Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C DOMINGO i o DE SEPTIEMBRE DE 1905. PAG. i. a El marqués de Tovar en la sección 1 S. El duque de Sexto en la sección 17. En ¡a Guindalera, Prosperidad, las InjuMeteoro, conduciendo 100 tenientes alemanes que vienen á tomar parte en la batalla de rias, etc. no se registró ningún incidente digno de mención, salvo algunas borracheras y flores. El año pasado estuvieron en esta fiesta los la sorpresa de varios electores al notar que mismos viajeros y quedaron encantados de ella. otras personas habían madrugado más que ellos A la batalla asistirán la banda municipal, una y votado en su nombre. Las rondas de costumbre hicieron su pere ¡militar, 3 a del yate Meteoro y dos particulares. grinación habitual de urna en urna, pero el l Rey y e! ministro. morapio dinástico y el radical habían hecho El Rey no ha salido esta mañana de Pa- tan buenas migas, que ni los presidentes ni los lacio. interventores se daban por enterados. El ministro de jornada no ha subido á MiEn Chamberí la animación es algo mayor, tramar, permaneciendo en el hotel, en donde pero sin llegar á ser extraordinaria. Los reputecibe las noticias referentes al curso de las blicanos se muestran muy satisfechos por creer elecciones, y las transmite á Palacio. -Cruz. que llevan ventaja sobre los monárquicos. Después de la una de la tarde se han registrado algunos incidentes de mayor importanLAS ELECCIONES cia. En ¡a puerta del colegio de la calle de Tpjn Madrid. Moiatín había tres individuos que llevaban Hasta las dos de la tarde las elecciones esperando dos horas. Uno de ellos, pretextanse han deslizado tranquilamente en la corte. La do una discusión con dos electores monáranimación, en general, ha sido escasa. Los can- quicos, sacó un revólver y disparó tres tiros didatos han recorrido los colegios. Se han re- sin herir á nadie. El que disparó salió huyengistrado algunos incidentes, pero de poca im- do con sus compañeros, perseguidos por vaportancia. Las precauciones adoptadas, por la rios agentes de policía y algunos curiosos. autoridad han sido muchas, especialmente en Fueron alcanzados y llevados á la Delegación los barrios extremos. La impresión hasta esa del Congreso por los guardias 482, 431 y hora era de que en los distritos del centro de 440, donde se comprobó que los detenidos se Madrid la votación iba bastante equilibrada llamaban Pedro Beltana Domínguez, que fue para monárquicos y republicanos, pero que en el que hizo los disparos, Ángel Gamilla y Celos barrios bajos y en las afueras la mayoría es lestino Hueldes. Al primero se le ocuparon fovorable á los segundos. un revólver, un cuchillo, una caja de cápsulas En la sección de la calle del Marqués del y un paquete de candidaturas republicanas. Ai Riscal han votado á las nueve de la mañana el segundo un puñal y un formón. Y al tercero conde de Roraanones y á las diez D Eduardo un puñal y otro paquete de candidaturas reBenot. En la sección i5 el Alcalde y en la 16 publicanas. el ministro de la Gobernación. Montero Ríos Corrió e 1 rumor de que en el distrito de la ha votado en la sección o. a. Dato en la sección Inclusa había habido otro tumulto grave, re- El Meteor fondeó en la bahía el yate Esta mañana E sultando muertos y heridos, pero nada de esto se ha confirmado. A la hora de cerrar esta edición domina la impresión de que el triunfo es de la candidatura monárquica. Los republicanos se encuentran irritados diciendo que han sido víctimas de muchas arbitrariedades; que se les ha perseguido, que se ha detenido á muchos agentes suyos y que en- siuchas mesas los presidentes dan pucherazo á favor de los monárquicos; pero en todas esas protestas se trasluce también el desaliento y la creencia de que han ¡llevado la peor parte en la contienda. A las cuatro ha terminado la votación y en todos los colegios ha comenzado el escrutinio. Zaragoza, 1 0 7 w. Ha empezado la votación. El interés está en la lucha entre Castellanos y Costa. Agentes del primero compran votos. La autoridad ha adoptado precauciones. Se temen desórdenes. -Gay. ADOPTADO DE R O POR LOS MINISTERIOS DE GUERRA Y MARINA RECOMENDADOS POR LA REAL ACADEMIA DE MEDICINA Toda clase de INDISPOSICIONES DEL TUBO DIGEST 1 VO, VÓMITOS Y DIARREAS, ETC. en niños y adultos se curan pronto y bien con los SAL 1 C 1 LATOS DE BISMUTO Y CER 1O DE VIVAS PÉREZ. De venta en todas las fprmacias acreditadas del mundo EXQUISITO C O R IMS MESA 70 BIBLIOTECA DE A B O) LA BARAJA DIABÓLICA 71 gado y, bien á pesar mío, no tuve más remedio que acceder La fortuna se había puesto por lo visto en mi favor, y tam 1 bién gané la cuarta jugadr. Todo el dinero y el caballo me pertenecían, conforme á las leyes, del juego. Me hallaba como aturdido y sentíame presa de gran excitación; en cambio d desconocido conservaba toda su sangre fría. Con todo sosiego volvió á sacar el estuche de plata y se tragó otras dos pildontas grises. -Después de esto me hizo varias preguntas relativas á mi estado, á mi familia y á mis asuntos, como si nada hubiera sucedido. Yo le di mí nombre, le hablé de mi padre y le referí los negocios agrícolas á que nos dedicábamos en la granja, t- ¿De manera que no está usted casado? -rae preguntó. -No, señor. -Pero con toda seguridad tendrá usted ya alguna novia; esto nada tiene de extraño en un joven de veinticinco años. -Nada de eso. Esta comarca está poco poblada, y entre las escasas muchachas que habitan en los alrededores no hay ninguna que me guste para esposa. -Se ve que no es usted fácil de contentar; pero en el fondo no está mal del todo, porque el matrimonio es una cosa que necesita pensarse mucho antes de decidirse á realizarlo. Quién e sin embargo, si en... Al llegar aquí se detuvo como abstraído en algún pensamiento interior. Yo también permanecía callado. Nuestro silencio duró breves instantes, al cabo de los cuales 4 o interrumpió diciendo: -El caballo ya es de usted otra ve ¿y, además, todo el dinero. -Luego añadió: -Sin embargo, todavía me quedan dos diamantes que valen ¡más que el eabatlo y que todo el dinero junto, y esos diamantes 1 podrán ser de usted si fodsvía tiene la suerte de ganarme la quinta jugada. ¿Yo y- íi r o s? a q í- cir. pues aunque mj conciencia me lo 5 mpoP a impetío ái iíi cí, no voz iti via á darle una negativa rottmd? Comprendiendo él mis vacilaciones, exclamó para animarme. -Me ha sido usted muy simpático. John Ripley, y quiero hacerle á usted mi heredero. Diciendo esto, sacó una cartera del bolsillo, y arrancando una hoja, escribió lo siguiente: Vale por dos diamantes, por valor de dos libras cada uno. Después firmó el volante con k s dos iniciales P R. y me lo entregó. Al ver esto, ya no me quedaba ningún género de duda de que me las había con un desequilibrado, y esta suposición mía me la confirmaron aún más las siguientes palabras del desconocido: -Le advierto á usted que los dos diamantes llevan consigo otra ganancia. Si los gana usted, también será de usted una mujer. Ésto rae parecía ya tan sumamente absurdo, que no pudiendo contenerme, me eché á reír á mandíbula batiente. -No té de qué se ríe usted, John Ripley, porque la cosa no tiene nada de particular. ¿No dice usted que es soltero? -Claro que sí. -Pues entonces lo único que le hace falta es eso, una mujer para hacerl? su esposa. Creo que no se trata de ningún disparate. -Siempre que esa mujer fuera buena y hacendosa y que me gustara, no habría ningún inconveniente. -La que yo ¡e destino á usted reúne todas las virtudes y las buenas condiciones posibles: es hermosa, trabajadora, buena, hacendosa, y en cuanto á la educación de Mirian y á su instrucción, no se ha economizado ningún dinero en ello. ¿Se llama Mirian? -Ese es su nombre. ¿Y su apellido de familia? -Eso lo sabrá usted si gana la partida. -Convenido; pero su edad creo que debo de conocerla antes. -Tiene veinte años, es precisamente la edad que le conviene á usted. Si Mirian llega á ser su esposa, entonces será d también mi heredero, en eso quedamos. n