprensión, y con lo suyo en la cabezaEl animalucho cumple en el primer tercio, y Ricardo Bomba, coge las banderillas para borrar la mala impresión de su faena anterior. ¡Matando, D. Ricardo, matando! Pone tres buenos pares que le valen una ovación. Torea poco y bien para medía estocada tendida, echándose fuera. Pocos pases y media en lo alto; otra media, tendida, y un descabello. Palmitas, pitítos y voces de ¡qué malito! Sexto. Moruno, berrendo en negro, buen mozo y pa mí que manso. Cinco varas, por llamarlas algo, dos caídas y dos caballos fenecidos deja Moruno en el primer tercio. Chiquitín y Cerrajilías cumplen con los tres pares de ordenanza. Lagartijo es acogido con siseos, que él con ¿vierte en abundantes aplausos toreando cerca y bien, y pasándose sin herir por arrancarse el toro en el momento de ir á entrar á matar. Un buen pinchazo; otro, en que Rafael pierde la valentía de los primeros momentos, y media estocada tirando á asegurar. Nueva faena y un pinchazo alargando el brazo; otro más, y ¡cómo nos divertimos! El toro, á fuerza de la mala faena que con el estoque hace Lagartijo, se pone de cuidado En una arrancada, se estorban matador y peones, y Rafael pasa á la enfermería. Bombita coge los trastos y da fin del pavo orno puede, que, desgraciadamente para él, IO es muy lucidamente. Séptimo. Solitario, berrendo en negro, botinero y bien puesto de cabeza. Hace su aparición cuando empieza á anochecer. Abreviemos, pues va resultando una lata insoportable. Primer tercio. Cuatro puyazos por cero caídas é igual número de caballos. Segundo tercio. Un buen par de Cantará. Final. Machaquito, entre tinieblas, torea poco para un bajonazo. ¡Muy bien hecho! Cuando sale el octavo es completamente de noche. M e dice un mono que el toro es chico, pero con pitones, y que es de Halcón. El presidente manda retirar al toro, después de picado, por ser completamente imposible seguir toreando. ¡Valiente corridita DON SiLVERIO IPVurante la lidia del sexto toro, na ingresado en esta enfermería Lagartijo, con una luxación en la tercera falanje del dedo índice de la mano derecha, lesión que le impide continuar la lidia. -Dr. Bravo POR TELÉGRAFO TOROS Cevilla, 22, 8 n. Los novillos de Andrade, k- buenos. Pazos, superior; los dos Gorditos, mal; Alcalá, valiente. La entrada, buena. -Mir Oarcelona, 22, 8 n. En la Plaza de Las Arenas se ha celebrado una corrida de toros, á la que ha asistido numerosa concurrencia. Se lidiaron cuatro toros de Otada, que cumplieron medianamente. Fueron retirados al corral un toro de Cámara, otro de Otaolaurruchi y otro de Cortinas, sustituyéndolos por otros de las mismas ganaderías, en medio de una gran bronca. Mazzaniimto y Bienvenida no pasaron de medianos en sus respectivas faenas. -Benet aiencia, 22, y t. La corrida de novillos ha sido una verdadera desdicha. Ni los toros ni los toreros han hecho otra cosa que aburrir al público. Este se ha desquitado pasándose la tarde de guasa. El Chiquito de Begoña recibió un puntazo leve en el brazo derecho al matar el cuarto toro. -Corresponsal.