Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A BC J Ios llamados nnonaales, y con poca ayuda de loa h o m b r í a pero in Miarme ni in olo d b b de Dio he recogido vafioa nii oj ta uiíicos y cnfítmoí y he Lr tado de íi narEe. y de educarles, y el enrayo da muy buenos rcítíliídos, laníos, que me apena verme viejo, íin recursOf ¡y sin que siguiera pueda evocit ú un Mcfistófelci podcroflo que nos ayude A tcrminat la obra. JUEVES 5 DE O C T U D R E DH ÍOO 5. PAG. 7 de las maniobra? situado a 3.1 1 meiroi de altitud, Mojiiando una muía blanca recorrió aquellas cima y á p 3 T de laa violentas ráfagas de aire siguió durante dos horas con gran Interés los ejercicios de agilidad y certera puntería de lo alpíno que le eran e LplicadoLi por el coronel Carpi. p L MONUMENTO Para honrar la DE CRECy memoria del rey de Bohemia Juan de Luxemburgo, que combatiendo por Fume i a contra los ingleses pereció en la batalla de Crecy el aú de Agosto de 1346, se ha levantado en el campo del combate y el siiio en que según la iradiciún murro aquel rey valeroso, un monumento que ha sido ínau gurado el J del aciual. El rey Juan, gran protector de las arte? tenía tal afecto á Francia, que tomó pjrie en la batalla de Crecy siendo ya viejo y estando ciego. Cuenta la crónica que en aquel terrible combate, en que los ingleses emplearon la actllleria que des trozíba ú los enemigos, el rey Juan hÍ o alar las riendas de u caballo á los de su escuderos y se lanzó asi en medio de pelea con 5oo caballeros de su ca a. Una sencilla cruz de piedra dcteriO rada por los siglos señalaba el lugar de esta hazaña, la que hoy c ha d e dicado el monumento, que se compone de una estela colocada sobre un pedestal obra del Cicultor Fontainc, ú quien la Ciudad de Piaga ha enviado una medalla de plata. Al acto de la inauguración oficial haíi asistido el coronel Htr i en representación del ministro de la Guerra, mienibroi del JnstJLuto, senadores, diputados, autoridades y delegaciones de Bohemia y de Luxemburgo. girlos? ¿no sería tarca pairiólica predicar la regeneración posible? AlJcntrai tanto, lo mcnoi que podemos pedir cuantos en tcno sencillo nos dirigimos al público, es que e nos cseicchc y se nos atienda. Conocí un pobre diablo, avenluríro y Vnigabundo, que había recoirido largas tierras haciendo toda ela ie de oíicios. Un día le vi en la Plaza M a y o r pronuncianY 1 pcíar de lo mucho y muy bueno do un amenísimo discurso liji piíca de 1 que ha t escrito d c í d e 1 Spa ha ta la Fecha erudición y tratando de expender no ÍC acerca del Sanatoiio vnrioa diilínguidos que pabta ó polvos s malolodoescritores, la a renopia nacional e tan inM u y poco le compiaban el específico, curable, que en un libro de popularización y al preguntarle después por que trabasobic tuberculosis su aUlor, gran medico jaba tan sin provecho, me contestó: Vende erudición portenlosa, escribía el ai o do poco, pero ¡me oye con tanta atenpasado, al mencionar los sanatorio exiran- ción el publicóla) jeros, que era preciso que E pajla empe ¡Felices mil veces los que emborronazase i ocuparse del pariicular. mos un dia y otro cuartillas, si pudiéraEn suma, que si lai señoras y señores mos decir otro tanto, ya que no sacamos que discutieron en la Sociedad Espai ola del sr riiionco ni utilidad ni provecho perd e Higiene el problema d e anonnuíes hu- sonal! bieran sido íiplc 5 de género chico 6 noY para concluir: ¿no cree mi querido villeros con esperanzas, se habría descrito Jitiquh que ha llegado el momento de y criticado su labor, y hasia es posible abrir grandes vías á las ideas en nuestra que conociéramos grificamcnte cómo en- España, procurando, como decía Santa señaban ellas los dientes al reír ó cdmo Teresa, cai inar ¡aejor nuestro caniinoi ellos se tiraban ú malar, gracias ú las inEL DOCTOR FAUSTO e vi tabl es i n st antáne as. N o Cito no puede seguir así. Es indispensable que los escritores examinen lo que la patria hace, que acudan á las Sociccíades científicas y censuren, si es A REINA MARGA- Durantclasmamenester, los discursos crudiloi, pero RITA DE ITALIA niobras del 4. contribuyan por su parte ü que se implanRegimiento Alpino, que debían lernxinar ten obras nuevas y salvadoras en España. Es muy cómodo llamar á las gentes d e- por un ataque al collado de la Ranzola, generadas ¡quién no tiene algún pequeño ¡unto al valle de Greasoney, la reina lunar que simule síntoma degenerativo! viuda Margarita, que veraneaba, según es tarea facilisima la crítica de nuestros I antigua coslicmbre, en su magnífica re sidencia. oSaboyao se trasladó al lugar defectos, p e r o ¿no hay medio de corre- CRÓÑÍCA ILUSTRADA L PAI. DI M. OP 1 D. L KZuy lÓS DE l- OS F TUDIANT. S Cr. ÍL A N H l f ATKO QE LA l- SCUÍLA DE E m C N