Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. VIERNES i5 DE SEPTIEMBRE DE ¡QO 5. PAG. 5 Aspira la mayoría de los ciudadanos á obtener destinos inamovibles, y se amañan Trenemos la enfermedad en la masa de oposiciones, leyes y reales órdenes con la sangre, y á despecho de nuestra tan plausibles fines. innata tendencia á la aventura que nos Todo individuo que carece de fortuna llevó á conquistas heroicas, lo malo del no piensa en buscar trabajo, sino en menespíritu sanchopancesco ha logrado parali- digar, en solicitar, en pedir. zar nuestras energías y acogernos bajo teMendigan y pordiosean todos, y á mechado como manada de tímidos borregos. dida que unos extienden las manos, otros La ponofobia, el horror al trabajo, es do- cierran el puño y ocultan ó disimulan la lencia nacional que se perpetúa de gene- riqueza. zos, calificándole de ambicioso, pues como proclaman ios sensatos, ¿Qué necesidad tiene un millonario de trabajar de ese modo? Muchos de los odios microscópicos, envidias implacables y desvíos colectivos de que son víctimas los grandes productores artísticos é intelectuales, nacen de la ponofobia. Los perezosos, los indolentes, á quienes atacó esa impotencia que desasosiega y aniquila, no pueden sopor- h: Í- i k o. 3 1 í- K sr f í. Ti A i T- i- i. t i VALLE DE ARAN. NUEVO PUENTE EN LA CARRETERA DE MAR 1 GNAC (F R A N C I A) Á VIELLA (E S P A Ñ A) CONSTRUIDO EN OCHO DJAS Fof Soldevillu El ahorro no existe, pero el ansia de tar la vibrante energía del talento ajeno ración en generación y amenaza consucolocar el dinero en lugar seguro cunde. Y al escritor, a! músico, al pintor, al armirnos lentamente. El idílico vegetar del que se conside- Las cuentas corrientes de los Bancos han tista que trabajan con brío y entusiasmo, raba dichoso por no haber visto más río reemplazado á las antiguas ollas repletas seles detesta cordialmente, procurando busque el de su patria, y dormía, anciano, á de onzas que enterraban nuestros abuelos car en sus obras síntomas decadentes, la sombra do pequeñuelo jugaba nos para no carecer de lo preciso ei día de exagerando los desaciertos, atenuando ha hecho perezosos y egoístas, convir- mañana sin tener que trabajar. los éxitos, haciéndoles aparecer como íiendo á casi todos los pueblos españoles Entiéndese como buen negocio cual- ambiciosos é insaciables mercaderes. en implacables enemigos, no sólo del fo- quier empréstito usurario, por oneroso En virtud de todo esto, vemos que eiv rastero, sino del vecino. que aparezca, y las buenas gentes maldi- las modernas esferas sociales reina un Padres, madres, maestros, educadores, cen á Sylock, pero le temen y adulan. mortal malestar, sólo avivado por. el auri inculcan en el ánimo de los niños la neEn vano las empresas industriales bus- sacra fames, que todo lo corrompe, todo cesidad de hacerse con un título, que á can el capital; éste, medrosamente, se lo prostituye, todo lo esteriliza. la sombra de un buen protector permita oculta, dando lugar á la liegada del oro ¿Cómo se cura la dolencia? FácilmenL egar á la edad viril sin tener necesidad extranjero, que ¡ieva después el nuestro te; haciendo viajar á los jóvenes, respede trabajar. á sus arcas. tando y honrando á los viejos trabajadoBuscan los jóvenes el destino fácil, seY cuando aparece por estos mundos res, diciendo á los padres y á las madres guro, con el futuro infalible retiro que se nuestros un hombre de enérgicas ¡inicia- del porvenir que el trabajo es necesario, concede al servidor del Estado, permi- tivas, de laboriosidad incesante ó de nue- es fatal, y que para haceríe sano y fe iéndole retirarse con lodo el sueldo. vas ideas, se le aisla, haciéndole apare- cundo es menester amarle, convertirle er Sueñan las jóvenes conquistar ai hom- cer como un iluso; se le censura en pú- compañero nuestro, áfinde no ser su sieráii rico, independiente, que as dé una blico ó en privado por su falta de sentido vo; emancipando los espíritus de la perevida tranquila, sosegada, con servidores de la realidad; y si el éxito corona sus es- zosa adulación que destruye ¡a voluntad ae iodas clases que les permita. no hacer fuerzos, se hace rico y continúa traba- y achica los corazones; no buscando á 3o s -í áa y gozar de todo. jando, entonces se ridiculizan sus esfuer- hombres destinos s? puros v á Jas rnu- eres