Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C SÁBADO ¡6 DE SEPTIEMBRE DE i 9 o5. PAG. 5 EL PALACIO DE JUSTICIA Cuando soR ECUERDOS DE Jemnidad en Jaayer UNA REINA de salíamos de las regias salas del Palacio que se hizo construir en el convento de las Salesas ¡a reina doña Bárbara de Braganza, ocupadas por los graves y sesudos representantes de la Magistratura envueltos en sus togas con vuelillos, evocábamos los recuerdos de la Soberana que hizo levantar esta construcción, gastando en ella 83 millones. La historia de aquel magnífico edificio es i uy interesante, aun exceptuando las causó en el primer momento en la corte de España no pudo ser más desagradable. Era fea, dicho sea con todo el respeto debido, S. A R. la Princesa de Asturias, que después fue Reina. Noailles dice que daba lástima mirarla, y Sheeme, el ministro de Inglaterra, hizo de ella la siguiente pinfura. Su boca enorme, sus labios gordos, sus carrillos mofletudos y sus ojos diminutos no forman un conjunto agradable; lo único que tiene la Princesa de bueno es la estatura y el noble porte. En esto están conformes todos. Doña Barbara, fea de cara, era una ai rogante buena moza, con un escote soberbio y unos brazos y unas manos divva Era, entrega solemne del suntuoso edificio á fa comunidad, durando ti es días las fiestas. Las primeras que constituyeron la comunidad fueron las monjas del convento de Annesy, en el ducado de Saboya, y la abadesa primera fue la madre sor Ana Sofía de Rocherhordoul, que vino acompañada de la madre sor Ana Victoria de Onden y sor María Prospera Truchér, profesa, y Margarita de Crouz, novicia. Doña Bárbara no vivió mucho después de la fundación del Monasterio, pues el día 27 de Agosto de 1758 falleció en el Real sitio de Aranjuez, víctima de una cruel y horrible enfermedad que hizo que los gusanos se apoderaran de su cuerpo estando aun vava. 1 t y i MADRID. EL MINISTRO DE GRACIA Y JUSTICIA SALIENDO DE PRESIDIR LA APERTURA DE LOS TRIBUNALES 1 üt. V J ¡C VERIFICADA AYER EN EL PALACIO DE JUSTICIA muchas ocasiones que la curiosidad popular se ha sentido atraída hacia el Palacio de Justicia por las distas de causas sensacionales en él celebradas. El día 19 de Enero de 1772 se celebró en un suntuoso pabellón, levantado sobre el río Caya, límite de Portugal y España, Ja soberana entrevista de las dos Cortes, para entregar al príncipe de Asturias don Fernando su esposa doña María Borbón de Braganza, hija de D Juan V, rey de Portugal, y de doña Mariana de Austria, y al príncipe del Eírasil la infanta doña María Victoria, la interesante y bella Marianonina, que fue en su infancia destinada á esposa de Luis XV. Doña Bárbara de Braganza había cumplido al unirse con su esposo dieciocho i ños, dos más que él, y la impresión que además, muy instruida, hablaba con perfección seis idiomas, delnaba por la música y era de carader dulce y amable. Estas cualidades la captaron simpatías y lograron imponerse a su esposo don Fernando, que si al principio no la recibió con mucho entusiasmo, llegó luego á enamorarse de ella. Su vida de Princesa de Asturias fue una continua lucha con la madrastra de su esposo, la Reina Doña Isabel de Farnesio. Cuando murió Felipe V y D Fernando subió al trono, ya pudo doña Bárbara, elevada á reina, respirar mas libremente. Fue esto en 1746. La fundación del Monasterio de Jas Salesas es de 1757, pues el 20 de Enero de este año se hizo El 28 de Agosto por la noche, y sin pompa, fue trasladado su cadáver a las Salesas, donde reposa con su esposo don Fernando V I que no tardo un año en seguirla á ia tumba, pues murió en Villavicíosa en Odón el 1 o de Agosto de 1759. E! Estado se incautó del edificio el año 1870 para convertirle en Palacio de justicia y en Tribuna Supremo, y las habitaciones de su presidente están instaladas en el palacio que se quiso reservar la Reina fundadora, que no llegó á ocuparle, y en la cámara regia duerme hoy el señor Martínez del Campo, presidente del alto Tribunal. Las Salesas ocupan un convento de construcción moderna en el paseo de Santa Engracia. l! N MADRILEÑO