Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. SÁBADO 7 DE OCTUBRE DE 1905. PÁG. o Pa v a consuelo de los simpáticos jóvenes les diré que, en cambio, este programa les resultará más barato, porque por mucho que cueste no llegará al precio de los programas de asignaturas. He aquí un regalo curioso que podríamos hacer al Presidente. Un Quijote de á peseta O i la forma poética no estuviera llamada á desaparecer, puede que rae atreviera á comenzar esta croniquilla saliéndome por peteneras, para verme libre de una copla que me anda bailando hace un rato en el cerebro y que al fin he logrado sacar de mi cabeza. Si la Paz tuviera lengua y le diera por hablar, seguramente diría: ¡Déjenme ustedes en pazl Pero en verso ó en prosa el chiste de hecho es innegable y la nueva Conferencia de La Haya es el hecho del chiste. Por la antigua teoría de tiro rápido de que cuando no alcanza un cañonazo deben dispararse dos, Rusia invita á las Potencias á una segunda Conferencia en vista de que la primera le salió un poquito desigual. tfi y un programita de i.5o, para que apreciara la diferencia de coste de la obra de Cervantes y la del auxiliar de h cátedra de... llámelo usted hache. Después de todo, estas son las cosas de la vida. ¿No es el género literario que más produce el género chico? Y en la esfera didáctica, ¿qué es un programa, sino el género chico de las obras de ciencia? Y á propósito de género chico: una de las cosas con que pensamos recrear, no sólo al Presidente, sí que también á los concejales parisienses que vendrán á Madrid, es una representación de ILa Verbena de la Paloma. Paréceme de perlas el proyecto; pero atenLa cuestión de la paz vuelve á estar sobre el diendo á que más de un concejal francés destapete, como las barajas del bacarrat, y Rusia, conocerá en absoluto el castellano, debieran que en este juego pacífico hace el papel de verterse al francés los principales vetsos y cantables que tiene la obra. Casa, exclama solemnemente: El alegre coro- -Hay una continuación. El sitio de la Conferencia es el mismo, quiPowr etre la vierge de la Colombe. zá por el simbolismo optativo de su nombre. El famoso dúo En cuestiones de paz lo importante es que La ¿Ou vas tu avec grand mante de Mande? Haya en lo sucesivo ya que hasta ahora no La Hubo, No he de oponerme yo, pecador de mí, y sobre todo la escena de los guardias de Orá que el simbolismo, que en cosa menos seria den público; porque siendo un hecho que una llamaríamos chirigota, siga imperando; y hasta parte de éstos acaba de aprender su poquito celebraría que hubiera un pueblo en el planeta de francés, no habría inverosimilitud alguna que se llamara l a Habrá. en que la escena se dijera de un modo bilingüe. En el ínterin, pudiera irse pensando en dar- ¿Que hacemos, Juan? otro nombre á la capital holandesa, porque si- -Lo que te dé la gana. después de este segundo golpe á la paz resulta Afozís faiions un tour d la pomme. que no la hay, habrá que modificar la geografía. ¿Sirve? -Señor Rodajas (D. Joaquín) ¿cual es la CARLOS LUIS DE CUENCA capital de Holanda? -La Hubiera, Habría y Hubiese. Pero hay otros Darcaros, otros incendiarios más crueles y terribles que los de Bakú. Ahí tenéis á esos nuevos Atilas de Manchester, que han condenado por obscenos á perecer en las llamas nueve mil ejemplares de los cuentos de Balzac. ¿Qué pensará hacer la censura inglesa con este libro, publicado recientemente en París, en que las frases crudas están impresas en rojo, para mayor comodidad de los lectores... ¿Qué pensará hacer el casto Tribunal de Manchester con las obras de Rabelais... ¿A qué tormento condenarán sus excelencias á Ariosto? ¿Qué dirán de Boccacio... ¿Qué va á ser de la mayor parte de las grandes obras del genio humano... Los estudiantes ingleses, ¿podrán leer á Ovidio, á Horacio, á Catulle y á Juvenal? ¿Lanzarán de Inglaterra á Aristófanes... ¿Qué nuevas sorpresas nos reservan los nuevos José de Ultramancha? Ignoran acaso que la Naturaleza, al dar á esos hombres la virulencia que aparece á través desús escritos, creó el remedio contra el mal. Esa licencíala transforma el tiempo, convirtiéndola en austera y venerable, y desde el momento en que es materia de disertación, participa de la castidad de las Academias. Los cuentos de Balzac han pasado ya la edad de la infancia, pertenecen á la historia, y si á eso agregáis que fueron escritos en el viejo francés, la traducción pudo haber introducido en ellos alguna novedad indecente. En fin, yo creo que el verdadero crimen está en haberlos traducido al... inglés. F. MORA CRÓNICA ILUSTRADA L CONGRESO CONTRA PublicaE LA TUBERCULOSIS mos una Por casa andábamos éstos días un si es no es nerviosos y desazonados, porque pasaba el tiempo, se pintaban las vallas de blanco y azul, la venida de Loubet se acerca y aún no teníamos el programa. Es lo que decían los estudiantes: Para examinarnos en Mayo, nos han hecho comprar ya los programas, y para las fiestas que empezarán dentro de dieciséis días, todavía no lo tenemos- vista del estrado presidencial en la inauguración del Congreso internacional contra la tuberculosis, que actualmente se celebra en París. En el centro está el Presidente de la República, que tiene á su derecha al presidente de honor del Congreso, M. Casimir- Periér, y á su izquierda al presidente del Senado, M Fallieres. A la izquierda de M. CasimirPeriér el presidente de la Cámara de diputados M Doumer, y después messieurs Bourgeois, Hérard, secretario general OS INCENDIARIOS Tengo así co- del Congreso, los embajadores de los DE MANCHESTER rao una idea países representados y las altas personade que á ustedes no les interesa gran cosa lidades del mundo científico. Entre las notabilidades europeas que la cuestión armenia, que las reivindicaciones tártaras tampoco les conmueven mu- toman parte en este Congreso, á más de cho, y hasta creo que el panslavismo les los más eminentes médicos franceses, merecen citarse los doctores Soherming, importa un pito. Los acontecimientos de Bakú solo delegado de Alemania; Nietner, de Bertienen interés para las señoras muy de su lín; Lencaster, médico de la reina de casa, y esto sólo desde el punto de vista Portugal; el profesor Mentchnikoff y los de la repercusión que pueden tener sobre doctores Cortezo, Espina, y Verdes el precio del petróleo. El revolucionario Montenegro. El célebre profesor Behelemento, encarecido ya desde la Commu- ring, de Marburg, ha presentado en este ne de París, va otra vez á subir de precio. Congreso su sensacional Memoria sobre Ahora los modernos bárbaros no piensan la curación de la tuberculosis. Al mismo tiempo que los congresistas sitiar la ville lumiére: se contentan con incendiar 3o s pozos del líquido destinado celebran sus sesiones, el público puede á servir á la causa revolucionaria, trans- visitar el Museo de la Tuberculosis, insformando la assática ciudad en antorcha talado en el Gran Palacio. En él se encuentran i.5oo preparaciones, culturas y libertaria y... humanitar a POSTALES EUROPEAS L n nannHiHmHnn mr imnnuiirn