Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MARTES 12 DE SEPTIEMBRE DE 190 S. PAG. 7 cjon, pero uo ha SÍ O a i. Lo ataques nocturnos y ¡os ombares de arna b atea se han rnuh pilcado, d ndo a la j ha un carácter de vetdadeto encarnizan ento, asi, en ¡a batalla de Chaho, que CO TO 70 000 hombres a los rusos, los japoiit. ses es. fenai on en sus lineas 10 000 c diveres enemigos. Poi otra parte, el numero de mueitos íaponeses exactamente conocido ascendía en primeros ae Enero, ¿ntes de ¡as dos Ultimas batallas, a 32 000, y hay que suponer que el numero de heridos no bajaua de 160 000 a 180 000 hombres. El hecho característico de esta guerra es que la bayoneta salió victoriosa de la prueba en que muchos técnicos creían verla sucumbir En la gueira franco- alemana de 1870 el numero de heridos de avma bla ica f e de 1 por 1 000, la ptoporcion en la guerra actual alcanzo 8 por 1 000 LTÍ perdidas de las dos flotas Pueden descomponerse asi 14 acorazados, 5 crucero? acorazados, 6 cruceios protegidos, a los que hay que agregar algunos transportes echados a pique o tomado poT los japoneses, una veintena de contratorpederos y algunas cañoneras, cu o valor no bajara de 200 millones De esas unidades, una parte ha venido a aumentai las fuerzas navales japonesas Los japoneses pet dieron 2 acorazados, cruceros acoiazados y algunos transportes y torpederos El conjunto de esas perdidas puede valuarse en 100 millones La batalla de Tsoushima costo muchas vidas a los rusos, mas por efecto del mar que por la me ti alia Los rusos tuvieron en el desastre Á. 000 muertos y 7 000 prisioneros, los jTponeses solo 5oo hombres fuera de combate En cambio, los ataques por mar de Puerto Arturo costaron 1 5oo vidas El combate naval del 10 de Agosto no ha contado menos de 1 000 victimas a cada uno de ¡os combatientes Por estas cifras puede tenerse una idea de lo que cuesta una guerra moderna en hombres y dinero. Que la lección sea provechosa es lo que se debe desear. dencieto, que encontró campo más abonado para sus corren s en la impunidad que le ofrecía el amparo del deudo influyente en el lugar, que en la Corte, donde era totalmente desconocido y podía dar fácilmente con sus huesos en la cárcel, en fin, todos estos señores que forman esa nueva plaga que se ha apoderado de los pueblos y que ha 1 echo en ellos la vida de todo punto imposible y fermento de mayoies males No hay lugarejo donde no existan ti es o cuatro casinos; donde la ocupación mas inocente de los que en ellos se reúnen no sea, cuando menos, el hablar mal de todo el mundo, no dejando honra viva o bebiendo todo lo bebible y jugando lo propio y lo ajeno, los que hijos d fami lia de alguna hacienda debieran estar cuidando de ella como en otros tiempos o fijos en otios hatos menesteres, encuentran en la vida del casino solaz mayor y entretenimiento que os aparta de aquellas nobles ocupaciones, donde los productos de esa hacienda se juegan antes de que lleguen, donde se tienen noticias de la mujer que flaquea, o se apuesta sobre criminales empresas de esta índole En un ambiente de palabias soeces y de matonismo y de ia vida fuera del hogar y de la familia, unos duermen la borracheia, otros se dejan caer después de la sesión de juego que duro hasta a madrugada, en tanto que otros, reunidos en corro, hablan y comentan cualquier dewerguen a en la que tomaion parte. De ahí esos ejércitos de jugadores y de truhanes qae pueblan las ferias, donde poi toda suerte de medios se limpia al labrador de lo que fue producto de sus esfuerzos y de sus ahorros; de ahí salieron esos que fueron la causa de los últimos escándalos de Santiago, las tristes figuras de D Benito; las lúgubres escenas del Huerto del Francés, y las que a diario se repiten en todas partes, y al lado de estos, esos otros que, mas astutos, ponen cerco a la Alcaldía y en ella buscan las adehalas, al lado de aquellos otros sesudo señores que, sin saber poner coto a esas demasías, pasean por la plaza del pueblo acompañados del medico y del cura, y van a pasar el tiempo en la estéril tertulia de la huerta mas próxima. Bueno es que vayamos pensando en que si los que andan en la superficie no lo 4 vt se V f ví PLAGA DE LOS SEÑORILATOS EN LOS PUEBLOS Ha sufrido un cambio completo la vida en los pueblos Muchas plagas pesan sobte ellos, pero ninguna como esta de los señoritos La ambición de los padres ha apartado del campo a esas gentes, que solo en el campo hubieran tenido oportu no empleo El abogadito sin pleitos; el medico sin enfermos, el que no llego a esos extremos, quedando en los primeros años de la cairera, el que fia en la influencia del diputado para conseguir algún empleo, el que sirvió en el Ejercito y vuelve luego falto de hábitos de trabajo y con exce c o de vanidad y de petulancia, el hijo dt. 1 que consumió su pequeña hacienda, victima de la usura, o el que de raza de hidalguillos malgasto en 3 a holganza su pequeño patrimonio, el que enfermo y arruinado tuvo que replegarse a la vida del pueblo, del que saliera un día lleno de ilusiones para encaminarse luego por torcido camino, el señorito chulo y pen- f VALLADOLJD. EL MONUMENTO A COLON, QUE SE INAUGURABA PASADO MAÑANA o BordalH