Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
POR ASIOTCIOS OK PALABEAS, CLASJficados en secciones. De ana á diez palabras, 1 pesota. Por cada palabra más. 10 céntimos. Las abreviatura? y cada cinco cifras se cuentan COIPO una palabra. Al importe de cada inserción deboia aüadirse diez céntimos de peseta por el impuesto del Timbre. Los originales se romititán á la Administración do A B C acompañados de su importe en metálico, sellos do con eos, libranzas de i.i Piensa ti otro giro análogo, oí i ÍIDÍPS de la fecna on qi. G do iñu sor publicados. EUECTRICIDAJP UZ ELÉCTEICA BESUL- ta muy buena y muy barata gastando las lámparas incandescentes Neu- Kork que sólo vende Ureua en Madrid. Barquillo, 11 y Prim, 1. ARA LIMPIAS METALES Sictol. Garantizamos asombroso resultado, admitiendo la devolución si no s a t i s f a c e Concesionarios para la venta en España y Portugal. -Hijos de Manuel O- rases. -Fuencarral. 8 y Atocha, 16. P L NA DOSIS DE ESTÓMAgo Artificial, tomada antes de comer, produce una perfecta digestión. Caja, 7,50 y 4 pesetas farmacias y Arenal, 2. U LAS OCHO Y E SLAVA. -AlasLa bandatres tres cuartos: de trompetas. -A nueve y FOTOGRAFÍAS OTOGRAFÍAS ABTÍSTIcas. Muestra con catálogo, 1 peseta en sellos. F CastrillÓD, Cruz, 98, Madrid. ESPECTÁCULOS HICE. -A LAS NUEVE. -María Antonieta ó la Sevolución francesa. POLO. -A LAS OCHO Y media: Los picaros celos. -A las nueve y medía: El- primer reserva. -A las diez y media: El alma del pueblo. -A las once y tres cuartos: El perro chico ARZUELA. -A LAS OCHO y media: El barbero de Sevilla. -A las nueve y media: Bohemios. -A las diez y tres cuartos: El húsar de la guardia. -A las once y tres cuartos: l a czarina y La pitanza. cuartos: Las estrellas. -A las diez y tres cuartos: La guardabarrera. -A las doce: ¡La peseta enferma! F ÍSTEBESAITE EAN EN LA- ILUsTEAción Española y Americana el anuncio Instituto Intif P P A LAS OCHO Y C ÓMICO- -Atres cuartos: La media: El contrabando. -A las nueve y corría de toros. -A las diez y tres cuartos: La reina del couplet. -A las doce: El arte de ser bonita. ASTÍN. -A LAS OCHO Y cuarto: Los granujas. -A las nueve y cuarto: La tirana (estreno) -A las diez y tres cuartos: Carceleras. -A las once y tres cuartos: El caballo de batalla. L nacional EO Y ALHAJAS XJSC 13 ito comprar pina leformas. 46, Hortaleza, 46. O ESPECÍFICOS POSTALES OS C O N F I T E S SXJN AKPIIJNEK 1 S producen una deposición natural diaria sin dolor ni irriRPILLEBAb F U E I I TES tación. Pomo, una peseta. Gapara sacas de paja á 4 pe- yoso. Arenal, 2 y farmacias. setas arroba. Grases. JFttonca- Por mayor: Pérez Martín Verral, 8. lasco. D Z M A nales (verdad) Precios al por mayor y menor, sin competencia. Gran Exposición. Entrada libre. -Mensajerías. -El mej or servicio. Jaeomeireüo. 4. 4 A O A MODELOS U U U nuevos sema- Objetos de Viena. Sillas de Rejilla á o pesetas; mesas, piano. P a r 1 5 EXCURSIÓN GRATUITA á Marruecos, Gibraliar y Sur de España, organizada con la protección del Gobierno por la ESCUELA PRACTICA DE COMERCIO para sus alumnos. Preparación para obtener títulos de Contador y Profesor Mercantil. COMPRO periódicos Positiva economía, Peliqrns. 5, pl. e cambia finca reScreo. 4- horas F. utilidadediC. 235.000 pies terreno: magmíieas ficaciones; par üíra iladrid 10.000 pie 1; parto edificado, do valor 12.000 daros. R. Precia dos, 29, 2.o v Sin corredores) Esquelas, Aniversarios PEDIR TARIFAS GRATIS áe venden 161 nuevos y usados. Alfonso X, núms. í y 5. Detalles: Montera, 45 al 49. Madrid. Pruébese la Inimitable AGUA DE AZAHAR Marca LA GIRALDA, Sevilla ANTIGUA AGENCIA STORR Reina, 45, 2. Teléfono 805 o PRUÉBENSE LOS CHOCOLATES o o oo 9 BIBLIOTECA DE A B C EL SÉPTIMO MANDAMIENTO (J 1 -Eso es; pero conste que no me he caído del castaño. En el muchacho se había despertado ei orgullo natura! de la juventud. Prefería pasar por picaro, antes que ser tildado de torpe. -Debe usted estar en una postura muy incómoda, si lleva mucho tiempo así; ¿por qué no se levanta usted? 7 ¿por que no se levanta usted? -Muchas gracias; algo molesto estoy, pero no tiene importancia. Tenía el rostro todavía encendido, y si hablaba tan descaradamente, era sólo para ocultav la confusión interior ds su espíritu. Por fin se puso en pie y se sacudió con el pañuelo el polvo de que tenía cubierta la ropa. Los dos eran casi de la misma estatura; tal vez la muchacha era un poco más baja que éJ, ñero ambos fuertes y fornidos y de buen color. Gertrudis tenía medio año más que él, pero su excesivo desarrollo la hacía parecer más mujer de lo que era en realidad. -Está bien, Gruber; no sé qué es lo que habrá que hacer con usted, aunque me parece que lo más acertado seria entregarle á la policía. El, aunque algo avergonzado todavía, se sonrió un poco y permaneció callado. -Ya veo que practica usted bien el séptimo mandamiento. -Será por ignorancia, porque no Jo recuerdo ¡r- uy bien; sí lo recordase lo practicaría con toda seguridad. ¿Qué es lo que dice ese mandamiento? ¿De verdad no lo sabe usted? -Y tan de verdad. -Pues no hurtar es el séptimo mandamiento. -Es que estas frambuesas... En mi casa las tenemos tan buenas como aquí, pero durante mi estancia en las pasadas vacaciones no estaban maduras. En cuanto á Sas manzanas, no digamos tampoco; yo pasaba por aquí, se me despertó el apetito y no pude ceder á la tentación de entrar... ¡Me gusta la franqueza. -Pues esto es lo que ha ocurrido. ¿Saltó usted por la empalizada? -No tuve necesidad de llegar á ello, porque, si intentarlo, se vino abajo un gran trozo de la tapia. -Peor todavía; puede usted felicitarse de que mi padre- no le haya cogido, porque acaso ¡e hubiera perdonado por lo de las frambuesas, pero lo que es por lo del destrozo de la tapia, de ningún modo. Si otra vez se siente usted con tantos deseos de comer fruta, más vale que me prevenga usted antes. Gruber inclinó la cabeza con tanto respeto como si se encontrase delante de su profesor. -No lo volveré á hacer más; -pero después y poseído de repentina terquedad, añadió: n niNiraininmnMTinmuiiriMriliSI IIIMimüITlir iniílllMT GUI