Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MARTES 5 DE SEPTIEMBRE DE i 9 o5. PAG. 5 AS CASAS DE CALDERÓN, cón! a diferencia de que por aquellos reciendo, cubriéndose de mezquinas ediLOPE Y GOYA Hace poco vimos que, por- desgracia, han desaparecido las casas en que conocidamente habitaba Cervantes, por lo cual Madrid no puede rendir ai primero de los escritores españoles el homenaje que Alemania consagró á Goethe y á Schi 11 er, Inglaterra á Shakespeare, Francia á Víctor Hugo, y tantas y tantas naciones á los hombres que ias dieron honra y esplendor en Sa gloriosa lucha por la civilización. Pero aún quedan en la villa y corte casas que habitaron portentosos ingenios de universal renombre, y bueno será se- tiempos sólo tenía piso principal, que es precisamente el que sirvió de vivienda modestísima á uno de los más grandes genios de la humanidad. Se conserva también la casa en que vivió el portentoso Fray Féiix. Lope de Vega Carpió. Está bien conservada, y, según noticias, restaurado y cuidado su interior de tal forma que, si el poeta volviese otra vez á la vida, encontraría pocas novedades. Lo único reformado es e! jardín ó huerto que Lope cultivaba con sus propias manos edificaciones modernas le han reducido. Esta casa es la núm. J 5 de la calle impropiamente llamada de Cervantes, y ficaciones ó trocándose en eriales. Demás de esto, la quinta está cortada por el ferrocarril de Madrid á Villa del Prado. La casa de campo está a! otro lado del río, pasado el puente de Segovia, y la quinta tiene entrada por la carrera de San Isidro. El edificio se halla en lo alto de un repecho, situación excelente que. deja ver un panorama no desprovisto de bellezas. Lejano está el tercer centenario de Calderón, tanto que muy pocos de los nacidos le alcanzarán, pero los de Goya y Lope se celebrarán en Abril del año 28 y en Agosto del año 35. Como los propietarios de los tres edi- ALMERÍA. DESCARRILAMIENTO DE UN TREN EN HUÉRCAL EL 2 DEL ACTUAL bol. J. üurún ñalarlas por si nuestra humilde voz encuentra ecos que la centupliquen y la lleven á los oídos que deben oiría. Aparte casas que sirvieron de vivienda á hombres de extraordinario valor, siquiera figuren en segundo término, se mantienen en pie las que habitaron Calderón de la Barca, Lope de Vega y Goya, algo reformadas dos de ellas, ruinosa y mutilada la otra y en vísperas de desaparecer. La casa donde vivió y murió el gran D. Pedro Calderón de la Barca subsiste aún en la calle Mayor, recordándolo á todos una mezquina lápida que costeó el Ayuntamiento de Aladrid. El nunca bastante alabado Mesonero Romanos evitó que fuera derribada. Se conserva lo mismo que cuando servía de residencia al colosal dramaturgo, comparando su aspecto exterior con el que presenta en el plano de Madrid de 1659, se ve que no ha variado en nada. Una lápida que costeó la Academia hace saber al viandante que aquello fue morada del Fénix de los Ingenios Y por un verdadero milagro subsiste la casa de campo que habitara D. Francisco de Goya. Con ser mucho más moderno que los otros dos, este edificio se encuentra en peor estado, tanto que hace unos veinticinco años hubo que derribar por ruinosas las habitaciones del ala derecha, precisamente aquellas que el genial pintor adornara con las pinturas murales que hoy se conservan en el Museo del Prado. Todavía rodean á la casa los restos de un jardín, pero las tierras de pan llevar que lindaban con la quinta, van desapa- ficios mentados no los cuiden con religiosa solicitud, es muy posible que desaparezcan, pronto y aunque ninguno de los tres se sale de lo vulgar, y la casa de Calderón es mezquina, bien merece la memoria de los hombres que los habitaron que se los restaure y se los convierta en museos, en sitios de veneración, honrando con ello á dos de los más ilustres hijos de esta tierra y al portentoso genio de la pintura que en ella produjo sus más bellas obras. EL ARRÁEZ MALTRAPILLO INVOCACIÓN A vos, gallego ilustre Don E. Montero Ríos, jurisconsulto insigne y presidente digno