Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. MIÉRCOLES 27 DE SEPTIEMBRE DE 9O S. PAG. 6 para arriba, cuando hubiera podido de 20 reales o menos, suscribiéndose ce D David Pedro Behic siempre iuyo c e corazón. N o es cosa de copiar todos los Ya mentos del epistolario. En ei se advierte, como ya he dicho, un ínteres extraord nano por las cosas propias y ajenas, u a verdadera y cordial ternura, una g an cortesía Refiriéndose a un deudor, mdics: Como Vmd. habrá observado, el pag? re esta para prescribir, y en este concepto he de merecer a vuesa merced me ha ¿a el gusto de ver como lo ha de renov? r, obligándose a dar tanto cada mes, aunque no sea mucho, porque mi animo no? j aumentarle su desgracia, aunque qu ¿io cobrar. Por fin, entre tantos números, advertencias y observaciones, hay su n tg amante, pues dirigiéndose a una Mana López, de Madrid, escribe- Amadis ¡rra Dolores mía: A su devido tiempo recibí tu Esquelita; no te he respondido, primero, porque mi cabeza anda bien abrasada, y porque tu Madre aun no me h? bia dado la cuenta de lo gastado con Frasquito, que va adjunta... No copio mas. Este pliego de papel amarillento, en el cual pardea aún vigorosa la vieja tinta confeccionada con agallao, es una instantánea de un alma desconocida, vulgar, semejante a centenares de antiguas almas españolas que en la actúa- í MARRUECOS. EL CICLISMO EN EL HAREM. FOTOGRAFÍA HECHA POR EL SULTÁN PARA SU CINEMATÓGRAFO con los manguitos puestos, redactando sus breves epístolas, en las que no dice mas que lo que quiere decir, pero intercalando en todas su gacetilla política. Que era viejo, es indudable. Dingieniose a D Domingo Sánchez, estimadiimo amigo suyo, le dice: Me alegro que haya vuesa merced salido de su indisposición. Con efecto, el calor se dexa sentir, y quando se siente en esta contemplo qual sera en otras partes. Cuídese ¿uesa merced, que no estamos en edad de otra cosa. Al mismo le dice en Junio: Quanto bien se seguiría al Estado en que S. M olvidare los sitios; es un dolor el que no haya quien a S. M se lo haga presente, y si el Señor Sahavedra consiguiera esto, la nación entera deviera estarle muí agradecida Y a renglón seguido añade: La Gazeta pasada, dice haber salido el 4 tomo de la defensa de la Religión; he de merecer a Vmd. lo recoxa y lo entregue con los demás a D José de Respaldiza Lo cual demuestra que el buen comerciante compraba y leía libros. Ademas se interesaba por sus negocios y por la política internacional. A un amadísimo amigo suyo, de Sevilla, le escribe. Deseo con ansia el que sepamos de oficio el paradero de la expedición, pata ta- par la boca a tanto embustero como a su antojo quiere darle destino. H e leído carta que dice que en Inglaterra se han hecho luminarias por tres días para celebrar que los franceses han desistido de su empresa contra Inglaterra, pues han conocido el gian disparate que era y a lo mucho que se exponía; y a esto digo yo que si era disparate, ¿para que lo celebran? Pues antes devian celebrar el que lo intentasen, para por este medio dar a sus enemigos un golpe mortal; lo que sí me admira es ver tanta inacción generalmente por todas partes, y sera tal vez porque todos esperaran a ver el éxito de la expedición de Tolón, para con conocimiento mas claro tomar ¡as devídas providencias. Censuia, como se ve, al Gobierno. Y en otra carta sobre lo mismo a otro estimadísimo amigo, le dice: Si, con efecto, saliese cierto que la expedición de Tolón es para la India y logra superar los innumerables obstáculos que por un orden regular de cosas es preciso que haya, lograra Bonaparte en la Istoria aui mejor lugar que el que consiguió S u pion el Africano, y puede ser un medio para dar a la Europa una solida paz por muchos años, porque aunque esta se conseguiría mejor yendo a Cartago, ya era preciso que costase demasiada sangre. Se ha dado demasiado tiempo al enemigo para ponerse en un respetable estado de defensa. N o debe Vmd. extrañar el que los ingleses se hayan descuidado del bloqueo de Tolón; era de creer que todas las noticias que sobre aquella expedición se divulgavan era llamada falsa, para llevar allí parte de las fuerzas y dcvilitar las del Canal, no ceyendo que en el Mediterráneo hubiese objecto de los franceses contrario á los intereses de Inglaterra; quando mas, conciderarian aquellas fuerzas, o para unirse con las españolas de Cadiz ó para pasar a las Amencas, que lo uno y lo otro creerían poder esíorvar con la escuadra de Jervis. Y termina hablando de la cosecha, del precio del trigo, que era de 5o reales y- y- íf Tí- I e- te i -1 í. JUAN L! BBERA EL HOMBRE DE LOS DOS CUERPOS Hot Dan íei beiq MARRUECOS EL SULTÁN FOTOGRAFIANDO A SU INGENIERO M. VEYRE lidad nos sirven de mofa. Sí, nos burlamos de aquellos hombres que mezclaban lo humano y lo divino, que no tenían maquinas de escribir ni copiadores de papel cebolla, pero cuyos sentimientos eran firmes como el carácter de letra, siempre igual y reposada. Ahora besamos metafóricamente muchas manos y no pocos pies; ponemos