Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C LUNES 2 DE OCTUBRE DE i 9 o5. PAG. mente; á los autores, porque se ahorrarían el 5 por 100 en la administración y el i 2 del interés de sus deudas, viniendo á saldar éstas con lo mismo que se economizaban por ambos conceptos; y á empresas y compañías, por las ventajas que habían de obtener con la mayor baratura y facilidad en los servicios. Únicamente salían perjudicados: Chapí, que cedía por 20.000 duros lo que valía más del doble; y los autores asociados, que renunciaban, en favor délos compañeros que les habían hecho la guerra, á las enormes ganancias del archivo que les pertenecía en absoluto, y que les permitirían administrarse gratis y repartirse, encima, a 1.000 duros por barba. En la cuenta de esta broma pesada que, por un exceso de incalificable generosidad, nos dimos á nosotros mismos, no han caído los que después han hecho correr la especie de que la disolución de 3 as casas editoriales se pagó muy cara y que era exagerado el interés señalado á las obligaciones. ¡Lástima que á ninguno de ellos se le ocurriera entonces calentarse los cascos para hacerlo de otra manera! Mucho dinero recibieron los editores, efectivamente, pero valía mucho más lo que nos dieron, aunque ellos mismos no 3o sepan. Nos dieron un ingreso para la caja social de más de 45o.000 pesetas al año, nos dieron un aumento en la recaudación de derechos de 120 000 duros anuales, y nos dieron la independencia, la libertad y la soberanía. Todo eso no se paga con nada. Y no sólo no sacó nadie una peseta del bolsillo, sino que muchos ganaron muchas. Tantas, que si cada autor y cada empresario me entregaran las cantidades que han obtenido como beneficio desde que la fusión quedó hecha, hoy mismo quedarían amortizadas todas las obligaciones pendientes. El único que solamente sacó en limpio tres años de ímprobo trabajo y una porción de canas, fui yo, que sigo tan sin recaudación como estaba. Pero ¡échese usted por ahí a borrar la sospecha de que no hice un gran negocio! no por nada, sino porque lo contrario no le cabe á nadie en la cabeza. Y es que el criterio general es tan mezquino, tan estrecho y tan pobre i a Junta directiva estudió detenidamen te en dos sesiones las bases del convenio; la general, convocada á ese fin, las aprobó por unanimidad y con entusiasmo, y una tarde, en el salón grande de nuestra casa, esperaban con ansiedad mas de sesenta autores y músicos el resultado de nuestra última conferencia, para firmar la minuta entre las partes contratantes. Encerrados estábamos en un cuartito obscuro A r n i c h e s Quinito, Serafín Quintero y yo, en representación de la Sociedad de Autores; Fiscowich, Aiuej y Desiderio Hidalgo, en las suyas respectivas. Leído y releído el borrador, y discutido y aclarado todo, Aruej tomó la palabra y dsjo: ¿Queda asi? -Así queda. ¿Estamos todos conformes? -Lo estamos. -Pues bien; si uno de ustedes sale aní fuera y dice que no nos hemos entendido, nosotros damos, por lo que acabamos de vender, cinco millones de pesetas. ¿Era el ofrecimiento una añagaza para damos á entender que hacíamos una buena compra? No lo creo; porque los archivos musicales unidos, las obras compradas y renovadas constantemente y el interés de los prestamos, podían producir quinientas mil pesetas anuales sin forzar ¡a máquina. Y lo que renta medio millón, vale diez millones en todos los mercados del mundo. Sin embargo, los cuatro cutlinches oímos la tentadora proposición sin pestañear, nos miramos en silencio y nos entendimos. Por toda respuesta, yo salí al salón grande y dije á los que aguardaban con el alma en un hilo: -Señores, está hecho. Las casas editoriales han desaparecido de la faz de la tierra. u m p l i d o quedaba el programa imposible que había producido el asombro de Torregrosa, Los autores eran dueños del -TV- ri i 5. ÁW 4- i a i V fr L i í i i I p i M i i 1 ¿C Vlp s Bfat -4! rv MADRID. TEATRO CÓMICO. UNA ESCENA DEL SAÍNETE LÍRICO LAS GRANADINAS DE LOS SRES. PERRÍN Y PALACIOS, MÚSICA DE LOS MAESTROS VIVES Y JIMÉNEZ, ESTRENADO CON APLAUSO EL VIERNES ÚLTIMO F A B S