Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C DOMJNGO 8 D 5 O C T U B R E DE IQOS, P Á Q 6 quier día, y cuando el gasto se eUve i 1 Q millones, es un despilfarro, Claro ea que no puede proponcr e que se arrincone ya el modulo últimamente adquirido y 5 e dote i toda Ja artilleria del último y mejor- pero Í J parece lógico que lo que las circunstancias financiaras permitan gastar, se gaste en algo que no esté ya condenado- X inferioridad. Si se puede adquirir eren, doscientas piezas, que sean de Iqs mejores conocidas en el momento; y en otro golpe se completará c) armamento. Desde luego es posible que dentro de uno Q dos artos luya ya otra cosa mucho mejor; ea muy caro hoy eao d i estar bien armado; por haberse hecho caro el servicio militar rcnunriaion, allri por tiempos de Cario AAagno, ínfiniloi icñcríi independientes á su s ¿ñot ¡o, y c convirtieron en hiicehr cs de los grandes varones feudales. D e todas mani: Tas, cr: o yo que el Sr. Eehcgaray hará bien í n apretar los dientes y no soltar 30 millones para artillería ya vieja apenas nacida. H a y muchos míhlare que piensan a Í; este articulo me ha Ido indicado por un antiguo compaiíero de armas, hoy teniente general de brillante hoja de servicios. JFFCAIO A L A S U D I Z E L 9 A I lltl ÉiV lOS N CX. RRUtje Á LA INAUaiíHAClÓN DE LA INFATÚA DE CJliiTcLAR VEINTE MILLONES PARA A R T I L L E R Í A Parece aulCJitica lafrati dclminislrodc Hacienda d i q u c será un p c i r o d c pTCi aik para í COILTFJ JO aumiiifoí de prcjiupuc lo CJiTrc los cuaks sobresalen Jos o ct millones de Marina y loí víintc de Guerra- De los pTÍmcros hable hace quince d ¡a vamo hoy á ayudar al fcñor Échegaray á morder en los ícgundosC n pie de guerra nue itro: i J 3 regimienfos moniados de artillería, neceaiían como mínima 46 S piezas (3 grupos de 3 balerías de 6 pUzas) d d modelo adquirido híCe ciraTTO ij cinco años debe habf 1 unas 180 piezas de modo que como la airas 8 S pertencecn á modelos ab olutamcnlc inservibles actualmenie para campaña, parece lógico, hssla inexcusable, adquirir ÍU relevo, realmenfe ha de sei guir habiendo J 3 regimientos de artillería de campaña. Pero ahora viene b eon deracián del maicrial que se debe adquirir en sustitución d e l 2 S 8 piezas del rodo inúEile En una publicación ofieial del D e p ó síro de la Guerra- -J esumen de ¡a Prensa tailiiar exhsníeray de ia técnica nacionalr- -número de Julio y páginas 36 á 5o, aparece un artículo firmado por el c- jpilJn de ArtHlcria Núñcz Gonzúlvez y titulado fPorlugal, la nueva pieza de- campaña, modelo 904 cuya lectura no deja lugar ¿duda de que hoy la léeniea militar ofrece al arle de la guerra un producto nuevo muy superior bajo rodos aspectos- -táctico, técnico y mixto- -al modelo con que renemo? armados algunos de nuestros regimientos montado N o C 5 un artículo de A B C lugar oporruno para entrar en discusiones rdcnieas; pero fjcilmeíife compr ndtrin ios lectores que un modelo de 1904 debe ser superior á otro de 189 É ó J 897. Ahora bien, cornpletar nuesiro armament o con cslc último, cuando seguramcnle todo los ejércitos de hoy en adelante adquirifiín c de 11 04, como hace PortuJ JI. i otro mejor que aparecerá cual- CÁDIZ. CASA EF Q U t NACIÓ EMILIO CASrELAT! EL S DE aCJ- rjEMOBe DH J 8 3 y