Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
B C. DOMINGO io DE SEPTIEMBRE DE i9o5. PÁG, 7 el ilustre artista la aceptó. TurrtDOse en el suelo, y el singular rapa barbas cumplió su misión perfectamente y en un santiamén. Terminada la operación, Hawívey pagó lo estipulado y preguntó: -Tengo gran curiosidad por saber á qué fin obedece el echarme en el suelo para que podáis afeitarme. -Es muy sencillo, señor; yo no he afeitado á ningún ser viviente hasta hoy. Me dedico á afeitar á los muertos antes de amortajarlos. Por poco es Hawtvey otro cadáver; sino que hubiera sido un muerto afeitado. Todos los volátiles amanecieron como el gallo de Morón: cacareando y sin plumas. Se trataba de tener el honor de poseer el ave que había suministrado esas plumas históricas, y nadie reparó en sacrificios. Pronto nos comunicará el relégrafo quién es el dichoso mortal que tanto contribuyó á asegurar la paz. También los fabricantes de papel env aron á Portsmouth vagones cargados de su mercancía. Un buque arribó á la histórica ciudad cargado de papel secante. Un tren especial fue expedido con seis toneladas de obleas. Infinidad de toneles AEMECÉ de tinta invadieron los muelles de las estaciones. Un comerciante de objetos de escritorio remitió á los plenipotenciarios dos quintales de lacre, ocho cajones inmensos de alfileres, diez gruesas de rasParís, 6 Agosto. padores, tres mil tinteros, entre ellos dosECLAMO FIN Trescientos cuarenta DESJECLE y tres fabricantes cientos con música, pudiendo tocar el de plumas americanos ofrecieron á los himno ruso y la marcha real japonesa, calígraíos encargados de copiar el tratado etc. etc. Todas esas expediciones de artículos de paz ruso- japonés, el producto de su industria. Todos ellos prometían acom- dé escritorio se hicieron gratis y con la pañar el envío de respetable número de sola condición de que los plenipontenbanli notes. Pero ¡oh dolor! Witte, menos ciarios introdujeran discretamente en los tratados unas frases que hicieran constar modernista que los yanfyees penmarfcers, las excelencias de los productos de la decidió que los calígrafos sólo emplearan plumas, de ave y que estas fueran exac- casa Wilson and C de la fábrica Aitamente doce. En cuanto se supo la noti- vvay and Sons, etc. Desgraciadamente ni cia, figúiense ustedes la que se armaría Wítte, ni Komura, se prestaron á esta en los corrales de Portsmouth y sus alre- publicidad fin de siécíe. Sin embargo, parece ser que ese sistema de reclamo dedores. acabará por conquistar ei mundo. Conozco un señor, á quien yo tengo por un precursor de ese género de publicidad, que hace tres años anda corriendo con un enorme cartapacio debajo del brazo en busca del editor que ha de publicarle una Historia de Trancia. Leyendo uno de sus capítulos, encontré este párrafo: Luis XIV, estando en la agonía, llamó á sus hijos y les dijo: -Vestios elegantemente con los trajes dejados por cuenta de los grandes sastres. Otro párrafo: Bonaparte, después de franquear los Alpes, exclamó: ¡Como los neumáticos de Maridrin, yo venzo los obstáculos. Excuso deciros que la Historia de Francia del señor que yo conozco seguirá muchos años sin imprimirse. Pero eso no quiere decir que sea eternamente; llegará un día en que tal vez reemplace á las obras arcaicas de Thiers, de Guizot y de Michelet. Y si lo dudáis, al tiempo... F. MORA POSTALES EUROPEAS R CRÓNICA ILUSTRADA EATRO CÓMICO. EL PublicaT ARTE DE SER BONITA mos Ja fotografía de una de las escenas de la aplaudida zarzuela El arte de ser bonita, estrenada en el teatro Cómico en la noche del jueves último. En nuestro Mentidero teatral dio cuenta orjortunamente ALBACETE. LA CEREMONIA DE LA APERTURA DE LA FERIA Fot. de J, Collado