Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C SÁBADO 16 DE SEPTIEMBRE DE i 9 o5. PAG. 9 ciudad, tomada desde el jardín público, y una fuente de nafta ardiendo. A H 0 SP 1 CIANA Hace algún riemM 1 LL 0 NARIA po dimos la noticia de que por encargo de Italia un sacerdote averiguaba en Galicia el paradero de una niña á quien sus desconocidos padres legaron cuantiosa fortuna. Ahora la Prensa se viene ocupando del asunto de la niña misteriosa. El Sr. Navarro, habitante en Madrid en la calle de Serrano, cree que la interesada es la doncella que sirve en su casa, Blanca, que, procedente de la Inclusa de Santiago, vivió en San Juan de Muro (Lugo) en casa del labrador Pedro Rodríguez. Las noticias que la joven oyó referir al mismo y á su mujer sobre su entrega á dicho labrador, diciéndole que la llamasen Blanca ó María de lis Nieves, así como las referencias á la fortuna que su ignorada familia poseía muy lejos, los considera como datos importantes para su creencia. Publicamos el retrato de Blanca, hecho expresamente para A B C Ruiloa, al frente de un puñado de sses, diveihs, atracciones de 74 arignv, hombres de buena voluntad, ha hecho la Olimpia, Casino de Paiís y una sugestiva reforma. Pido, pues, que se coloque en Babel de rusas, inglesas, italianas y franel salonciilo una lápida conmemorativa cesas formidables. ¡Caaíro ó cinco mil con la siguiente inscripción: A Lino T ui- duros bien empleados! loa, el teatro Martín, agradecido. El público de anoche, culto y distinPara vermoulh de! a temporada se sir- guido, celebró la resurrección de un teavió una revista, que se titula El caballo tro que, de seguir como empieza, contrade batalla, hecha con equidad y aseo por tando selectos números, será uno de los Enrique López Marín y puesta en solfa más favorecidos. por Luis Arnedo. Hay en la revista, Lo queme decía el cochero: ¡Este no como en todas las de su género, materia- es mi Romea, me lo han cambiado! les de otros derribos, porque ya hemos Total tres inauguraciones afortunaquedado en que del nihil novum ub solé, das, dos estrenos, media docena de de no se sabe nada, pero tiene El caballo de buts y tres horas de coche. batalla escenas muy bien versificadas, FLOR 1 DOR apuntes políticos tocados con acierto, y números de música de segura repetición, como el cuarteto de los guardias, trazado con habilidad por Arnedo. López Marín y Arnedo han salido muy airosos del encargo que les hizo la POR TELÉGRAFO empresa, de buscar una obra que fuese jQrograma de la visita. París, i 5 10 n. Según M r J ules CamEl caballo de batalla muchas noches. bon, la estancia en Madrid del presidente de Ahora lo principal es que p a n Mar tín hayan encontrado también un buen la República francesa se ajustará al siguiente programa: caballo blanco. Primer día. Entrada de M r Loubet en- ¡Cochero, á la Zarzuela! Madrid, por la estación de Atocha, instala- ¿Qué, también se inaugura? ción en el Palacio Real y presentación del Cuer- ¡Sí, hombre, sí! po diplomático y de las autoridades. D Alfon- ¡Caray, siento no ver á Moncayo! so le ofrecerá un banquete de gala, seguido de una recepción en el regio Alcázar. ¡Pa mí no hay otro! Segundo día. Visita á Ja población en com- -Bueno, pues arrea, que pa mí es pañía del Monarca; visita á los Museos; retarde. cepción en el Ayuntamiento; Gaiden paiiy en el También se han hecho muchas refor- Retiro y corrida de toros. El mismo día el mas; una marquesina muy elegante en la Presidente visitará el Hospital y el Colegio fachada, el decorado de los pasillos, cuar- francés, y ofrecerá un banquete á D. Alfontos, etc. etc. Para presentación de Ruiz so en la Embajada francesa. Por la noche, de Arana (padre) los hermanos Quintero función en el teatro Español. Tercer día. Cacería en Riofrío, comiendo han escrito un delicioso entremés. La pitanza- -más que entremés monólogo, por en el tren. Por la noche, función de gala en eJ la importancia y desarrollo del papel de teatro Real. Cuarto día. Revista militar; M Loubet Arana, -con tan encontrados atisbos del cibirá en la Embajada á la coloniar francesa; realnatural y despiertos donaires, que muy muerzo militar, saliendo Ja misma tarde para bien pueden inclufrle entre sus mas feli- Francia. ces apuntes. ILa pitanza es eso, una manM r Cambon opina que las fiestas serán adcha de color, una tablita de género. Ga- mirables y que el recibimiento que se tributará nará, sin embargo, acortando sus dimen- a! Presidente será muy entusiasta, dándose una siones en la última parte. Pedro Ruiz nueva prueba de amistad y de confianza recíde Arana tuvo un merecido éxito inter- proca los dos países. Las autoridades marítimas de Brest han sido pretando un cochero de punto, sin choavisadas oficiosamente para que organicen una carrerías ni efectos rebuscados, sobria- división naval que visite Jas costas españolas mente, naturalmente, y nada más. durante e! viaje del Presidente. Completaban el cartel de inauguración Dicha división se compondrá de los acoraJas zarzuelas El barbero de Sevilla, La zados Gloire, León, Gambetta y Amiral Aube y czarina, Bohemios y La maja, para debut tres nuevos contratorpederos de ¡a escuadra de las tiples Monrí, Albalat, Mayendía, del Norte. y presentación de Lucrecia Arana, respectivamente. De las tiples nuevas hablaré en otra alma política. Terminadas ya ías elecciones de dipuiaocasión más despacio. Vaya por delante, para que sus nervios estén en reposo, dos, verificados los escrutinios de ellas y en que gustaron, y que Lucrecia fue acogida camino del Congreso las actas de los nuevos del país, parece llegado el mopor el público con las mismas muestras representantes termine el período, ya largo, en mento de que de cariño y con los mismos aplausos de que la vida política ha sesteado, haciendo casi costumbre. La compañía es igual que la estériles los trabajos para registrar alguna nodel año pasado, salvo las tiples que cité ticia que no estuviera relacionada con el movimiento electoral y con los deseos de los cany Pedro Ruiz de Arana. Y de la Zarzuela á Romea, que imitan- didatos. Van llegando á Madrid los diputados recién do á Sixto V, ha tirado las viejas muletas del tango y la Pulga, y se ha convertido elegidos, y va adquiriendo alguna animación en un lujoso teatro- concert. Techos de el salón de conferencias del Congreso; pero buen gusto modernista, telón y juego de hasta ahora las conversaciones se reducen á comentar los incidentes electorales y á repetir embocaduras de rico terciopelo verde, con insistente monotonía las noticias que acerca con aplicaciones de elegantes bronces, de estos hechos nos comunicaron los corresmucha luz en la sala, chanteusses gommeu- ponsales en provincias. L EL VIAJE DE LOUBET ECOS DEL GRAN MUNDO T escanse en paz. Ayer se verificó, á las cuatro de la tarde, e! entierro de Ja señora doña María Luisa Fernández de Villavicencio, hermana de los duques de San Lorenzo de Valhermoso, de a marquesa viuda de San RaFael y de doña María Eulalia Fernández de Villavícencío. La finada era muy joven y estaba casada con D. José Antonio de Agreda. p 1 duque de Santoña. El duque de Santoña, Sr. D Juan Manuel Mitjáns y Manzanedo, presentará muy pronto en la Alta Cámara los documentos que Je acrediten para tomar posesión de la senaduría que por derecho propio le corresponde. El duque, que está en posesión del título desde i 883 es hijo de la marquesa de Manzanedo y hermano de los duques de Bournanville, duque de Lécera, de los condes de Crecente y de la Srta. María Mitján. T e regreso. Han regresado de su viaje por el extranjero el Dr. González Ossorio, y de Santander, el letrado D. Avelíno Fernández de la Poza. Tp nfermo. Se encuentra en San Juan de Luz, afortunadamente mejor de la enfermedad que padece, el Sr. Polacfc. TAe pésame. El joven abogado Sr. Larrea, es á bajo la inmensa desgracia de tener á su madre en estado de verdadera gravedad cuando aún no ha cumplido el novenario de la muerte de su padre, el Sr. D Eduardo Larrea García. ECOS DELJDIA C ENT 1 DERO TEATRAL. TRES INAUGURACIONES ¡Cochero! ¡A Martín! ¿Pero hacen ya Don Juan Tenorio? ¡Qué Tenorio ni qué narices! -Bueno, bueno; como allí es donde lo echaban antes... Monte usted. Llegué á Martín, y ¡sapristi! como dicen en los folletines, me pareció enteramente distinto de como yo ¡o dejé. Con camisa limpia, las venerables canas melodramá ícas teñidas, hecho lo que se lia- sa un no o.