Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C SÁBADO 7 DE OCTUBRE DE i 9 o5. PAG. 4 que la hegemonía de Francia ha pasado. Y al oír esto no puede uno menos de exclamar: -Indudablemente esto va mal. Para el optimista, el francés es un tipo progresivo y civilizador; para el pesimista, el francés es un tipo rutinario y retrógrado; para el uno, el ahorro es una de sus virtudes; para el otro, el ahorro es uno de sus vicios; para el uno, el francés es un demócrata amigo del pueblo que comprende los demás países; para el otro, el francés es un señor conservador amigo de las condecoraciones y de los cintajos, que no sabe geografía ni comprende nada de todo lo que pasa fuera de su tierra. Y yo oigo al pesimista y al optimista y todavía no he formado mi opinión, ni tengo prisa en formarla. Verdad es que á mí no me importa nada que esto vaya bien ó que vaya mal. Pío BAROJA cañamazos con abecedarios de letras góticas, casitas de campo, árboles, pastorcitos y pastor citas de que tanto se ríen sus hijas y sus nietas, cuando los ven ahora, y exclaman: -jjesús qué cosas os enseñaban entonces! Porque ahora es otra cosa: se aprende mucho idioma, mucho adorno, pero no se maneja apenas la aguja. A la buena madre ursulina, con sus blancas tocas y su plegado hábito, han sucedido la mademoiselle, la miss y, sobre todo, la fraulein, que es la que está ahora más en voga. Los antiguos colegios de las Ursulinas y de Nuestra Señora de Loreto, existen todavía trasladados desde Madrid á cómodos é higiénicos edificios del ensanche, con bien cuidados jardines, y en ellos se educan, como antiguamente, las hijas de distinguidas familias. Los Escolapios estuvieron muy en voga durante muchos años y en sus colegios de San Antón y de San Fernando se han educado muchos madrileños ilus tres. A esos colegios fueron de niños el Rey D. Francisco de Asís y su hermano el infante D. Enrique, y era un sello de distinción para Jas familias bien acomodadas que sus vastagos luciesen el uniforme azul con galones y botones dorados de los alumnos internos de los buenos Padres. UN MADRILEÑO janos cuerpos celestes, aígtoios de los cuales tal vez ya no existan cuando en las noches serenas los contemplamos embelesados ¿Se ha- muerto acaso ella? -Para ti, desde luego; lo sé de cierto. En esa carta has viste con embeleso la lejana luz de tu estrella que no te alumbrará más. No vayas á París, créeme, no vayas. EL DOCTOR FAUSTO DE SOCIEDAD TQodas. Nuestro querido amigo el ilustrado publicista y corresponsal de La Prensa, de Buenos Aires, D Francisco Grandmonta ne, contraerá en breve matrimonio con la distinguida y simpática Srta. Jerónima Echeverría. Con motivo de este fausto suceso, el reputado escritor fijará su residencia oficial en San Sebastián. Por anticipado damos nuestra más cordial y sincera enhorabuena á los futuros esposos. Habiendo llegado de su excursión á Portugal los señores de Salamanca, ha sido pedida por ellos la mano de la Srta. Paquita Longoria para su hijo el joven D. Francisco Salamanca. La boda se celebrará en breve. Igualmente contraerá matrimonio la señorita Carmen Ezpeleta. hija del general D. Luis Ezpeleta, persona muy estimada en la sociedad aristocrática, con el Sr. D. Francisco Javier Bustamante y Maza, conde de Basoco. TJiadosa misión. Los marqueses de Alquibla y Rocamora, acompañados de su hermano, irán uno de estos días á Lequeitio, con objeto de recoger las cenizas de su padre, el finado marqués de Molins, y trasladarlas á Madrid. RECUERDOS I OS COLEGIOS. Las abuelas, las ma. dres, tas tías de las niñas encantadoras de la generación presente, que no han sido puestas todavía de largo, experimentan estos días dulces emociones al ver á sus nietas, á sus hijas, á sus sobrinas, volver al colegio y se evocan los recuerdos de las Ursulinas, de Nuestra Señora de Loreto, de las niñas de Leganés, de la Concepción, del Refugio, de esos colegios de señoritas establecidos hace muchos años en Madrid y donde se educaron las generaciones del pasado. Hace unos cuantos años no era tan frecuente como ahora que las familias acomodadas educasen á sus hijos en casa con preceptores é institutrices extranjeras, y los muchachos eran mandados á los Escolapios ó á los Jesuítas, y las niñas á las Ursulinas ó á Nuestra Señora de Loreto. Las Ursulinas estaban en la plaza de las Cortes, al lado de la iglesia contigua al palacio de Medinaceli y se extendían ocupando gran trecho de la calle de San Agustín. Era aquél el colegio aristocrático por excelencia, y allí se educaron muchas de las que son hoy respetables señoras, que si no peinan canas es porque se las tiñen, y que descabezan un sueñecillo en los cotillones mientras bailan sus tiernos pimpollos. Las educandas de las Ursulinas eran convidadas á los bailes vespertinos que se celebraban en el Palacio Real cuando eran jovencitas las hijas del infante D. Francisco, y las más aplicaditas tenían el honor de bailar con el infante D. Fernando, un hijo de D. Francisco, que murió siendo joven, y que asistía á estos bailes de colegialas, acompañado por su gentilhombre el buen Bejarano, que falleció hace poco. ¡Qué emoción cuando el funcionario palatino, que había recibido la lista que le había dado la superiora de las Ursulinas con los nombres de las distinguidas, se acercaba á las que habían de servir de pareja á S. A. l Aunque la mayor parte han bailado después mucho, no olvidan estos recuerdos. En esos colegios antiguos se aprendía á coser, á bordar, á hacer labores delicadas y no pocas conservan todavía los CUCHICHEOS e gusta cómo ha quedado la casa? -No está mal; pero vivimos muy atrasados. Aquel Club de Londres es de un confort... ¿Hace mucho tiempo que dejaste Biarritz? -Dos meses largos. ¿No te ha escrito? Como la dije que vendría en seguida por acá, he encontrado carta suya atrasada. Créeme, es ua encanto. Pienso ir á París á fin de semana. Nos hemos citado allí. ¿No estás aburrido de ella? -Ni cansado siquiera. Esta excursioncita por Inglaterra ha aumentado mi afecto. Después de los cuarenta años cultivamos con más afán las cosas que nos atraen, que nos 1 hacen la vida agradable. ¡Tout passe, tout casse, tout lasse! ¿Por qué dices eso? -No lo digo yo, lo confirma la experiencia. Además, mira lo que he leído en este periódico. Se ha descubierto una nueva estrella en el cielo, cuya luz espléndida depende del choque de dos cuerpos fríos, obscuros, que vagan en las tinieblas del espacio. Pasan próximos, se atraen, chocan, se hacen incandescentes; los sorprende la ciencia con el telescopio y es casi seguro que ya entonces el rápido enfriamiento por radiación se verificó volviendo á separarse ¡os tales cuerpos para continuar sus trayectorias en las profundidades obscuras de lo desconocido. Y como afirma el sabio articulista, en rigor, la luz que las estrellas nos envían, trae, cuando llega á la jierra, la historia antigua de estos le- Vlajes. regresado á Madrid la marquesa de Han Aguüar, los Sres. de La Presilla, los marqueses dePidal y los barones del Castillo de Chirel. El marqués de Viana hará en automóvil su viaje de regreso á Madrid, que emprenderá de un momento á otro. Procedente de París ha llegado á San Sebastián en compañía de sus hijos, que estudian en esta ciudad, la condesa de Reverseaux. Oantos. Mañana celebra su santo la marquesa viuda de Casa- Laiglesia y la señorita de Santos Guzmán. nfermos. Se encuentra delicado de salud, á consecuencia de un enfriamiento, el exministro señor Sánchez Guerra, cuyo alivio deseamos. E Sigue, desgraciadamente, la gravedad con que desde un principio se inició la enfermedad que padece la hija de los duques de Tilly. en Carabanchel Bajo don Ricardo Fernández Pérez de Soto, que desde hace muchos años militó constante y lealmente en las filas que acaudilla el distinguido hombre público Sr. Romero Robledo. Damos el pésame á la familia del finado. Ayer, y á la edad de veintidós años, murió la distinguida señorita doña Emilia Moreno y Ossorio, hija de los condes de Fontao. Hacía muy pocos días que 5 a había sido hecha una dolorosa operación, que por desgracia no ha tenido los resultados apetecidos por la ciencia y deseados por todos cuantos la conocían. Descanse en paz la infortunada joven y reciban sus padres y sus hermanos la expresión de nuestro sentimiento. F aallecimientos. Ha fallecido