Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SUSCRIPCIÓN PAGO A N T I C I P A D O 7 0 R CADA MES España, ptr, i,5o. Portugal, pts. 2 Unión Postal, 2,5o francos. Administración: 55, Serrano, 55, Madrid N. 6o. M A D R I D M I É R C O L E S 27 D E S E P T I E M B R E D E 1905 NUMERO SUELTO, CINCO CÉNTIMOS EN TODA E S P A Ñ A VgcmBSK ABC k PUBLICl DAD S O L I C Í T E N S E TARIFAS Anuncios económicos. Reclamos. Anuncios por palabras. Noticias. Informaciones. Administración: 55, Serrano, 55, Madrid a s n a m S n a n o n s V O M B C B I aBOHm SoBnoeiii NsaEKBzaaí V B O H H H DESNATLIRAT; IZAU PARA QUEMAR COMP DE A E U M R R A D O A BASE DE 90 CENTS. LITRO. PRECIADOS, Pifias, muimos, inelóu japoiVs. I S i i r q i i i l l o 1 2 MIJ- S ULIIOSEDA DE MUEBLES. Biciclela de senoi íi, cibiüi: ACADEMIA POLITÉCNICA INDUSTEIAL Ingenieros, Carreras Mililarcs, Peritos Mecánicos, Fdectricistas y Aparejadores. -Ensefianz? garantizada. -Internado en inmejorables condiciones. -Toda la casa con arreglo 6 higiene. SAW M A T E O 2 (E S Q r i X A A FITE C A K K I i) NOTA Esta Academia ha piicslo una sección independiente para la carrera de Derecho, í carao de seis Doctores. gabinctes, ak o as, re, sillas, piano, Paz, 15. I COCHES. -Alfonso X, n. 1 y 5. UMICA C A A fcíJK I A T 0 1 0 HV V A l i O l t 1 K A l i l I A J A S Y PAPELETAS aaX MONTE Los únicos é inmejorables cafés torrificados los vende lia carrera más indicada por la facilidad de su estudio y sus múUiples aplicaciones es la de l o i i i o r c i o -P a r a los B a cliiIlovo. ó que posean asignaturas de este título, grandes facilidades: en un año, Contador, y en dos, profesor mercantil. Paraquiencsaspirenii título, lasos d e aplica i ii áhoras rom iatil) los con cualquiera otraobligación. Regios, éinformes al diredor del I i i s t i t i i l o C o i i i e r í i a l P r í n c i p e 2 Ia lí id SAX l E K Ó Í l M O 14 ENTRESUELO Billares de ABC n LUNA, ti Reformados con arreglo á los úllimos adelantos, resultan hoy de los mejor presentados en Madrid. P R O B Á D L O S Y OS C O N V E N C E R É I S 24, PRECIADOS, 24 exieana AGUA DE M A R C A LA G- IRALDA De venta en las principales farmacias p e r i h n i e r í a s y I r o j i i e r í a s le l l: i K s p a ñ a 116 BIBLIOTECA DE A B O) BANDERAS FRANCKAS Y ESPAÑOI. S A entregar cuantos pedidos se hagan por importantes que TRASPASO CACHARRERÍA sean en plazo muy breve. Romanones, 7 y 9, entresuelos, LOS TIROLESES S a n t a ísalDí L- 50 EL SÉPTIMO MANDAMIENTO ii3 A h o r a era á E r n e s t o á quien le tocaba g r i t a r -Señor Eberhardt... -Déjeme usted en p a z -E s que quisiera contarle á usted una historia. El viejo se revolvió furioso. r ¿Cree usted que estoy yo ahora para escuchar historias P e r o ni que quisiera ni que no, E r n e s t o se encontraba dispuesto y decidido para desalojar el enorme peso que desde hacía tanto tiempo le estorbaba, y añadió: -C u a n d o era estudiante, le robé unas frambuesas en su huerta... -M e parece que se está usted burlando de mí; le repito que me deje salir de aquí y que, por ahora, no necesito saber historias. Ernesto prosiguió sin hacerle caso: -Su hija. de usted me cogió en el garlito, y ese fué el primei pecado de que tengo que acusarme ante usted. Gertrudis no decía una palabra; no hacía más que agarrarse á su p a d r e -E l segundo pecado lo cometí el día de la fiesta del bosque, después que apuramos juntos aquellas dos botellas de vino... N o pudo continuar porque entonces fué Gertrudis la que se encargó de interrumpir, exclamando: v- -S r Gruber... P e r o Ernesto no pudo volver la cabeza porque tenía que atender á los caballos, pues en aquel momento pasaban por wn gran bache y el trineo hubiese volcado de no guiarle con el necesario cuidado, -L e decía que esa tarde le robé un beso á su hija de usted, 5 un beso, S r E b e r h a r d t! ¡B r i b ó n! -g r i t ó el viejo, mientras que su hija ocultaba el rostro llena de vergüenza. -Y la t e r c e r a ¡Que nos va usted á despeñar á todos! -N o tenga usted cuidado. Le estaba diciendo que la tercera vez, ó sea esta misma tarde, me p r o p o n g o robarle á su hija. -D e b e usted haberse vuelto loco- -gimió el anciano. ¿Qué significa toda esta comedia? gio, en la Escuela Superior de Agricultura, y luego, después de haber estado practicando durante seis meses en una granja modelo, regresó á su pueblo natal. Hacía poco tiempo que su padre, mediante ciertas garantías, le había conferido la dirección de sus fincas, y desde entoncer decidió hablar formalmente con G e r t r u d i s P o r entonces fué también cuando se enteró de que el ingeniero de montes en cuestión se había metido por medio, y lo que á él le molestaba aún más es que el viejo E b e r h a r d t parecía manifestar por é! algunas simpatías. Quedaba por resolver uno de los puntos más interesantes de la cuestión, y éste se refería á lo que la propia interesada pudiese pensar de t o d o esto. Nadie sabía una sola palabra; E r n e s t o p r o c u r ó enterarse, p e r o en ningún sitio le pudieron facilitar noticias ciertas. Lo que sí se le alcanzaba era que urgía tomar una determinación que despejase la incógnita con toda la rapidez posible, y con objeto de conseguir esto había concebido wn plan diabólico que aquella misma tarde pensaba poner en ejecución, con la es peranza absoluta de que sus planes no habrían de resultarle fa ilidos. Lleno de impaciencia y tratando de disimular sus propósitos t o d o lo posible, seguía con el suyo á los demás trineos. La ciudad ya se había quedado bastante lejos. La espesa capa d nieve cubría los campos y los caminos como una inrriénsa sá baña de inmaculada blancura. Los látigos chasqueaban y los caballos aceleraban el paso, alegrando la excursión con el vibrante sonido de los cascabeles. U n cuarto de hora transcurrió en esta forma, cuando de r e pente G r u b e r refrenó sus caballos, que se pararon en el acto. ¿Qué ha sido eso? -preguntó el S r E b e r h a r d t -N o es nada de particular; me parecía que una de las man tas arrastraba. y diciendo esto echó pie á tierra, ponié, ndose á examinar detenidamente el trineo. -Q u e nos vamos á quedar muy atrás. -N o importa; pronto alcanzaremos á los demás. Con este par de potros tDuede uno hacer todo lo que quiera. A h o r a mis