Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
¿AÑO TRES. NUMERO MICA CRÓUNIVER- ISMADRID, a 3 DE SEPTIEMBRE DE 1905. NUMERO SUELTO, 5 SAL ILUSTRADA. ESPAÑA DESDE LEJOS tierra del sol claro la verdad La nublada. Su espírituy derealmente es enigmático. Se leen los periódicos, y sólo por excepción se encuentra uno afecto á Jos Gol- iernos. Se oye á los españoles que viajan, y ni por casualidad se escucha un elogio de los que mandan. Sus políticos son los peores del mundo, su Administración la peor del mundo; lo que pasa, y se hace y se tolera en España, no pasa, ni se hace, ni se tolera en ninguna tierra del mundo. Y de esta suerte la voz páblica, ya hablada, ya escrita, resulta siempre de oposición tan acerba y radical, que el país parece abocado constantemente á la revolución, bien sea pacífica y hecha por el voto electoral, bien sea airada y hecha por el motín. Pues llegan unas elecciones... y aquí entra lo enigmático, incomprensible é inesperado. La opinión pública es per petuamente ministerial en los comicios. Y es aquella misma opinión rebelde en la Prensa, en las conversaciones y en los corrillos. ¿Cómo se calmaron sus quejas y dolores? ¿Dónde quedaron sus iras y fierezas? ¿Dónde se escondieron aquellos censores que voceaban en el extranjero sus abominaciones y esparcían á los cuatro vientos el descrédito de su patria? Todo eso se ha metido de cabeza en las urnas, crisol purificador que lo convierte en mayoría adicta, cómplice callado que ha de servir al Gobierno maldecido y ayudarle en los errores y desmanes abominados. Y, para que el absurdo sea mayor, sucede entonces que cuando la mano ha votado sumisamente, la lengua públi ca prosigue su obra de maledicencia y de rebeldía contra el poder. ¡Eso no es la opinión, no es el sufragio! -se grita. -Eso es eJ amaño, el escamoteo, la coacción. Y las prensas y las bocas vomitan acusaciones espeluznantes. Parece esta hora adecuada para que la serenidad y la justicia, sobreponiéndose á las vulgaridades y muletillas usua les, defiendan alguna vez á los Gobiernos, no á este ni al otro, sino á todos los Gobiernos habidos y por haber. El escamoteo puede sustraer ó falsificar media docena de actas: la coacción puede ejercerse en una docena de distritos rurales. Pero no es posible escamotear centeiíares de actas ni cohibir á varios millones de ciudadanos. Los procedimientos de presión han pasado de moda por una razón decisiva: porque no son necesarios para vencer. Los mismos adversarios políticos, los partidos puestos, los mandarines provinciales, los caciques de los pueblos, los o. rganisraos oficiales que acaban de reñir fiera featalla por les estandartes blancos, se ponen al servicio de los ne- cho de espejismo. Esto no puede oculgros, y se vienen mansamente á la mano tarse á un hombre tan clarividente como que manda, como las palomas de Vene- el actual ministro de Hacienda. Por efecria se vienen á la mano que tiene el pan. to de Ja pesadumbre de las cargas, que Y se declaran enamorados repentinos de el pueblo español sobrelleva haciendo un Jos negros para quienes sólo guardaron esfuerzo desesperado, hay una depresión desdenes en la última elección hecha por progresiva de las enei- gías nacionales. A los blancos. causa de ella, cada día la nivelación es Recuérdese lo sucedido en la elección más problemática. de las Cortes republicanas en 1 873. PreSin embargo, para que esa enfermedad senció aquellas elecciones desde el mi- económica se contenga, es preciso tonifinisterio de la Gobernación una estatua de car, aumentar las energías nacionales. Los la indiferencia olímpica, el inconmovible servicios del Estado deben ser reformaPi y Margal 1. dos á tal fin. La reforma supone gastos. Por frialdad de razón y por frialdad El Gobierno, y más que nadie el ministro de corazón, dio ejemplo de una neutrali- de Hacienda, montador de la máquina dad ofensiva por de eñosa para los dis- cuyas piezas se fabrican en los distintos tritos y los candidatos. Pues Pi y Margal! departamentos ministeriales, queda así se halló, sin buscarlas, unas Cortes adic- como encerrado en un círculo vicioso: si tas, todavía más repletas de republicanos no se robustecen las fuerzas productoras de lo que aquel Gobierno deseara. del país, el vigor económico de éste no España se enamoró súbitamente de la bastará á las necesidades del Tesoro; mas república. ¡Qué mucho si sus represen- para lograr ese robustecimiento hay que tantes en las Cortes postreras de la mo- aumentar los gastos, y ia mayor carga que narquía saboyana, habían sentido iguales esto supone es ya imposible para la resísamores en una sola sesión! sistencia física del pueblo español. Se objetará que lo mismo acontece en La correa sin fin que nos puede arrastodas partes: el sufragio es universalmen- trar á la ruma sólo permite ser cortada te ministerial. En efecto, eso pasa tam- con una cuchilla: con la exigencia de que bién en los pueblos sin voluntad ni pu- lo que se gasta se emplee mejor. Es proreza. Pero mírese á Prusia: eligió tres ó bable que este sea el criterio con que el cuatro Parlamentos de oposición, y se Sr. Echegaray examine la obra de sus los devolvía y arrojaba á la cara á Bis- compañeros. Claro está que, si la reformark, conforme él ios iba disolviendo. ma se hace en tal sentido y los recursos, ¡A Bismark! Francia eligió unas Cáma- que hoy se consumen con tan escaso reras de oposición personal á Mac- Mahon. sultado para la salud del país, se aplican Inglaterra da frecuentemente en los co- mejor, por millón de menos ó millón de micios toques de llamada que los Go- más el ministro de Hacienda no ha de biernos recogen con fino oído para las declararla obra inaceptable. ¡Ahora, dejar mudanzas de política. Allí el sufragio tie- instactos los organismos administrativos, ne la natural movilidad de los seies vi- y para que mejore un poco su función vos. En España está inmóvil, siempre gastar mas dinero del contribuyente, es postrado hacia el sol naciente. Dicen que una labor muy cómoda, muy gustosa, se vende. No; la venta implica perpetui- pero ya completamente inadmisible! dad en Ja posesión... Se alquila por temSegún noticias, el presupuesto del miporada al partido que gobierna ó al can- nisterio de Agricultura, Industria, Codidato que lo paga. mercio y Obras públicas- -al cual su jefe EUGENIO SELLES actual desea sustituir el longiquo y fatigoso nombre con el antiguo, breve y compendioso de Fomento- -es el presupuesto que mejor se adapta á lo que las circunstancias requieren. El conde de Romanones, con su característica viveza, I OS PRESUPUESTOS Tal es el tema se ha penetrado del punto donde se halla PARCIALES político, am- la clave de nuestra cuestión económica, y plio, interesante para todos, que hoy se á la modificación y reforma de los servipuede ventilar. El de la lucha por la se- cios de su departamento fía un mejor renaduría, que tan difícil se presenta para sultado de la acüón del mismo, y no al los liberales, no importa más que á los aumento de gastos, que éJ limita á canticandidatos. dad modestísima, no obstante que de ese El Sr. Echegaray va reuniendo bajo ministerio han de salir principalmente su mano los presupuestos parciales de gas- los reconstituyentes y tónicos de la protos de los diversos ministerios, y hace de ducción nacional. elíos un concienzudo y severo estudio, Pero el tema reclama ser expuesto y desde el punto de vista que es ya norma analizado con mayor detención y con común de los partidos de gobierno: desde ánimo más tranquilo que el que en esta la- suprema necesidad de la nivelación. casa puede haber hoy. Los asuntos púLas alegrías del superávit tienen rau- blicos capitales se imponen á todo moti- CRÓNICA POLÍTICA