Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C SÁBADO 9 DE SEPTIEMBRE DE i 9 o5. PAG. 3 NOTA ELECTORAL. -LO DE LA BOMBA En este establecimiento se atiende á los focos á expensas de los ionios. Y si cabe explotar la tontería en beneficio de la desgracia, ¿cuánto mejor es aprovechar la alegría y la gana de divertirse para el socorro délos tristes y desvalidos? Por eso me parece muy requetebién que en San Sebastián se haya dado una divertidísima corrida á beneficio de los desgraciados campesinos de Andalucía, y aplaudo sinceramente á sus generosos organizadores. Pero leo que hubo una media entrada, y esto me parece... medio bien nada más. ¿Qué grave é ineludible ocupación tendría á aquellas horas el med. o público que dejó en la benéfica fiesta su sitio vacío? Me ocurre una idea, cosa que no ocurre todos los días, y no quiero desperdiciar la ocasión de hacerla pública. ¿No podríamos pensar en añadir á los arbitrios caritativos el interesantísimo concurso de J o r g e el de la oreja? RECOJAMOS PIADOSAMENTE... LAS CONSECUENCIAS DE LA EXPLOSIÓN en el expreso de Barcelona. La fotografía que publicamos está tomada en el momento en que los amigos y correligionarios que acudieron á esperarle saludaban al jefe de la Unión republicana. Recientemente dimos cuenta del atentado contra el redactor de La Correspondencia de España D Guillermo Rittwagen. Después de siete meses de residencia en Marruecos y Argelia para informar á nuestro querido colega, regresaba a España el Sr. Rittwagen, y aprovechando la estancia en Saidia de algunos faluchos españoles, allí se dirigió. Al ir á la alcazaba para ver al patrón del falucho español Alfonso XJ 71, de la matrícula de Melilla, fue insultado y amenazado por los moros, y sin hacerlos caso penetró en el interior de la alcazaba, donde unos 5oo soldados moros le acometieron con desaforada gritería. El Bajá y el Amín Amed Ben Jacoby, lejos de ampararle le recriminaron también con denuestos, y la soldadesca, animada por esta actitud de sus jefes, acometió al Sr. Rittwagen, que tuvo que correr hasta Ja playa y arrojarse de cabeza para ganar una barquilla del Alfonso X 1 JJ, no sin que uno de sus perseguidores le diese un bayonetazo en una pierna, que afortunadamente no le causó herida grave. Del distinguido periodista, que hoy se encuentra entre nosotros, publicamos un retrato, y además una vista de la alcazaba de Saidia, donde ocurrió el atropello. La fiesta de la Natividad de Nuestra Señora, que vulgarmente se denomina la Virgen de Septiembre, es la de la patrona de la iglesia situada en las márgenes del Manzanares, conocida con el nombre tradicional de la Virgen del Puerto. En sus alrededores, donde celebran los días festivos sus bailes durante muchos años los gallegos y asturianos residentes en la villa y corte, se efectúa ahora la verbena y fiesta de la Virgen. Con esta fiesta coincide una característica feria en las Vistillas: la de los melones. En esta época del año en que alcanzan su plena madurez los famosos melones de la tierra, acuden á Madrid infinidad de vendedores de los pueblos con gran abundancia de la que llamó el maestro Hartzenbusch su dulce y aguanosa mercancías. Publicamos dos notas fotográficas de estas escenas madrileñas. A veces, en las grandes calamidades, los funcionarios públicos dejan en beneficio de los perjudicados un día de haber. ¿Por qué no se hace extensiva semejante práctica á los aficionados á verlas venir? Tengo la seguridad de que sería altamente productivo el importe de un día de timba. quí también hemos organizado otra corrida a beneficio de los Asilos de los golfos, y puesto que se trata de beneficiar á esas criaturas, parece que deberíamos empezar por quitarles el mote. MARRUECOS. UN ATENTADO CUERNOS, CRÍMEC ARIDAD, OTRAS FRIOLERAS. NES Y A aquel antiguo refrán que dice: no hay función sin tarasca, pudiéramos añadir, por lo que á España se refiere, que no hay filantropía sin toros. Esta consideración hacía decir á un veterinario conocido mío, escéptico él en sus ratos de ocio, que aquí la Beneficencia era de dos clases: de puntas y embolada. Llamábamos golfos á los chicuelos desarrapados del arroyo que llevaban una vida de vagancia, cursando á la intemperie la carrera del hampa. Los hemos recogido para su reforma y educación, y según noticia, con excelentes resultados, (y seguimos llamándolos golfos! -Todos me llaman Canene; señor alcaide, ¿qué haré? -Vaya usted con Dios, Canene, que yo lo remediaré. No seré yo quien critique que para fines nobles y piadosos, se aproveche la afición de! gran público a determinados espectáculos, porque en estos asuntos de caridad puede con grandísima razón invocarse la famosa máxima: el fin justifica los medios. Hágase el milagro y hágalo... el revendedor inclusive. Mientras se encuentra otro nombre más decoroso, añadámosle siquiera una partícula piadosa y llamémosles exgolfos. Z n Cigales aparecen los restos de una niña. ¿Quiénes podrán haber sido los autores de tan bárbaro asesinato? se pregunta. LA VIRGEN DEL PUERTO No recuerdo en qué país dicen que hay una condecoración que se concede con facilidad al que la desea, pero que paga unos derechos bastante caros. Estos ingresos se destinan al sostenimiento de un manicomio, en cuya fachada podría ponerse la siguiente inscripción: ¡Y prenden á los padres! En Castellón e n c u e n t r a n á un hombre mueito. ¿Quién será el misterioso asesino? ¡Y prenden á su hijo! En Madrid se pregona el crimen del día. ¿Quién es el autor? Y prenden á un hermano. Antes, para ponderar un estado de irreconciliable discordia se decía: ¡Viven como perros y gatos! Ahora habrá que decir: ¡Es un horror! ¡Se odian como si fueran de la familial CARLOS LUIS DE CUENCA m m m n m íMn; r: riin ¡ll! rilÉ! ¡i ¡ii ¡ifc ¡flll