Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ACOMPASASTE ESPECTÁCULO AEA LIMPIAS, METALES NECESITA TJJT HOMA LAS SS bro fuerte paseo cuidar en- brosoSidol. GaiantxHamos asom- PBJCB. -Antonieta NUETE: pai a yP Mana ó la Reresaltado, admitiendo la acompañar de á un volución francesa. fermo. Carinen, 14, principal. devolución si no satisface. Concesionarios para la venta on España y Portugal. -Hijos de Manuel Grases. -j? uencarral, 8 y Atocha, 16. ESPECÍFíCOS A las cuatro y media: Siempre el dinero. -El castillo de Port do Vendres f los dos sargentos franceses. POLO. -A LAS OCHO Y media: El perro chico. -A las naeve y media: El alma del pueblo. -A las diez y media: El perro chico. -A las once y tres cuartos: Doloretes. A los cuatro y inedia: El húsar. -El primer reserva. -Doloíetes. zapatos de charol (reprisse) -A las diez y tres cuartos: i ¡La peseta enferma! -A las onco y tres cuartos: El pilluelo de París (dos actos en unasección) A las cuatro y media: El intruso (tres actos) ¡La peseta enferma! LAS OCHO Y raedia: El C ÓHICO- -Aarteyde ser bonita. -A las nueve media: El oas. iluesfera cátalo go, 1 peseta es selles. F. Cas trillón. Cruz, 28, líadEiá. BABADOR. BAitBAGÁX. goma. Rótulos Sellos de esmaltados. Cii a para guar BABADORES F FOTOGRAFÍAS OTOGRAFÍAS ASTÍSII. C URIOSIDADES G- ALANtos sin iguales, fotografías, libros alegres, etc. Catá- A logos con 50 maestras encogidas, 3 pesetas en sellos Huntzinger. Calle do Turijn. 00, Madrid. producen una deposición natural diaria sin dolor ni irritación. Pomo, una peseta. G- ayoso. Aienal, 2 y farmacias. Por mayor: Pérez Martín Vej laico. I AHZUELA. -A LAS OCHO KA DOSIS DE ESTÓMAy media: Ideicas. -A las go Artificial, tomada anI tricas, Hispano Flanees, tes de comer, produce una per- nuevo y media: Emigrantes y contando con pciscnal prác- fecta digestión. Caja. 7,50 y 4 La pitanza. -A las diez y tres tico y amplios talleaes. Desen- pesetas farmacias y Arenal, 2. cuartos: El húsar de la guardia. -A las once y tres cuartos: gaño, 10, quintuplicado. ARÁSITOS PIEL VELLU- Ideícas. cuatro y media. -El da. Se extinguen instan- I A las de la guarUZ ELECT 1 UCA EESUL- táneamente con Mundificante trébol. -El húsarde Sevilla. ta muy buena y jiuty barata Santoyo, fina perfumería que iia. -El barbero gastando las lámparas incan- se apUca con borla. Una pesedescentes Ncu- Iím k que sólo ta cn a en boticas, droguerías SLAVA. -A LAS OCHO Y vendo Ureíía en Madrid. Bar- y perfumerías. Ya por correo. tres cuartos: Los guapos. -quillo, 11 y Prim, 1. Doctor Santoyo. Linares. A las nueve y tres cuartos: Los D os COÍSIÍTTES SUN túnel. -A las diez y tres cuartos: La reina del couplet. -A las doce: El arte de ser bonita. A las cuatro y media: El contrabando. -La reina del couplet. -El túnel. das. Carrera Síra J r 4 ain o, 31, entres ¿elo. OEO Y ALHAJAS NEC ¡2 sito comp -ar par reformas. 46, Hortaleaa, 46. MÚSICA flamenco mésiea y cü- a) por B. Marín. Clreajíwes detalle. Adminisfcra ié s IX o L a tín, 7, ó Sooiedíwí A u t o r e s Arenal, 20. POSTAJU 8 S a T s semanales (verdad) Presiss al p. or mayor y meaar, sia eompe ioncia. Gran Expesiaé n. Enliada libre. -Xensajerum- -Bi mejor servicio. Jacomo íeE 4. U Z L P JUJABTTN. -A LAS OCHO Y i media: El caballo de batalla. -A las nueve y media: La vendimia. -A las diez y tres cuartos: La guardia amarilla. -A las once y tres cuartos: El caballo de batalla. A las cuatro y media: La vendimia. -Los granujas. -La tirana. G TJITAEBA MÉTODO E PLAZA DE TOBOS. -A LAS cuatro. -13 corrida de abono. -Seis toros de Bañuelos, a estoqueados por Machaquito y Eogaterín. COLiGlí) -FRANCES DE I a HIERROS. ACEROS, -MAQUINARIA Almacenes le EMBIQUE BEI, CAMPO. Madrid SE ADMITEN Maís- ícrala. Se mañana íí 7 tarde CLAUDIO UIELLD. Calle BtLM. 4 al 10. Teléfono 1465. Calle FERNANDO Yl. 12 MAQUINAS de taladrar, cortar y punzonar hierro. TORNOS, FUELLES, FRAGUAS, BIGORNIAS de acero. LLAVES, para tuercas y para tubos. Entenallas. Terrajas. le A SU AS tle holanes Yerm. Mondariz y Vichy, de J. ieometrozo, 40, se ha íras: adado K e i a a 4 5 dupdo. bajo izqda. Tel. o 886 Servicio á duin. o Hay una Srta. con 20.000 dnros y unos solares en el ensanche que valen otro tanto, y una señora viuda con 50 rs. diarios de renta, que desean legalmente casarse. Dirigirse al aes ed. itaá. o S F e l i p e J i m é n e z (con sello para la contestación) c a l l e Calvo Asesisio. 8, M a d r i d T o d a s s ecagan, y s econtestáis todas las cartas. E. APARICIO, POSTAS, 50 Capa y faldón cachemir bordado, le sSe 25 pesetas. Vestidos para, niños, desde 5 p í a- Sombreros d e batista, desde S p t a s j Mas, desde 4 p í a s Catálogos gratis. para el ingreso en la escusla especia! de Ingenieros AgtSnouos Preparación de Matemáticas por 50 pías, al mes. B. Ger mán Roda, Ingeniero Agrónomo. I4 sta, 5, S. Be 2 fc- 6. JO 2 BIBLIOTECA DE A I! O) -Alabará necesariamente al Creador- -interrumpió Grubei tntusiasmado. -Otro vasíto, señor Eberhardt; vamos á brindar á su salud. En atjuel momento cesó de tocar la música y Gertrudis volvió al grupo muy acalorada por ej último baí c. ¿Sabes, hija mía, que Gruber ha estado alabándote muchísimo? Dale las gracias- -añadió su padre con voz ya poco segura. Ella se puso aún más encarnada de lo que estaba, pero en seguida se echó á reír sin pizca de malicia. -Es usted muy amable- -repuso, -y en acción de gracias... No terminó la frase, pero se colocó detrás de él, y cogiendo su sombrero añadió: -Para corresponder á su atención, voy á colocar una corona en su sombrero, puesto que, por lo que veo, es usted el único caballero que no está coronado. Y riéndose burlonamente, desapareció entre los árboles. -Voy con usted- -exclamó el escolar siguiéndola. -No, no; quédese usted. Pero Gruber no quiso obedecerla, y despidiéndose afectuosamente del viejo con la mano, se internó también en el bosque. Era ya la hora del crepúsculo, y los romeros habían encendido centenares de farolillos de papel, que brillaban entre los arbustos como si fuesen estrellas. Allí estaba Gertrudis con el sombrero del joven en una mano y dando principio á su tarea. -Por fin se ha empeñado usted en venir- -exclamó al ver á Ernesto. ¡Qué quería usted que hiciera! ¿Y si se hacía usted daño? -añadió con tono compungido. -Bueno; ya que está usted aquí, pase. Pero comprenderá también que estando usted aquí no puedo trepar á los robles, y se tendrá qi. c contentar con uns corona hecha con hojas de ¡t villano. El la contemplaba en silencio y admiraba la habilidad y la rapidez con que entrelazaba las hojas uniéndolas por los tallos; alumbrada por la vaga luz crepuscular, le parecía que era todavía más alta y más robusta que de oidinarío. -Por fin se ha empeñado usted en venir. TIMIinn flllHIMUIllílu llklirí mam inunmniinillilTi U N