Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MIÉRCOLES n DE OCTUBRE DE i 9 o5. PAG. 4 ¿hada levita, destaca la plata de su barba; un liviano bastón de vuelta cuelga dé su mano derecha. 8 Vengo insolente de salud ha dicho el S r Maura al regresar á Madrid de su veraneo. Y toda su persona, en efecto, traspira vida, fuerza, plenitud, bienestar y satisfacción, ¿fes el señor conde de Bernard este caballero correcto, que lee en este instante una lista con voz opaca? Yo no tengo ni la más remota idea del señor conde de Bernard. El Sr. Maura ha ido á sentarse en el extremo de un escaño, detrás del banco azul; el señor conde de Bernard da cuenta de ¡os señores que se adhieren a- 1 acto. Otro señor conde, el de Moral de Calatrava, de quien tampoco tengo noción exacta, lee, con la misma fonética apagada, otra lista igualmente curiosa. Y por fin, hecho el silen ció, transcurrido un breve momento de expec- tación, el Sr. Maura que se halla en pie, con la cabeza baja, apoyadas las manos en el banco delantero, comienza á hablar. Su voz es la misma voz firme y cortante de siempre: el orador quiere que dediquemos un recuerdo á los compañeros que han desaparecido; su memoria es para todos más dolorosa en estos momentos; porque acontece- -dice el orador- -que cuando la muerte ha visitado una familia y esta familia se congrega, se hace más vivo el sentimiento. Pero hay que considerar el presente y ver lo que el partido conservador ha de hacer en los días que corren. Nosotros hemos de ejercer la crítica, la fiscalización, que es la más noble función del Parlamento- -dice el ora dor, -no con desmayos, pero no olvidando tampoco que la censura se enerva cuando se aparta de la justicia. Y luego: Sólo cuando llegue un trance extremo, cuando la ofuscación de los gobernantes provoque un obstáculo en la vida nacional, es cuando nuestra oposición se convertirá en resistencia. ¡Felices nosotros- -terminaba exclamando, -felices nosotros que tenemos como prenda de nuestra conducta en lo futuro, los hechos, los sacrificios que constituyen la historia de! partido d! tsta es la síntesis del discurso del señor Y íMaura. El Sr. Maura se ha mostrado discreto, patriótico. -Envío á vuestra excelencia- -le escribía nuestro gran político Antonio Pérez al duque de Mayenne; -envío á vuestra excelencia la conserva de los dientes y las plumas para ellos. No diga vuestra excelencia luego que quien tanto cuidado tiene de los dientes, fos debe conservar para morder. No, señor, sino para que los que muerden sepan que hay dientes. El Sr. Maura no quiere usar intempestivamente de las armas formidables de su oratoria; pero desea que no se olvide que estas armas están tan fuertes y tan rápidas como siempre... AZOR 1 N APERTURA DE CORTES hoy la calle las U 11 a vez más saldrán de laáReal Casa, carrozas de gala llevando á la solemne apertura de las Cortes al jefe del Estado, acompañado de su augusta familia y de brillante séquito palatino. El coche de la Corona le han ocupado para estas solemnidades, después de la muerte de Fernando VIJ, su viuda doña María Cristina, que estaba hermosísima cuando fue por primera vez á la iglesia del Espíritu Santo, que se alzaba en el mismo sitio que hoy ocupa el Congreso. Después de ella fue muchas veces doña Isabel I I joven y bella tal como la representa la estatua de Piquer que se alza en el vestíbulo del Congreso. D. Ama- sultán de la conducta de. D. Benigno Vareía deo de Saboya inauguró también Cortes; con el Sr. Mataix, que obligan á éste i consientraba gallardamente en el salón lucien- derarse desliga do del compromiso de acudir ¡as do su uniforme de capitán general, hacía al terreno del Jionor por los circunstancias que alega; examinados todos hechos que se deuna ceremoniosa reverencia al cuerpo di- ducen de cartas y periódicos que se han exhiplomático y otra á los representantes del bido, el Tribunal, respondiendo al cuestionapaís, y leía con marcado acento extran- rio de preguntas que por ambas partes se ¡e jero el discurso de la Corona. ha formulado, falla según su conciencia y leal Luego vino D. Alfonso XI 1, que ins- saber: Primero. El Tribunal de Honor, al conpiraba las más vivas simpatías, y después de su prematura muerte, su augusta viuda, testar á la primera pregunta del Sr. Válela, reconoce que el Sr. Mataix, en el telefonema durante el período de su Regencia. del Diario Univeisal, no ha querido calificar de Don Alfonso XI 11 ha inaugurado ya robo los hechos ejecutados por el Sr. Várela, Cortes desde su mayor edad, pues aquí y el Tribunal así lo entiende y consigna. ¡los Parlamentos duran poco, hasta el Segundo. El Tribunal de Honor, al con punto de que no haya cumplido ninguno testar á la segunda pregunta, única del señor su- vida legal de cinco años. Mataix, declara que ni el Sr. Mataix ni ninAl buen pueblo de Madrid le gustan gún redactor del Diarto Universal, está tíbligamucho los cortejos palatinos que abren do á dar explicaciones ni reparaciones de ninlos reyes déarmas, con sus bordadas dal- guna clase al Sr. Várela. Tercero. El Tribunal de Honor, al conmáticas. Son unos buenos señores que papregunta del Sr. Várela, declara récen siempre los mismos, con una calva testar á la señor se halla capacitado para acuque dicho muy reluciente y una expresión muy se- dir al terreno de los caballeros, á excepción ria. Van luego los gentiles hombres, los terminante de lo manifestado en el caso antemayordomos de semana, las damas, los rior. grandes de servicio, los jefes superiores Y para que conste, firman este cfocumento de Palacio precediendo á la carroza de los miembros del Tribunal con su presidente, los doí mundos, cuya alegoría no es más en Madrid, á 10 de Octubre de J JO 5. El conde del Serrallo. -Torcuato Luca de Tena. -que un recuerdo histórico. El público conoce todos los coches el Diego Fernández Jiñas- -Tomas Maestre- -Vide concha, el de caoba, el de los table- cente Sanchís. -1 cardo Hurguete. -TLuts Moróte. ros dorados. Si en ellos ve alguna dama guapa y bien vestida, la celebra, y si, por UN ESTRENO EN PARÍS el contrario es entrada en años y lleva de se las galas, como pintadas, no escasea sus Tyaiís, io, i i m. laEn el teatro tresOdeon Le ha estrenado comedia en actos epigramas, y sus chistes. cceur el la hi, de Paul y Víctor Marguentte. Esas carrozas aparatosas de fines del Es un nuevo alegato en la tenaz y brillante siglo xviu y de estilo Imperio, están muy campaña que ambos escritores sostienen pibien conservadas y en lo que más se han diendo una modificación en la ley del divorcio lucido ha sido en las aperturas de Cor- á favor de la mujer. La forma de la comedia es irreprochable. tes. ¡Pues cuidado que las ha habido con frecuencia desds que doña Isabel 11 subió Abunda ésta en pensamientos hermosos y en generosas ideas. La acción, sin embargo, adoal trono hasta la fecha! falta de interés El Congreso de los diputados es un lece de escenas realmentedramático, apatte de algunas conmovedoras. edificio moderno. Ayer precisamente hizo El éxito ha sido bueno, sin provocar gransesenta y cinco años que un día de su des entusiasmos. Ha sido el estreno, por el cumpleaños puso la reina Isabel 11 la pri- nombre de los autores y por la calidad de la mera piedra y las obras terminaron en obra, el primero de la temporada. 185o. De entonces acá se han abierto muchas veces sus puertas para celebrar aperturas, pero ninguna para una clausura T e cacería. legal, bastando para esto el decreto y en -J El Rey estuvo ayer por la tarde cazando alguna ocasión muy lamentable los tiros. en El Pardo. Hoy estrenan frac y sombrero de copa Por cierto que anteayer estuvo probando su muchos rurales que vienen del pueblo con nuevo rifle con telescopio, tirando á las reses ilusiones que se desvanecen muy pronto, mayores. Es un arma de gran precisión y de pero que celebran un acto que formará mucho alcance, y fue manejada con la pericia época en su vida, sentándose por primera que caracteriza al Monarca. S. M regresó al vez en los escaños de la representación anochecer, en unión del conde de San Román l e paseo. nacional. El más antiguo de los diputados es el Por la mañana dio eí Rey un paseo á marqués de la Vega de Armijo, que era caballo por la Casa de Campo con el jSu neipe Baviera. secretario de las Cortes el año 1854, y el de D. Alfonso montaba el Jlppteiz, hermoso más anciano de los senadores por derecho caballo de la yeguada de Aranjuez, con el propio, el conde de Cheste, al que sigue que S. M subió hace tiempo por la escalera el marqués de Alcañices; de los vitalicios del Príncipe hasta las habitaciones de la Reina. el decano es el conde de Bañuelos. El Appleizxs la joya de Caballerizas, noble, fuerte, manso y hermoso animal. UN MADRILEÑO DE PALACIO TRIBUNAL DE HONOR I f N ACTA. Reunidos en Tribunal de Honor los Sres. D Torcuato Luca de Tena, D Diego Fernández Arias, D Tomás Maestre, D Vicente Sanchís, D Ricardo Burguete y D Luis Moróte, y como presidente el señor conde del Serrallo, y habiéndosele sometido á su debate los hechos que re- de Infanta. BodaSegúnlaparece, el día 20 del actual esel elegido para que se partícipe de un modo ofb cial al Gobierno y á las Cámaras la noticia de la boda de la infanta doña María Teresa. El príncipe D Fernando María de Baviera permanecerá en Madrid algunos día? más, por lo menos durante la estancia de M r Loubet en la corte de España. 1