Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MIÉRCOLES i3 DE SEPTIEMBRE DE 190 S. PAG. 5 Académico de la Rea) Academia de Jurisprudencia, y á D. Manuel Tolosa Latour, Académico de la de Medicina, con la gratificación de 1.750 pesetas, en conformidad con el Real decreto de 8 de Mayo de 1903, artículo 32, y con cargo al Presupuesto del año próximo. Es asimismo la voluntad de S. M que los referidos señores designen las personas que por su amor al fin que se propone el Congreso, constituyan el Comité de propaganda encargado de reunir el mayor lo mismo que no la había solicitado. Así las cosas y después de enviar convenientemente traducidos los trabajos españoles sobre anormales, así como las adhesiones y cuotas recibidas, me dispuse á ir allá, y con el tiempo tasado, me presenté en el Ministerio para tomar órdenes, pedir al de Estado mi pasaporte y cumplir, en fin, la voluntad de Su Majestad. Pero asómbrese, amado amigo: resultó que aquel preciado oficio era un papel Sr. Don X Y Z Lieja (Bélgica. Mi querido amigo y compatriota: Ciertamente le extrañará mucho esta carta, pero aún más sorprendido me hallo si escribirla, y no diré que contrariado, pues estoy habituado á contrariedades de mayor cuantía. LA CATÁSTROFE DE LA CALABRIA. VISTA DE MES 1 NA, DONDE EL TERREMOTO HA CAUSADO GRANDES DESTROZOS En Octubre del año pasado recibí una Real orden fecha 6 de Septiembre, en que el Sr. Subsecretario de Instrucción pública me decía! o siguiente para mi conocimiento y demás efectos, pidiendo además á Dios que me guardase muchos años: Vista la Real orden de 12 de Julio del corriente año, dictada por el Ministerio de Estado, á instancias del Representante en España de Bélgica, manifestando la conveniencia de que el Gobierno español designe dos Delegados para el Congreso Internacional de protección y educación de la infancia en la familia, que ha de celebrarse en Lieja (Bélgica) con motivo de la Exposición Internacional que tendrá Jugar en la indicada población en el año 1905; S. M el Rey (q. D g. ha tenido á bien nombrar Delegados especiales en el indicado Congreso á D Fermín Hernández Iglesias, número de Memorias sobre el mismo 00 jeto, y que una vez designados, lo participen á este Ministerio para extender los oportunos nombramientos. Este documento fue refrendado por el Sr. Domínguez Pascual; el ilustre don Fermín Hernández Iglesias manifestó que no podría asistir y el Sr. La Cierva no le admitió la renuncia, y de común acuerdo el Sr. Iglesias y yo, cumpliendo la voluntad de S. M. llevé personalmente al Ministerio, siendo ministro el doctor Cortezo, la lista de las personalidades que constituían el Comité de propaganda. Ignoro si recibirían los oportunos nombramientos. Escuso decirle, amigo mío, cuan grande fue mi confusión. N o entraba en mis planes hacer tan largo viaje. Representé en varias ocasiones á nuestra Patria gratuitamente, y esta honrosa designación me obligaba á aceptar agradecido, por inútil. Procedía ae una Sección, debiendo haber sido extendido por otra; además, otras Delegaciones habían consumido e 3 crédito, y virtualmeníe quedaba sin efecto la comisión. Es decir, que habiendo sido nombra dos en el Ministerio con un año de anticipación delegados dos personalidades, una de ellas insigne, otra modesta, pero ambas merecedoras de consideración y respeto por las corporaciones que representaban, no podían legaimente ostentar en la Asamblea belga la representación de España. Ante tamaña enormidad v no estando dispuesto á pedir favores á personajes ni oficinistas, claro es que no voy al Congreso en cuestión. Se me dirá que el actual ministro, mi respetable y querido amigo D Andrés Mellado, arreglaría esto en un santiamén. Es posible, pero él me agradecerá que