Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C SÁBADO 16 DE SEPTIEMBRE DE i 9 o5. PAG. el secretario los datos estadísticos que publicamos en nuestro número anterior, y AZORIN acto seguido el Sr. González de la Peña declaró abiertos ios Tribunales para el año judicial de 1905 á 1906. g son estas piedras? ¿Qué quiere Terminado el acto, se retiró ei minissignificar el diarista con este título? tro precedido del presídante, el fiscal y Estos días la ciudad de Venecia va á celeJos magistrados del Supiemo, de la Sala brar un acontecimiento fausto; es pequeon la solemnidad propia del caso se del Pleno. ño y es grande; es insignificante y es trasverificó ayer mañana el acto de La apertura, que, ccnio decimos, tuvo cendental. Se trata del descubrimiento apertura de Tribunales. la brillantez y solemnidad de siempre, de una lápida; en esta lápida pone: A ohn A las doce en punto fue anunciada por J uskin, gran sacerdote del arte, el Ayun- los hujieres la comitiva ¿d ministro de fue presenciada por un público muy nutamiento de Venecia, agradecido. Ruskin- -Gracia y Justicia, y pocos momentos des- meroso, compuesto en su mayoría de ledice un escritor- -reveló lo que había en pués ocupaba éste la presidencia en el trados. UN PASANTE las piedras de Venecia que los abuelos ha- gran salón del pleno. bían edificado. La ciudad de! Adriático A la derecha del Sr. González de la paga de esta manera la obra de amor, Peña tomaron asiento el presidente del de arte, de poesía, que el filósofo inglés Tribunal Supremo, S r Martínez del 1 a sesión. Jlevó á cabo en pro de sus piedras so- Campo, que, como el ministro, ostentaLa sesión celebrada ayer bajo la berbias... ba el gran collar de la Justicia; el fiscal presidencia del alcalde, duró diez miY esta obra y este homenaje nos traen Sr. Ruiz Valarino y el digno magistrado nutos. al recuerdo nuestra infeliz y amada Es- que preside la Sala de lo criminal del Fueron aprobados los asuntos que figupaña. Ruskin escribió un libro titulado Supremo, Sr. Lavín; á la izquierda del ran en el orden del día, los cuales eran Stones of Ventee. ¿Quién escribirá el libro ministro, se hallaban los Sres. Aldecoa, de escaso interés. titulado Piedras de Toledo, ó de Sevilla, Molina y Hernández. Obligaciones del Interior. ó de León, ó de Burgos, ó de Granada, ó En los bancos del estrado vimos á los En el sorteo celebrado ayer en el de Segovia, ó de Santiago, la silenciosa, la Sres. Enjuto, Marquina, Gullón, GonzáAyuntamiento para la amortización de sugestiva, la íntima? ¿Cuándo el Estado lez del Alba, Ruiz Hita, Vidal, Fernán 97 obligaciones de expropiaciones del nterpondrá su acción para que estas dez Loaysa, Tejada, Becerra, Mena, Interior, han resultado agraciadas las piedras de España no vayan desapare- Martínez, Enríquez, Martínez Marín, que tienen los números siguientes: -iendo poco á poco, por la incuria, por Medrano, Fernández de la Poza, Mirjo 2.523 á 29, 4.981 á 90, 6.901 á 10, la ignorancia y aun por la codicia, que ler, Medina, Ordóñez, Bordíu, Jiménez 8.671 á 80, 10.931 á 40, 11.491 á 5oo, hace que palacios enteros se trasieguen de la Puente, Latorre, Ramos Izquierdo, 14.911 á 20, 16.371 á 80, 16.401 á 10, desde la noble Castilla ó el entero Ara- García Patón, todos los relatores y habi 18.871 á 80. gón á extrañas tierras? A perfect warfare litados del Supremo y de la Audiencia against the aniiquities has been carried on y algunos otros magistrados, jueces y fis- F euda del Ensanche. En el 25. sorteo celebrado ayer, for some years past- -escribe el viajero cales, cuyos nombres no consignamos por también en el Ayuntamiento, para la inglés Haré en sus famosos Wanderingt, falta de espacio. in Spain. Y existe aquí en España un esLeídos por el secretario del Tribunal amortización de la Deuda del Ensanche, píritu- -y estas líneas van encaminadas á los artículos 626, 627, 628 y 629 de la han sido amortizados los siguientes núsu loor; -existe aquí, en medio del uni- Ley adicional á la Orgánica del poder meros: Primera zona. -i3, 244, 3o3, 377, versal abandono, un espíritu que al igual judicial, dio lectura el ministro á su dis 839, 1.339, -346, 1.463, 1.549, 1- 657, que Ruskin para Venecia y para Amiens, curso. ha tenido para las piedras de nuestra paEste, que ni por su fondo ni por su 1.766, j. 783, 1.918, 989, 2.o35, tria una grande y reflexiva atención. Alu- forma resistiría la más ligera crítica, se 2.549, 2- 855, 2.988, 2.994, 3.568, do al querido maestro Francisco Navarro limita á afirmar que, reformadas las leyes 3.584, 3- 7i5, 3.775, 4.382, 4.563, Ledesma. ¿Habrá en España quien co- procesales, simplificado y abaratado el 4.807, 4.920, 5.046, 5.346, 5.494 y nozca mejor que él las seculares ciudades ejercicio de las acciones; autorizándose á 5.716. Segunda zona. -166, 32 1, 496, 673, históricas, los diminutos pueblos vetus- los interesados para defenderse personaltos, los paisajes inmensos é inefables de mente; constituyéndose los Tribunales, l. 03 1.286, i.3 9 3, i 413, 2.001, Castilla y de Ja Mancha, las callejuelas según su grado, en el lugar más próximo 2.014 2.017, 2.082, 2 344, 2.710, solitarias, los caserones sonoros, sombríos á los justiciables, y asegurada, al par que 2.789 2.829, 3.O2 J 3. 026, 3.i21, y húmedos, las catedrales, los viejos cua- la independencia, la responsabilidad de 3.247 3.566, 4.562, 4- 604, 4.790, dros, los viejos libros, los viejos hierros? los jueces, se lograría, ciertamente, el 4.913 5.311, 5.407, 5. 656, 5- 798, Nunca se dio en un escrito español, en objeto capital de las reformas del señor 5.858 6 1 0 2 6.242, 6. 294 6.347, tan perfecta concordancia, el sentido de Montero Ríos; que es lo mismo que se 6.586 y 6.6i5. Teicera zona. -158, 496 5 7 8 1.120, la tradición y la dolorosa sensación mo- ha dicho por cuantos sostienen y defien 1.202 i.558, 1.763, 1. 9 8 3 2.062, derna. ¿No habéis leído las páginas que den la necesidad de aquéllas. en su maravilloso y ya clásico Jibro Fuera de esto, que demuestra una vez 2.i38 2.254, 2.328, 2 3 6 i 2.494, ingenioso hidalgo Miguel de Cervantes, son más que el Sr. González de la Peña ha 2.752 y 2.892. dedicadas á Alcalá, á Córdoba, á Sevi- venido al Ministerio sin otro bagaje que lla y, sobi- e todo, á Esquivias? ¿No ha- las aludidas reformas del presidente del béis tropezado al repasar las páginas de Consejo, no se estudia en el discurso otro Blanco y JMegro, con estas rápidas silue- problema que el de reformar la Sala de I5 tas y visiones de pueblos españoles, he- lo Contencioso, porque, á su juicio, son M A D R I D Cierre. Interior, 79,80. Amorchas para exornar unas fotografías y en muy pocos los magistrados que la compo- tizabie, 98,80. Banco, 431. Tabacos, 395,5o. Azacareras que por modo tan castizo, rápido é in- nen para el trabajo que sobre ella gravita. bras, 3 3 o i ordinarias, 3 5 Francos, 3 i i 5 L i tenso se hace surgir el alma legendaria Las acciones del Banco de España han perdido Y termina este trabajo, que como se de España? ve, sólo revela en el ministro preocupa- siete enreres en dos d; as. Suben ios francos. PARÍS. Cierre de! as ires. Exterior, 94,30. Yo quiero saludar en estas líneas la ción por cuestiones insignificantes ó de Renta francesa, 100,3o. Ruso, 4 por 100, 94,93 obra del buen maestro. Se ha iniciado en importancia muy relativa, con un capítu- Turco, 3,3o. Nortes, ¡y 5 Zaragozas, 309. RioEspaña una cruzada contra ¡as antigüeda- lo de desagravio á los funcionarios judi- tinto, J. á 48. Goldfieid, 178. Mercado muy firme. Las dobles de la liquidades- -dice el esciiíor inglés. -Y es bien ciales que no salieren muy bien parados sido mjy cénque rindamos homenaje á quien, como del discurso que en igual solemnidad leyó ción de quincena hany 1,60 enbarstas, siete Destimos en e! Exterior c! Riotinro. Navarro Ledesma, entre esta triste de- el año anterior el Sr. Sánchez de Toca. aparecen los temores de un encarecimiento de) claración, ha levantado en lodo tiempo Desoués del discurso del ministro, levó d nero. voz por las bellas, por las amadas pieara ¡de España. DEL DÍA