Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. VIERNES 8 DE SEPTIEMBRE DE i 9 o5. PAG. 6 gen de ruina. Basta para ello que los grandes productores asignen precios irrisorios á los frutos del campo. El labrador tiene que someterse, no logra obtener jamás superávit en su presupuesto, y poco á poco liega, mediante la implacable usura, á formar parte de los ejércitos del hambre. De suerte que si el Estado debe socorrer en toda ocasión á grandes y í- i Vw kifeS chicos, justo es que evite que los pequeños sean devorados por los gigantes. Si el poder feudal fue destruido, ó por lo menos atenuado por el poder real en tiempos jpasados; si actualmente no existen señores de villas y lugares más poderosos que los Reyes, justo y equitativo será que- el poder central evite con mano fuerte el que los poderes rurales contemporáneos decreten el hambre en los pueblos, suscitando guerras menos nobles y más crueles que las que declaraban los poderosos señores de horca y cuchillo. Estos modernísimos caciques que cuentan con el pendón de la política menuda que les defiende y con la caldera electoral donde se cultivan todos los microbios sociales con caldos fermentados y nauseabundos, necesitan un nuevo Cisneros que les amedrente de una vez para siempre y les domine. Y á todos los que escatiman la gracia de Dios indispensable al hombre; á los S i N SEBASTIÁN. LA BECERRADA BENÉFICA. que se la dan escasa, ó falsificada, á camLAS PRESIDENTAS DE LA FIESTA, SRTAS. DE ASCANIO. BOSCH, HERREROS DE TEJADA Y LOYQORR 1 bio de su sangre; á los que, como el lego de Don Jilván, creen resolver el problemodo es preciso en! a actualidad prevenir mos ven recompensados sus esfuerzos de ma á golpes de cazo y con malas razones el hambre futura de los que pueden ser todo el año, y la tierra es por fin gene- fuerza será repetirles las palabras del víctimas, no de la sequía del cielo, sino rosa y fecunda. Pero en proporción á la bondadoso guardián del convento de los de la sequedad del corazón de los hom- fecundidad del árbol ó de la pomposa Angeles: vid, aumenta el ansia de lucro de los ribres. ¡CARIDAD, hermano Melitón, CARIDAD! En muchos puntos la cosecha es abun- cos, y ocurre el hecho extraordinario de MANUEL DE TOLOSA L A T O U R dante; infinitos terratenientes humildísi- que! a abundancia de fruto pueda ser ori l. I i TMlrf Sgf. S v t, r r- vr i YL SAN SEBASTIÁN. LA BECERRADA BENÉFICA. LOS SRES. OLEA Y LUZUNARIZ REJONEANDO i. ÍAlJVlER TORO iíols M a s bilcn r TMII miui iitra n ¡i; r 11! NI illa li; iEniUiailll