Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A 8 C. SÁBADO 16 DE SEPTIEMBRE DE ¡9o5. PÁG. 7 artistas líricos las tienen en su repertorio. Excelente es ¡a idea propuesta en eshs columnas por mi compañero Tloridor, de que sean españoles los artistas que canten la ópera elegida; pero componer un programa híbrido, con elementos tan heterogéneos como los propone Un aficionado ai T eal, equivale á exponernos á que nos tache de mal gusto cualquiera person; que lo teiiga medianamente fino. Aunque, después de todo, y hágase lo que se haga, en las funciones de gaia 10 menos interesante es aquello que pasa en la escena: nadie lo mira y nadie lo escucha. El espectáculo está en la concurrencia que llena el teatro, en los uniformes cargados de oro y de brillantes condecoraciones, en el lujo desplegado y, sobre todo, en las caras bonitas de nuestras paisanas. ENRIQUE M A U V A R S SUCESOS DEL CAUCASO. VISTA DE BAKÚ, TOMADA DESDE EL JARDÍN PUBLICO ECOS DEL MUNDO JAJE ORJ- Hay viajes molestos; ningü G 1 NAL no lo es tanto como el que acaba de hacer, contra su voluntad, un mozo de la estación de Ring s Cross, de Londres. Estaba engrasando los frenos del exprés de Aberdeen, cuando advirtió con terror que el tren se ponía en marcha de repente con suficiente rapidez para que le fuera imposible apearse pasando entre dos coches. piano o el órgano, por ejemplo. Más adelante, cuando el público se llegue á interesar y preste su concurso decidido á la nueva sociedad, encontrarán el medio de contratar una orquesta completa y podrán entonces admitir obras sinfónicas. El plan, como se ve, es vasto- -aparte ie ser original; -abre un horizonte risueño á los músicos que quieran dar á conocer su talento más allá de las fronteras haciendo arte puro, y sacudirse la herrumbre y el moho que siempre produce el obligar á sus musas á que acompañen los. elegiacos lamentos del golfo sensible, los couplets con chistes de almanaque que entona (vamos al decir) el gracioso de la compañía, ó el vaivén de las caderas de la tiple al marcarse un tango ó a! bailar el cake- walkOarece que la ópera elegida para la función de gala en honor del presidente de ¡a República francesa, es El Barbero de Sevilla. Con este motivo propone Zín aficionado al T eal, según leo en El Globo, que se cambie este programa por otro, cuyos números sean: las Escenas andaluzas, del maestro Bretón, ejecutadas por la orquesta; la representación de Locura de amor, por ¡a compañía del teatro Español; intercalando entre los tres actos de este drama la canción y jota final de El Dúo de la Africana, del maestro Caballero; ¡os Gnomos de la Alhambra, suite de Chapí, por la orquesta; después un zapateado ó el Vals de las golondrinas, de Chueca, y, por último, ha Verbena de la Paloma ó Gigantes y Cabezudos. Si lo que se pretende es dar á Mr. Loubet una especie de espectáculo cinematográfico en que aprecie las distintas muestras del ingenio español, muy santo y muy bueno. Pero hay el inconveniente de que esa mezcla de música sinfónica, drama y zarzuela, servida así, de un tirón, en la escena del Real, tan poco apropiado para la declamación y para los actores de! género chico, resulte por lo menos extraña, de seguro muy por fuera, de lo usual en otros países y dé por resultado ei ponemos en ridículo. Hay que tener en cuenta que se trata del teatro de la Opera, en donde sóJo óperas se deben representar. Si se quiere dar una muestra de españolismo, se comprende que se propusiera una ópera de autor español dirigida por él mismo, suponiendo que pudieran vencerse las dificultades del reparto, ya que poquísimos wj. LOS SUCESOS DEL CAUCASO. BAKÚ. UNA FUENTE DE NAFTA ARDIENDO