Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
S ¿AÑO TRES. NUMERO 263. CRÓNICA U N I V E R SAL ILUSTRADA. jante, constituida por elementos de posición social más holgada, habrá de ser la que Heve á cabo esa obra. Y como todo ello es evidente, y el Gobierno actual no puede ignorarlo, claro está que la presentación de proyectos, ¡cual el que nos ocupa, no puede encerrar en sí otro objeto que el de una distracción barata de la atención general. Pero el pueblo español se encuentra ya muy aleccionado por la experiencia. Recuerda, por ejemplo, lo que tocante á los proyectos de ley de inamovilidad de los funcionarios públicos ha ocurrido. Inscribían el asunto en su programa los partidos como uno de los números más interesantes; llevábanlo al Parlamento con mayor ó menor meditación; lo apoyaban allí flojamente sin entusiasmo ni fe, y unas veces en la Alta Cámara y otras en la popular, quedaba atravesado. En el pantano permanecía hasta que expiraba la legislatura. ¡Luego, vuelta á empezar! Cada vez que sale á plaza un engañabobos de éstos, hay necesidad de recordar hechos semejantes para que sirva de algo la enseñanza. MANUEL TROYANO 1 ¿MADOTD, 3o DE SEPTIEMBRE DE 9o5. NÚMERO UELTO, 5 CÉNS. figuraban en el Gotha cuando él estuvo en disposición de casarse; á todas, menos ala que él eligió espontáneamente, impresionado por su belleza primero, y por las cualidades que descubrió en ella cuando la trató, después. ¿Quién podía suponer que la princesa X, la que estaba llamada á ser la reina de Inglaterra, era una modestísima hija del príncipe heredero de Dinamarca, que había sido criada en medio de privaciones? Así fue, sin embargo, y la encantadora Alejandra de Dinamarca fue princesa de Gales y es hoy la reina de la Gran Bretaña é Irlanda y emperatriz de las Indias. -Hay que casar al rey- -se dijo en cuanto D. Alfonso XI 3 cumplió los veinte años. Y venga estudiar el Gotha para ver qué princesas podían convenirle, hasta que el monarca dijo á sus consejeros responsables: -He decidido casarme con mi prima la infanta doña María de las Mercedes Orleans, hija de los duques de Montpensier. La Reina X vuelve á surgir hoy. Don Alfonso XIII la ha presentado. Ahora no hay más que, al descubrirse la incógnita coincidan, como se espera, ios sentimientos del Rey y los votos de la nación. UN MADRILEÑO Las Cortes de Cádiz en sus candorosos y optimistas afanes de rodear de una aureola de patriotismo y desinterés la representación nacional llegaron hasta declarar incompatible el cargo de diputado con el de ministro. Tocáronse luego los inconvenientes de 3 a severa disposición. Los hombres que habían mostrado superiores aptitudes para la política viéronse excluidos del poder. Y al cabo sucedió lo que acontece siempre en España: se pasó de una severidad absoluta á una extrema laxitud. Cortes hubo, andando los tiempos, en que la mayoría de los representantes era de funcionarios públicos. Esta circunstancia motivó que se formase una atmósfera muy contraria á tamañas compatibilidades. La cuestión de la incompatibilidad parlamentaria pareció muy popu ar. Era una de las promesas que á la opinión hacían los partidos cuan. do querían atraerla á su causa. Pero, en realidad, venía repetidamente á ser promesa incumplida. Se llegó, al fin, á términos de transacción y avenencia. Se estableció número limitado y condiciones de los representantes del país, que podían ocupar puestos en la administración y pertenecer á la vez á los Cuerpos colegisladores. Mas pronto se echó de ver que había otros cargos, no precisamente de! Estado, sino de empresas y Compañías con él relacionadas, los cuales podían inclinar el ánimo de los representantes de! país que los ejerciesen á ponerse en pugna con el bien general. La opinión pública se encrespó contra semejante promiscuidad. A quien combate contra ella, la opinión le ha acompañado y le acompaña. Popularidad tan explotable y jugosa es la que el actual Ministerio busca mediante el proyecto de incompatibilidades. Mas hay que examinar si éste es puro adorno parlamentario con que el señor Montero Ríos quiere dar realce á su figura, ó si constituye una obra sería y viable. Porque poner el proyecto como señuelo para el espíritu público, á conciencia de- que no entrará en la realidad, será artimaña de la escuela antigua, la cual tenía por base principal la tontería de los españoles. Esas habilidades están mandadas retirar. Fuera ste un Gobierno vigoroso, contara COÍI una mayoría fuerte, homogénea y segara, y todavía habría de necesitar de un potente y continuado esfuerzo parav convertir en ley y hacer efectivo el proyecto de incompatibilidades, bosquejado hoy eji las columnas de algunos periódicos. Situación política más sólida y pu- L AS 1 NCOMPATIB 1 LIDADES la experiencia que cuando el rey ó el príncipe heredero de un Estado se halla en estado de merecer, se hacen por los cortesanos, por los gobernantes y por los pueblos, cabalas y proyectos acerca de quién será la elegida para compartir tálamo y trono. Surge entonces la novia X, y por algún tiempo se trabaja por despejar la incógnita. Antiguamente se les daba á los interesados todo hecho y no intervenía para nada el amor en estos enlaces, concertados únicamente por la razón de Estado. En los tiempos modernos es otra co sa: en cuanto Napoleón 111 fue proclamado emperador, se pensó en casarle. Su prima la princesa Matilde es un buen partido decían unos. Es mejor, replicaban otros, la princesa Carolina de Wasa. No es posible pensar, opinaban muchos, en una archiduquesa de Austria después de María Antonieta y de María Luisa, pero el soberano de Francia se debía enlazar con una antigua y regia estirpe y surgió la Emperatriz X, hasta que el propio interesado despejó la incógnita diciéndole al Senado, al Cuerpo legislativo y al Consejo de Estado: Señores: Me caso con la que ha elegido mi corazón, una dama de ilustre. cuna, hermoso corazón y grandes atractivos, que estoy seguro de que me ha de hacer feliz y ha de contribuir á la ventura de mi pueblo. Al príncipe de Gales, que es hoy Eduardo Vil de Inglaterra, le designaron como futuras á cuantas princesas C Tpl matonismo escribió ayer una página más. Dos toreros gravemente heridos en pública reyerta son testimonio de los progresos que hace esa terrible plaga social, contra la que las autoridades han empezado á adoptar medidas ayer mismo, ordenando cacheos frecuentes y una fiscalización en la venta fácil de armas. La disposición no es mala; pero cabe más. Así. como á título de humanidad se derriban casas que son un peligro para el vecindario, á título- también de humanidad y por demanda imperiosa de la higiene deben clausurarse establecimientos que son escuelas del vicio y antros del crimen. El Municipio celebró una sesión modelo. Podrá discutirse si lo fue por la utilidad de los acuerdos, pero indiscutiblemente! lo fue por el tiempo invertido, que no llegó á diez minutos. En muchísimas habrá empleado horas enteras para resolver menos, de modo que, cuando menos, sesiones como la de ayer tienen la ventaja de no perderse tiempo. La comisión de festejos en obsequio de Loubet se reunió y resolvió varios asuntos de su competencia, entre ellos el de la iluminación de la Puerta del Sol con estearina, porque las fábricas de electricidad pueden dar escaso fluido, y además caro. Después de tanto progresar, resulta eso: que la mísera vela triunfa so