Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C DOMINGO 24 DE SEPTIEMBRE DE ÍQOS. PAG. S mmmf: í 3 í? H MADR 1 D. KERMESSE QUE SE CELEBRA EN EL DISTRITO DE LA LATINA A BENEFICIO DE LOS POBRES lol. A IJ ü grafía. que hoy publicamos da clara idea de la animación del público ál pasar la comitiva por la calle de la Paz. Abría la marcha una sección de la guardia municipal de Caballería; seguían la música del patronato de Pueblo Nuevo del Mar y las comisiones de sociedades que llevaban estandartes, y detrás la banda municipal; después las comisiones del Club Ciclista, Cruz Roja, Ateneo Mercantil, Lo Rat Penat, Valencia Nova, Círculo de Bellas Artes, Asociación de Profesores músicos, Círculo Taurino, Círculo Musical y Prensa, en carruajes, y marchaba á continuación el Ayuntamiento precedido de los maceros y escoltado por otra sección de guardia municipal de á caballo. El Alcalde felicitó á los profesores que á tanta altura han sabido colocar el nombre de Valencia en la esfera del arte, y celebró que este triunfo culto haya despertado el entusiasmo en un día de paz, compensando Jos días intranquilos de las enconadas luchas políticas. El director de la banda, Sr. Lope, tuvo que asomarse al balcón de la Casa Consistorial ¡y contestó á Jas aclamaciones de que era objeto con un ¡viva! á Valencia y otro al maestro Guíez, que fueron contestados con gran entusiasmo. I A KERMESSE Se ha inaugurado DE LA LATINA brillantemente la kermesse organizada en el distrito de la Latina, de la cual anticipamos noticias á nuestros lectores hace unos días. Estas fiestas benéficas han tomado ya carta de naturaleza en el pueblo madrileño, que las organiza anualmente en casi todos los distritos para socorrer á sus pobres. Publicamos en esta página una fotografía de la de la Latina, que indudablemente ha de llevar horas de alegría á aquel simpático vecindario y remedio á muchas necesidades. levantándose precipitadamente y haciendo una ceremoniosa reverencia: ¡Ah señor! ¿V. M aquí? -Ya lo ve usted; amo mucho á Francia y siempre que puedo ia hago una visita. I OS; B 1 ENES RESERVABLES. En ¡a O N LA PASTELERÍA- ¡Buenas tar DE MODA des, m a r q u e sa! Está usted encantadora. -Déjese usted de galanterías y déme una taza de te. El que está hermosísimo es el tiempo. -Y más animado que nunca Biarritz. ¡Cuánta gente, cuántos extranjeros, qué gran número de mujeres guapas y elegantes. Sentémonos en esta mesita cerca de la puerta. ¡Qué polvareda, qué ruido! ¿Qué sucede? -Uno de esos insoportables automóviles que pasa. -No pasa; se detiene y los que vienen en él entran aquí. ¡Qué fachas! ¡Cómo llegan de polvo y de barro! No se les debía dejar entrar en un sitio tan distinguido como éste. -Se sientan en la mesa de al lado. Efectivamente, los automovilistas se sientan en una mesita y llaman para que les sirvan el te. Se echan atrás las hopalandas y se quitan los anteojos de camino. Estupefacción general. La marquesa, Sala primera del Supremo se ha visto un recurso interpuesto contra una sentencia dictada por la Audiencia de Valladolid, que tiene verdadero interés, pues se trata de saber si cuando en una demanda se reclaman bienes que con arreglo á lo que prescribe el art. 8i i del Código civil, tienen el carácter de reservables, debe acreditarse en el pleito la existencia de aquéllos, ó debe, por el contrario, seguir adelante, y una vez fallado determinar cuáles son los referidos bienes. E! juzgado y la Audiencia se han mostrad en este caso conformes en que ios demandados en el pleito á que nos referimos entreguen los bienes reservables que los demandantes les reclaman; pero aquéllos han interpuesto un recurso, con elocuencia y brillantez sostenido por el letrado Sr. Alvarez Arranz, planteando la cuestión de si existen ó no ¡os bienes causantes del litigio. El asunto, como se ve, es curioso y claro á primera vista, pues parece natural y lógico que antes de promover un pleito con finalidad positiva, se determine si los bienes que se persiguen son reales ó imaginarios. Lo contrario es exponerse á perder el tiempo. E N LA A U D I E N C I A No hubo ayer más que una vista en la Sala cuarta. Tratábase de un delito de homicidio por imprudencia, del que aparecía resoonsabie el conductor de un tranvía.