Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A 6 C. LUNES 23 DE OCTUBRE DE i9o S. PAG. 4 de fugarse descolgándose por una ventana. Por el Gobierno civil desfiló medio Madrid, para dar testimonio al Sr. Ruiz Jiménez de la profunda pena que ha causado la muerte de su hijo. Una nueva desgracia se registró ayer en el cerrillo de San Blas. Otra cueva que se hunde, sepultando á un ser desgraciado: esta vez una mujer. Quedan más cuevas, que irán hundiéndose sucesivamente y acabando con la vida de otros infelices. Verdad es que ¡que haya unos cuantos cadáveres más qué le importa á nuestro regocijante Municipio! Y no pasó más. Por la noche continuó la animación callejera, precursora del magno día que hoy se nos prepara con la llegada del simpático Loubet. AEMECE Entabláronse nuevas negociaciones en el mismo sitio que las anteriores y una vez terminadas fueron llevados á tierra los cinco moros y al presentarse éstos aparecieron los dos oficiales, efectuándose el canje; los ingleses entregaron además al Valiente 12 fusiles maüsser y 20 cajas de municiones. El hermano del Valiente fue saludado con entusiasmo por los moros de Anghera, que acudieron en número de cuatrocientos; los oficiales ingleses también fueron recibidos con gran júbilo por sus compañeros. Presenciamos el cambio los representantes de la Prensa y varios particulares. El barco inglés zarpó á las seis con rumbo á Tánger, desembarcando antes en Gibraltar á los intermediarios. -Escauriaza. Cannes, de regreso de Eza, donde Tian pasado unos días en el magnífico castillo que a! H poseen los condes de igual título. La distinguida señora de Vázquez Armero, née María Luisa Ochando, ha dado a luz un precioso niño. Nuestra enhorabuena á los Sves. Vázquez y al ilustre general Ochando y su bella esposa. 1 1 ace días recibió el coronel del Cuerpo de Seguridad una denuncia anónima, en la que le aseguraban que en la calle de Ámame! número 2, vivía un individuo llamado Venancio García Corral, que era coautor del secues jT anger, 22, 9 n. tro de D. José Jiménez, hijo de un acaudalado Ha fondeado en este puerto el Pathfinder labrador de Cártama, secuestro que se perpeque conduce á los dos oficiales ingleses que tró en Alora, pueblo de Málaga, hace unos fueron capturados por los moros. cuantos días. El jefe del cuerpo de Seguridad encargó al inspector Sr. Diéguez que se informase de la veracidad de lo asegurado en el anónimo. El inspector comprobó parte de lo denunMañana, San Rafael, celebrarán sus días ciado, así como también que los antecedentes la marquesa de Villanueva y Geltrú, la condePOR TELÉGRAFO del individuo eran bastante sospechosos, que sa de Revillagigedo, la baronesa viuda de Vieuta, 12, ÍO m. El director del periódico llajoyosa; señoras de Silvela (D. M. García recibía visitas de gentes de mala catadura y que Jlfrica y los corresponsales de EZ Liberal, Barzanallana, Coello y viuda de Vargas; señorealizaba frecuentes viajes á puntos ignorados. Heraldo y A B C, hemos fletado un barco, El Sr. Elias dispuso que Venancio fuese ritas de Fernández Henestrosa y Aldama. con objeto de presenciar el canje de los prisioMarqueses de Vivel, Rozalejo, Saltillo, Mi- llevado al Gobierno civil en calidad de detenineros. do para proceder á hacer más amplias averiranda de Ebro, Taracena, Ulagares, Amposta, Dicho canje intentóse realizar en Castillejos, guaciones. Saavedra, Algorta y Liédana. con la asistencia del crucero inglés Pathfinder; El Sr. Diéguez se presentó en! a casa de la Condes de Villar de Felices, Torralba, Peel vapor marroquí El Jlzizi fondeó á menos de calle de Amaníel y le invitó á acompañarle á ñaflor, Bernar, Falcón, Cañada y San Rafael una milla de la costa, conduciendo á los moros la presencia de la autoridad gubernativa. de Luyanó. intermediarios, entre los cuales se encontraba Se sorprendió Venancio y procura soborBarones de Planes y Patraix. Sidi- ab- el- Kader, influyente y rico, enviado nar al policía ofreciéndole hasta dos mil quiSres. Gasset, Egaña, Narváez, Labra, Toexpresamente por el Sultán. nientas pesetas, siempre protestando de incullosa Latour, Viesca, Manzanedo, Ortueta, Atracamos al costado del crucero inglés y paciones que pudieran hacerle. Echevarría, Conde y Luque, Vargas, Ulecia, solicitamos permiso para ver al moro prisioneNo logró convencer al Sr. Diéguez y llegaAndrade, Echagüe, López Oyarzábal, Sáenz ro, hermano del Valiente; este último, antes ron al Gobierno civil, en donde Venancio de Tejada, Beltrán de Lis, Garnica, García de que subiéramos á la escala, asomóse á la quedó, siendo trasladado á la sala de oficiales Carvajal, Sarthou, Jiménez de la Serna, Vaborda muy emocionado; pero los centinelas del cuerpo de Seguridad custodiado por dos lenzuela, Cerezo y algunos más. que le custodiaban hiciéronle retirar al centro agentes. Deseamos á todos muchas felicidades. del buque, y los oficiales del crucero nos indiEn la madrugada de ayer, á eso de ías seis, caron que saltásemos de nuevo á nuestra emAyer recibió cristiana sepultura el cadátuvo que salir momentáneamente uno de los barcación. ver de la esposa del sabio publicista y coman- guardias, el otro quedaríase dormido quizá, y Mientras tanto, los moros intermediarios dante de Infantería D. Alfonso Ordax y Aveen tanto, García Corral se abalanzó á la ba- onferenciaban por señas con el Valiente, que cilla, á quien damos nuestro pésame. randilla del balcón, ató la cuerda que había estaba situado en la costa, en las ruinas de un cortado de la persiana y comenzó á descolgarEl Sr. Ruiz Jiménez, gobernador civil de castillo, sobre la manera de efectuar el canje; se hacia la calle. Pero la cuerda era demasiado Madrid, recibió ayer grandes muestras de al acercarnos nosotros á tierra, los moros nos delgada y le segaba las manos, y entonces Veafecto y sentimiento por el doloroso trance indicaron que no avanzásemos más. nancio soltó, juzgando sin duda que estaba más sufrido. A las cinco llegaron los negociantes á un cerca del suelo. Ño era así, y al golpe que reEn la mesa puesta á la enerada de sus habiarreglo, haciéndose al crucero las señales cocibió al caer se produjo varias contusiones en taciones los pliegos se llenaban de firmas, y á rrespondientes y éste envió una lancha que una pierna y en la cabeza, á consecuencia de lo cada momento había que retirar la bandeja lleconducía al comandante. cual quedó sin conocimiento. na de tarjetas; fue visitado y le dieren persoLas condiciones que imponía el Valiente, Los guardias de servicio en el portaí vieron nalmente el pésame muchos y numerosos amieran que fuese conducido su hermano á tierra, por una de las ventanas que dan á éste que caía dejándole en libertad y entonces serían entre- gos que consiguieron verle, á pesar de consigun bulto y salieron á la calle, encsi rando á narse en el parte de defunción de su hijo que gados los dos oficiales; se accedió á éstas, y Venancio en el suelo. la familia no recibía. entonces, en otra lancha tripulada por treinta Inmediatamente le llevaron á la Casa de SoEl entierro se celebrará hoy á! ss diez de la marineros y por parte de la oficialidad, fue corro, desde donde fue trasladado al Juzgado mañana. embarcado el hermano de! Valiente para diride guardia, que le puso á disposición del gogirse á tierra. Le ha sido concedida la cruz de Benefibernador para su conducción á Lora del Río. El crucero hizo zafarrancho de combate y cencia de primera clase á la superiora de las enfocó los cañones hacia los grupos de moros Hijas deja Caridad del hospital de la Princeque continuamente salían de entre los matosa, sor Francisca Sara, con motivo de sus exrrales. traordinarios y caritativos servicios cuando el La ¡ancha tocó tierra, y el prisionero se hundimiento del tercer Depósito. puso al habla con su hermano; pero este últiLa recompensa es merecí di sima. Parts, 19 Üsttí re. mo se arrepintió de lo que había pactado y se 1 OS POETAS. Se cree que SR estos Procedente de Austria ha llegado el señor negó á entregar los prisioneros hasta que su tiempos prosaicos los poetas apenas Fernández Duro, á quien acompaña en su viahermano hubiera llegado á su casa; trataron de je desde París, donde tomaron parte en el re- ganan para vivir... No es exacto. Francia convencerle los intermediarios, y en la imposiciente concurso internacional de globos, el tetiene un Edmond Rostand que gana quibilidad de lograrlo, el moro preso fue conduniente de Ingenieros Sr. Heredia. nientos mil francos al año. Al difunto cido de nuevo á bordo del barco. Aquí han sido muy felicitados por sus comHeredia le fue suficiente publicar an vopañeros del Real Aero- Club de España y del euta, 22, y t. A la una de ¡a tarde volvió lumen de sonetos para llegar á inmortal. Parque Aerostático militar, quienes piensan el crucero Pathfinder conduciendo hasta Chaqué sonnet pavait la rouie de sa gloire. v dar en su honor un banquete en que se celeuna milla de Castillejos al hermano del ValienEn efecto, el soneto tiene la incompa brará el triunfo alcanzado por estos distinguite y á cuatro moros angherinos, que también rabie ventaja cobre los demás poemas, de dos señores en el mencionado concurso. estaban presos en Tánger, Dará cangearlos por ser muy corto. Catorce versos son sufi Los condes de Casería se encuentran en los oficíales ingleses. LOS PRISIONEROS INGLESES DE SOCIEDAÜ C C wrniiainniiTin- mn