Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SIAÑO TRES. NUMERO 251. CRÓVERSAL ILUSTRADA ÜMADRID, 18 DE SEPTIEMBRE DE 1905. NUMERO SUELTO, 5 CÉNS. Machaco y él no hicieron JO que Romero tal vez ante una ¡nfantita de Veláquez pinta decía que debe hacer un espada, según una rubia inglesa de ojos azules; acaso, más C i n duda hace gestiones el Gobierno consignó Merimée al describir una corri- lejos, ante una virgen de Mursllo, mueve sus para que D Pabio Cruz, el subse- da de torgs, que es matar ocho toros de pinceles un anciano de barba blanca, que tose cretario de la Presidencia del Consejo siete estocadas, uno de ellos de rabia, con carraspeos angustiosos de rato en rato... Nosotros pasamos lentamente, llevados y de ministros, retire la dimisión ó el pro- dieron gusto al honorable senado, que traídos por el ensueño, ante retratos, interiopósito de presentarla, si, como se ha dicho era lo que se trataba de demostrar. res y escenas. Y de pronto, una mañana, por ayer en ios centros oficiales, no ha llegado La Sociedad coral España se fue á este tiempo en que el verano acaba, oímos un á dimitir. la Bombilla para festejar en alegre jira á estrépito formidable de martillazos y vemos De todas suertes, el hecho es que el sus directores artísticos. Se cantó, se de- pasar precipitadamente hombres con escaleras. antiguo y leal amigo de Sagasta se mues- rrochó el buen humor, y no sabemos si Un extranjero retendría sus pasos y trataría tra disgustado, y aun cuando no es una se entonó un himno al clemente cielo en de indagar la causa de estas andanzas y de este figura de gran talla, ni él pretende serlo, acción de gracias por haber hecho que lo ruido. Nosotros lo esperábamos; se trata de dar una nueva colocación á los cuadros de algo significa en esta situación, algo re- que era jira campestre no se convirtiese, nuestro castizo Museo; todos los años, desde presenta que es venerado por los fieles como se temía, en jira náutica. hace dos ó tres lustros, pasa lo mismo. Nos á la memoria del fundador ilustre del Hubo también romería en la Puerta resignamos; esto es tan lógico, tan fatal como partido liberal. Con todos los radicalis- del Sol. Romeros, bien trajeados por lo lá perdurable caída de las hojas en estos días. mos de que quieran alardear los gober- general y por lo general de edad respe- Y vemos, en nuestras visitas de todas la mañanantes, nada convence á los liberales his- table; romeros de los 2.000 que, según nas, cómo Goya es llevado al sitio que ocupatóricos como el recuerdo del morrión. Y informes ministeriales, postulan senadu- ra el Greco, cómo Rubens es desalojado por eso era para ellos la personalidad del sub- rías, entraban ligeros y sonrientes en la Tíziano, cómo á Tiziano reemplaza Rafael c Giorgine, cómo, en fin, pasan, repasan y torsecretario dimitente: una reminiscencia, casa grande, para salir al poco rato repo- nan á pasar lienzos grandes y chicos en esa una silueta de! morrión que los milicianos sados y taciturnos, golpeando discreta- caótica y atronadora zarabanda... salpicaron de sangre en las barricadas de- mente el suelo con su pequeño bastón, Una íntima tristeza llena nuestro espíritu fendiendo la libertad. como diría Azorín, ó como hubieran gol- ante este espectáculo. Este año se anuncia ya Pero la política no tiene entrañas, ya peado las narices del ministro, inconmo- que Kubens pasará á la sala de Goya y que es sabido. ¿No es por acaso otra víctima vible ante tan tiernas súplicas y ante tan Goya será llevado al local en que han estado expuestos, la pasada primavera, los cuadros de de su crueldad otro hombre de liberalí- fervorosa solicitud. simo abolengo que, por serlo tanto y por Madrid burgués, eminentemente do- Zurbarán. No sabemos cuántas vueltas se ha llevar á la Gaceta el fruto de sus convic- minguero, invadió los paseos por la tar- hecho ya dar á estos pobres cuadros de Goya. ciones, perdió salud y posición política? de y los teatros por ¡a noche en busca de Goya- -nos dice un apasionado del gian pintor; -Goya pintaba en lienzos muy delgados, Nos referimos á D Alfonso González. un rato de expansión; y las calles de la sutiles; el color apenas prendía en la finísima Pudo equivocar la ocasión, pudo pre- villa, en cambio, ofrecieron, desde que urdimbre; además, el maestro gustaba de dar cipitarse; pero si se equivocó ó se pre- el sol se puso, el aspecto triste que las con frecuencia gruesas pinceladas en que la cipitó fue con honradez tan grande, que da la pobreza del alumbrado cuando fal- pasta coloreante se amontonaba. Y de esta nadie ha negado la pureza de la doctri- ta el que espléndidamente prodigan los suerte, a! ser llevados y traídos los cuadros, na liberal y la esencia del programa de comerciantes en las fachadas de sus esta- saltan estas pellas de color, se hiende la pir. tu su partido que llevó al famoso decreto blecimientos. Sin embargo, arcos y re- ra y quedan patentes, siniestras, anchas desconchaduras en las telas maravillosas. de i 9 de Marzo de 1901. verberos derramaban luz bastante para Y decía verdad nuestro amigo. Tales desPues bien; en el infinito barajar de que el prójimo más miope pudiese leer, nombres que ha habido desde la última si le interesaban, las cuatro frescas que conchaduras las hemos observado nosotros en Los vendedores del J asiro, por ejemplo. ¿Por crisis, nadie se ha acordado del suyo. Nákens volvió á largar ayer á sus amados qué no respetar profunda, intensa, religiosaCierto que é! renunció de propio é irre- correligionarios, á propósito de las elec- mente, estos lienzos de nuestro Museo, suvocable impulso á la vida política; pero ciones, desde las columnas de El Motín. premos, únicos, en que nuestros antecesores cierto también que por eso mismo nada han puesto y nos han trasmitido el alma de AEMECE España? se arriesgaba ofreciéndole un alto cargo, AZORÍN y en cambio se rendía el homenaje que se debe al hombre probo, de conciencia recta, que supo sucumbir en defensa de C s acercan los días otoñales; el otoño, en Mak la doctrina liberal. drid, como en todas partes, se significa con Y es que, como decimos al principio, la caída de las hojas. Pero hay en Madrid algo í n Madrid, semana de firmeza, pero sin va aunque la frase tenga de vulgar lo qwe característico, fundamental, esencial, que á los naciones importantes en las cotizaciones; tiene de sabia, la política no tiene en- que vivimos en la corte nos indica de un modo seguro, infalible, la llegada de la triste estaen el extranjero, semana de gran alza, princitrañas. ción. Aludo á la contradanza de cuadros en el palmente para los valores españoles. C. Museo. Todos los años, por estos días, cuan- EN EL MUSEO do regresamos de luengas tierras, apenas repuestos de los tráfagos del viaje, encaminamos I as nubes tuvieron piedad de les fieles nuestros pasos hacia la vieja pinacoteca. Andevotos de la tauromaquia, y el gran siamos ver, admirar, conversar un rato mentalacontecimiento, por ellos tan deseado, mente con nuestros antiguos amigos; con los pudo celebrarse. TZegalerín tomó la alter- caballeros espirituales del Greco, con los filónativa, y si á ver el espectáculo fueron sofos de Ribera, con las damas sutiles de SánPantoja, con los aficionados sin pañosa sobre los hom- chez Coello y de con el Primo, los majos de Goya, con Pernia, con el falso bros y sin calorífero para los pies, no D. Juan de Austria, con Menipo- -el epicúfue por falta de gana, que el tiempo es- reo, el excéptico. -Todos nos miran desde sus tuvo para eiio. Los madrileños aplaudie- marcos y parecen acompañarnos en nuestros ren ¡nucho? ¡novel espada, que, además paseos á lo largo de las salas sonoras y desierde valiente, es hijo de la villa; pero si tas. Una grata penumbra vela el ambiente Aquí volvemos á encontrar el Interior y las acciones de la Tabacalera á los mismos cambios de hace ocho días, es decir, á 79,80 y 3 g 5,5o respectivamente. La recaudación por tabacos sigue disminuyendo; en Agosto se han recaudado 654.442 pesetas menos que en igual período del año pasado. El amortízable vale 98.85 y gana i5 céntimos; las acciones del Banco de España pierden dos y medio enteros y quedan á 43o; los fr? pcos b jan 3o céntimos y cotizan 31,1 o, El nvércole; llegaron á valer 438 las acciones del Banco, pero á ese precio afluyeron numerosas ofertas que las hicieron retroceder; el martes y el miércoles se cotizaron los francos á 3o,60; atiedan más firmes;