Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
AKUMCIOS p O R PALABRAS, CLASIíioados en secciones. De una á diez palabias, 1 peseta. Por cada palabra más, 10 céntimos Las abreviaturas y cada cinco cifras se cuentan como una palabra. Al importe de cada inserción deberá añadirse diez céntimos de peseta por el impuesto del Timbre. Los originales se remitirán á la Administración de A B O acompañados de su importe en metálico, sellos de correos, libranzas de la Prensa ú otro giro análogo, el día antes de la fecba en que deban ser publicados. RAN TIENDA ESQUINA, habitación, sótanos, dependencias espaciosas. -Galle Recoletos. 15. G UZ ELÉCTRICA RESULta muy buena y muy barata gastando las lámparas incandescentes New- Xork qiie sólo vende Ureña en Madrid. Barquillo, 11 y Prim, 1. L CURIOSIDADES logos con 50 muestras escogidas, 3 pesetas en sellos Huntzinger. Calle de Torija, 90, Madrid. ESPECIALIDADES ABA LIMPIAE METALES Sidol. Garantizamos asombroso resultado, admitiendo la devolución si no s a t i s f a c e Concesionarios para la venta en España y Portngal. -Hijos de Manuel G- rases. -J? tiencarral, 8 y Atocha, 16. ESPECÍFICOS GALAND OS CONFITES SUN producen una deposición C URIOSIDADES etc. Catá- natural diaria sin dolor ni irrites sin iguales, fotografías, libros alegres, tación. Pomo, una peseta. Gayoso. Arenal, 2 y farmacias. Por mayor: Pérez Martín Velasco. P DOSIS DE ESTÓMAU NAcomer, produce unaan- C go Artificial, tomada tes de perfecta digestión. Caja, 7,50 y 4 pesetas farmacias y Arenal, 2. ESPECTÁCULOS RICE. -A LAS NUEVE: La niña del organillo (estreno) P AP- ttlSISTRACIOSf ONSEJO DE ADMINIStración importante sociedad. Se necesitan personas intachable conducta formarlo interesando algo negacio. Lista correos n. 1.111.514. Madrid. JE ECTRICIIÍAD LTJMIN ACIONES E L E CI tricas, Hispano Francés, contando con personal práctico y amplios talleres. Desengaño, 10, quintuplicado. C POLO. -A LAS OCHO Y media: Doloretes. -A las nueve y media: El perro chico. -A las diezSy tres cuartos (sección doble) La reja de la Dolores y El alma del pueblo. ARZUELA. -A LAS OCHO MUSÍ A y media: La czarina. -A las nueve y media: EmigranUITARRA. MÉTODO tes y La pitanza. -A las diez y fiamenco (música y tres cuartos: El húsar de la por S. Marín. Circulares cifra) guardia. -A las once y tres llé. Administración, Mdetaoracuartos: Ideícas. t í n 7, ó Sociedad A u t o r e s Arenal, 20. SLAYA. -A LAS OCHO Y tres cuartos: Los guapos. -A las nueve y tres cuartos: Los zapatos de charol. -A las diez y tres cuartos: ¡La peseta enferma! -A las once y tres RISTONES, IMPRENTL cuaVtos: El pilluelo de Pans tas, Cinematógrafos. Ca (dos actos en una sección) tálogo Director Oficinas Pxiblicidad. Tallers, 2, Barcelona. ÓMICO- -A LAS OCHO Y media: El contrabando. -A las nueve y media: El trriel. A las diez y tres cuartos: La rema del couplet. -Alas once A nCíd MODELOS y tres cuaitos: El arte de ser s w v nuevos semabonita. nales (verdad) Precios al por mayor y menor, sin competenARTÍN. -A LAS OCHO Y cia. G- ran Exposición. Entrada media: La guardia amari- libre. -Mensajerías. -El mejor lla. -A ias nueve y meáia: servicio. Jacometrezo, 4. Chateaux Hargaax. -A las diez y tres cuartos: La verdimia. -A las doce: El caballo do JPO 8 TA ES batalla. Z G E A M A O RO Y ALHAJAS XECEísito comprar para reformas. 46. Hortaleza. 46. OSTALES BEOMÜSO con academias del natural envío vuelta correo muestras gratis. Lista correos. Cédula n. 37.735. Barcelona. P fl 1. 2 Se alquilan, compran, venden y cambian. Hortaleza, 39, 1. Peligros. 5, pl. ñ 7 tarde COCHES- Alfonso X, n. 1 y 5. á Marruecos, Gibraltar y Sur de España, organ ¡7 ada con la protección del Gobierno por la ESCUELA PRACTICA DE COMERCIO para sus alumnos. Preparación para obtener títulos de Contador y Profesor Mercantil. Detalles: 3I Htes. a, -45 a l 4 9 M a d r i d COMPRO para el ingreso en la escuela especial de Ingenieros Agrónomos. Prepaiación de Matemáticas por 50 pías, al mes. Dtor. D. Germán Roda, Ingeniero Agrónomo, l i s t a 5 3 o De 2 á 8. engañen. á tronco, alazanos 4 dedos, 7 años, vendo bto- R. Bordadores, 11, automóviles. BERLIN 4 MARGA LA GIRALDA 5 e vosjtii en Sas principases farmacias perfumerías y droguerías s 5 e toda á 3 spaüau 1 JO E 1 BL 1O TECA DE A B C na vez en aquel vehículo y verse envueltas en aquellas riquísimas pieks, no durante una sola vez, sino para siempre, como dueñas del trineo. Ernesto en aque! momento estrechaba la mano a! viejo Eberhardt, que le sonreía bondadosamente. -Escuche usted, Gruber- -dijo señalando á uno de los trineos tirado por dos escuálidos rocines, -en ese no me siento de ninguna manera; se pueden contar las costillas de los caballos. Si yo, que estoy tan gordo, me confiase con mi hija á esas cabalgaduras, tengo la seguridad de que no podrían arrastrarnos. 1 E! joven le escuchaba sonriéndose. -No se preocupe usted por eso- -exclamó; -vénganse ustedes en el mío y estarán completamente descuidados y sin peligro de ningu na clase. i- -Con muchísimo gusto; ¿qué te parece á ti, Gertrudis, ya que el señor Gruber es tan amable? -Yo, lo que usted disponga, y siempre con muchísimo gusto. -El trineo es verdaderamente regio; mi enhorabuena, caballero. -Muchísimas gracias; pero ya es hora de que montemos, porque casi todas las personas están ya sentadas. -1- -Luego, dirigiéndose á la señorita, añadió: ¿Se divirtió usted mucho en el baile de la noche de San Silvestre? -Reaular; había muchas caras conocidas y no lo pasé mal del todo. -Me alegro muchísimo. Después, y ayudándola á instalarse en el trineo, añadió: ¿Y no echó usted de menos á nadie? -A nadie- -contestó Gertrudis, fingiendo no comprender la pregunta. -Pues yo he pasado la fiesta en mí casa y crea usted que allí me encuentro divinamente. ¿También le va á usted? -Si, señorita; me he hecho muy casero y estoy dispuesto á vivir ya en mi casa durante toda la vida. Era ya el momento de partir. -Tendrá usted en ella muchas comodidades. -No me faltan estas, pero además me hallo constantemente en el campo, que es mi elemento. ¿Dónde está ahora su padre? -Está en Berlín; ha ido á comprar dos máquinas que pensamos instalar en la granja el verano próximo. ¿Está usted bien 1 abrigada? -dijo Ernesto cambiando de conversación. -Me encuentro divinamente- -contestó Gert. udis, que se mostraba no tan expansiva como de ordinario. En aquel instante, el Sr. Eberhardt se separó de varios amigos suyos y montó en el vehículo de Gruber. Era ya e ¡momento de partir. Ernesto ocupó su puesto en e! pescante y empuñó las riendas En aquel momento, la banda entonó un alegre paso doble y los trineos se pusieron en marcha, seguidos durante un bueti rato por una verdadera turba de muchachos. Gruber se colocó sin decir una palabra á la cola de los vehículos.