Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C VIERNES 6 DE OCTUBRE DE i 9 o5. PAG. 5 con los cuales hayan de vivir en contacto. Pero en Portugal, donde todo se desnacionaliza, literatura, pintura, teatro, y todo por la influencia francesa en sus peores manifestaciones, sucede lo contrario, puesto que la tendencia es siempre hacia lo imperfecto y lo malo. ¿Pierde, acaso, España algo de su asombroso pasado artístico, que fue tan preponderante que sirvió para inspirar, por ejemplo, todo el teatro francés, cuya decadencia actual es manifiesta? No. España sigue dueña de cuanto poseía, permanece caballeresca, altiva, tradicional. No sucede lo mismo en el reino lusitano que, no obstante el período épico de las ¡conquistas, no ha sabido conservar una tradición que se perpetúe. Dice un erudito profesor, Teophilo Braga, que los portugueses descienden de los ligures, raza verdaderamente caracterizada y ciantes, industriales, todas las clases sociales, sionado víctimas ni perjuicios materiales. E) en una palabra, rivalizan en demostrar la satis- fenómeno se produjo á las siete de la tarde. facción de que se sienten poseídos por la visita AFFONSO GAYO del presidente de la República francesa. AS REGATAS D E Las grandes regaCASCAES tas á que aludí en mi última crónica, fueron aplazadas á causa del Oevelación importantísi na. mal tiempo, y coincidieron hoy con el regreso París, 5, 10 m. El famoso profesor alede SS. M M del palacio de Cintra á la ciuda- mán Behring, que hace cuatro años compartió dela de Cascaes. con el francés Roux el premio Nobel, ha deTodos los años la colonia de bañistas de clarado hoy á un redactor de l e Maixn que en Cascaes recibe con gran regocijo a la familia el mes de Agosto dará á conocer un nuevo Real, pero la recepción fue esta vez imponentí- descubrimiento para la curación de la tubercusima á causa de la enorme multitud reunida en losis. aquella playa para presenciar el espectáculo de También manifestó que no hacía mención de las regatas. Cascaes parecía una de las playas él en el Congreso actual, porque el ambiente extranjeras más concurridas por el cosmopoli- de estos Congresos es poco adecuado para las tismo. Por todas partes se veía señoras con demostraciones técnicas. Su método curativo no consiste en su fQ ij magnificas toilettes claras que destacaban los tra- L LA TUBERCULOSIS MADRID. EL ESCÁNDALO DE AYER TARDE EN LA PLAZA DE TOROS. EL PUBLICO EN EL REDONDEL y que por eso no se extingue á pesar de las mayores vicisitudes. Pero esto no empece para que se deje invadir por todo aquello que la modifica y la transforma. Obsérvase este fenómeno en el furioso desdén que manifestamos para cuanto es nuestro. Basta que una idea sea de importancia para que se la considere inmejorable y se la acepte sin el menor reparo, aun cuando sea mala: su condición de extranjera la salva. Por todo esto, la visita de Loubet á Portugal, por los entusiasmos que despierta, demuestra hasta la evidencia que los portugueses, en su loable deseo de ser hospitalarios, hasta dejan de ser patriotas con tal de resultar más amables. Por lo que se d ce, los festejos van á ser magníficos. Úñense á los elementos oficiales las iniciativas oficiosas y particulares; comer- jes de tonos obscuros del elemento masculino. La bahía presentaba un aspecto delicioso. Millares de embarcaciones engalanadas cruzábanla en todas direcciones. El rey D. Carlos timoneaba su nuevo palhabote Jffaris Stelía, que ganó el premio por veinte minutos de ventaja sobre sus competidores. A P E R T U R A D E Ayer se verificó la- TEATROS i n a u g u r a c i ó n de la temporada en casi todos los teatros de la capital; pero la verdadera época teatral no empieza hasta fines de este mes, fecha para la cual han regresado los numerosos turistas y veraneantes que van á las playas extranjeras ó á las del Norte de este país. T E M B L O R D E Hoy se ha sentido en TIERRA Lisboa un formidable temblor de tierra que, por fortuna, no ha oca- en vacuna de ninguna clase, sino que se trata de un procedimiento preservativo y curativo al mismo tiempo para atacar á la enfermedad ó para prevenirla antes de iniciarse. El Dr. Behring se reservará el secreto durante algún tiempo, y después lo dará á conocer á todos los médicos, lo mismo que hizo COP su descubrimiento para combatir la difteria. Lleva muchos años dedicado á practicar experiencias, habiendo invertido en ellas hasta ahora, más de 100.000 francos. Esto le obligará, durante algún tiempo, á lucrarse con los beneficios que su procedimiento de curación le proporcione. Hállase tan profundamente confiado en el éxito, que considera éste como seguro, y augura que la humanidad se verá pronto ubre dd terrible azote de la tuberculosis.