Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C LUNES 2 DE OCTUBRE DE i 9 o5. PAG. 5 es pesaría á los verdugos tal vez, pero arrastradlo me quedaría... ¿Cómo se explica absurdo semejante? ¿Por qué se enfureció ía gente contra una zarzuela infinitamente mejor que otras muchas que la hacen relamerse de gusto, y contra el exsecretano que firma, que no la conoció hasta el momento del estreno? ¿Por que los mismos alborotadores, que se habían ido tranquilamente a los toros el día en que se hundió la escuadra de Filipinas, intervinieron tumultuosamente para combatir y aniquilar un intenseguida, porque no estaban los tiempos para dilaciones, y quedamos citados para firmar tres días después la correspondiente escritura. Dios y ayuda costó reunir los ochenta mil duros necesarios para abonar a don Florencio la cantidad estipulada, pagar a Chapí el resto del importe de su archivo y atender a los gastos de notario, Hacienda, mudanzas e instalaciones... Capitalistas y banqueros preguntaban: ¿Qué es eso de los papeles de orquesta? ¿Pero valen algo? Y en vano procurabate, pero hay que tener en cuenta que no ofrecíamos en garantía casas de la Puerta del Sol ni tierras de regadío, sino una propiedad que, según acababa de demostrarse, estaba edificada sobre arena. Ello fue que la Sociedad reconoció una deuda de 620.000 pesetas á que ascendían el capital y los intereses (fíjense Ustedes en la cifra, que he de recordar más tarde) comprometiéndose á pagarla en diez años. Como los dos archivos juntos habían de rendir una utiLdad de 200.000 pesetas al año, pagar por ellos 62.000 f o, MADRID S. M. EL REY SALIENDO DE LA UNIVERSIDAD AYER POR LA TARDE, DESPUÉS DE INAUGURAR EL CURSO UNIVERSITARIO. ASPECTO DEL PARANINFO DE LA UNIVERSIDAD CENTRAL Fots AB EN FL SOLEMNE ACTO DE APERTURA DEL CURSO ACADÉMICO, PRESIDIDO POR EL REY Y CELEBRADO EN LA TARDE DE AYER to grande, noble, de paz, de prosperidad y de progreso? Eso es lo que vamos á procurar entender ustedes y yo, a fuerza de paciencia y de saliva. TT os años justos después de nuestra pnmera entrevista con Fiscowich, volvimos a visitarle López Silva y yo para ofrecerle por su archivo trescientas mil pesetas; un millón setecientas mil menos de las que el nos había pedido, tomando á chacota la proposición de compra en firme. Pero esta vez acepto la rebaja en mos demostrar que aquello podía producir doscientas mil pesetas anuales y ofrecíamos un interés crecido. Todo el mundo renunciaba generosamente á una operación hipotecaria sobre materia tan vaga y confusa, y cerraba á piedra y lodo la bolsa. Por fin, rebañando aquí y allá, pudimos juntar la suma precisa, apechugando con un interés del 10 por 100, interés que algunos caballeros que lo encontraron todo después blanco y migado, han juzgado excesivo. Y lo es, efectivamen- durante diez nada más, no me parece una tontería. ¿Lo era? Pues siento no hacer una por el estilo, por mi cuenta y riesgo. En los tres días de plazo, pelotones de albañiles, carpinteros, pintores y mueblistas prepararon nuestro nuevo domicilio, Salón del Prado, 12, hotel, porque en el de la calle del Florín no podríamos movernos siquiera; trasladáronse las oficinas en dos horas, sin que ni los empleados se percataran, y quedaron dispuestas las anaquelerías en el pabellón y los sótanos.