Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A W C. LUNES 4 DE SEPTIEMBRE DE i 9 o5. PAG. 4 líquidac ón, y algunos vendedores han tenido Se trata de presentar á M r Loubet que comprar. H! Interior, que valía 79,1 5 hace una división de ¡14.000! hombres, figuocho días, cerraba oficialmente el sábado á rando que está en pie de guerra. Y digo 79,60. Si nada imprevisto viene á estorb? r el figurando, porque no se completará el movimiento, haremos pronto 80, capitalizánpie tíe paz con reservistas de cada Cuerdose el crédito del Estado á 4 por 100. El Amortizable, menos firme que la deuda regu- po, como hay que hacer en las movilizaladora, vale 98,70, y sólo gana ¡5 céntimos. ciones de guerra, y porque seguramente Las acciones del Banco de España suben dos ei ganado y material de la división movienteros y medio, y cotizan 427; las de la taba- lizada se completará con ganado y material de otras. Ahora sigan leyendo ¡os calera se mueven poco: quedan á 395,5o. Los francos valían el sábado 3 1,70 y las libras aficionados. 33,i5, sin que nada justifique este descenso. TI 3i de Agosto no había un soldado Una vez más tenemos la prueba de que en la en armas en toda ¡a República helcuestión del cambio influyen razones morales, que nada tienen que ver con la cuestión mone- vética, ni cobraban sueldo del Estado taria. Bajan los francos porque suben los va- más que unos 400 oficiales y empleados lores; no hay otro motivo. en el ramo de Guerra; del 3 al 4 de SepEn París también ha sido importante el alza. tiembre estarán en pie de guerra de 3o El 4 por 100 ruso quedaba el sábado cinco en- á 31.000 hombres, formando dos diviteros y 40 céntimos más alto que hace ocho siones con todo el material propio de días; valía 94. La renta francesa alcanzando cada una: trenes de combate, de puentes, cambios superiores á la par, quedaba á 100,3 2. de telégrafos, de subsistencias, de saniNuestro Exterior cotizaba 92,55, ganando un entero, mientras nuestras acciones de Ferroca- dad, de correos y de equipajes. Para lorriles subían también, valiendo 1 59 las del Nor- grar esto, el Estado Mayor suizo no ha te y 290 las de Madrid, Zaragoza y Alicante. necesitado otra cosa sino reproducir la El Riotinto es el único valor que ha se- orden de movilización, que da todos guido la tendencia general; quedaba ante- los años por esta fecha. Los soldados coayer á 1.675, perdiendo 25 enteros durante la nocen todos los reglamentos, táctica y semana. Como la especulación española que ¡egísticos que les incumben, y son, adeopera en el ex. ranjero, tiene predilección mar- más, excelentes tiradores; los oficiales y cada por las acciones de Riotinto, bueno es qua- jefes conocen perfectamente su obligatratemos de explicar las causas de la baja. Esción; los generales (que allí se llaman cotas son puramente especulativas. Desde el luroneles) están acostumbrados al mando nes se inició el movimiento, porque los intermediarios se vieron obligados á liquidar de de brigadas, divisiones y Cuerpos de oficio la posición de un especulador al alza. ejército en pie de guerra; el material es Recuperó al día siguiente el mercado el terreno abundante y excelente. Puedo dar fe, perdido, pero e! jueves volvió la avalancha de porque he vivido quince días al lado y en ventas, causada esta vez por la liquidación de medio de dos divisiones del ejército su z la posición que tenía M r Cronier, el director Si en vez de dos divisiones hubiese de las refinerías Say, que se ha suicidado re- que movilizar las ocho del ejército helcientemente. Esta es una nueva demostración vético, no habría mis retraso que el del de la solidaridad que existe á veces entre merpersonal que esté ausente del país; pero cados que á primera vista nada tienen que ver los unos con los otros. ¿Quién hubiese podido en una semana el Gobierno suizo disponsospechar, hace pocos días, que la baja del dría de 120.000 combatientes; en quince azúcar iba á producir la baja del Riotinto? ¡El días tendría otros 80.000 soldados de secobre solidario del azúcar! Qué fenómeno, en gunda línea, y en tres semanas otros 80.000 de tropas territoriales. Y todo apariencia, más anómalo! esto sin que el Estado Mayor tuviera que devanarse los sesos para salir bien HAY QUE LUCIRSE del paso. TDecorto de un periódico militar: El Estado Mayor Central trabaja Y ahora más cifras elocuentes: activamente en la confección de las insEl presupuesto de la guerra en Estrucciones para ¡levar á la práctica el de- paña es de 160 á 170 millones de pesecreto relativo á movilización de las fuer- tas, y sostiene en tiempo de paz más de zas del primer Cuerpo que han de tomar 20.000 oficiales y 80.000 soldados. En parte en las maniobras militares próximas Suiza el presupuesto es de 25 millones á verificarse, y que serán presenciadas de francos, y, fuera de las épocas de inspor el presidente de la República fran- trucción y maniobras, sólo mantiene, cesa, cuando M r Loubet efectúe su como he dicho, unos 400 oficiales y emanunciado viaje á esta corte. pleados. Comente el lector, que yo ya Dichas disposiciones serán publicadas estoy cansado de hacerlo. JENARO ALAS en plazo próximo en el Diario Oficia! pues como los Cuerpos han de aumentar sus efectivos y el ministro de la Guerra se propone que la incorporación se halle terminada para mediados del próximo mes de Septiembre, no hay tiempo que POR TELÉGRAFO perder. POTES, 3 2 T. T p n e monasterio de Santo Toribio. Los reservistas no serán llamados á A las ocho de la mañana de hoy celefilas por tal motivo y únicamente se disbróse en Lloroza una misa de campaña, que pondrá la incorporación de los individuos dijo el párroco de Espinama, y á la cual asisque disfrutan licencias temporales. tió el Rey con toda su comitiva. En cuanto se termine la incorporación, Terminada la misa se emprendió el regrelas fuerzas de este Cuerpo de ejército so, llegando á las once á! a vega de Camaleño, comenzarán á hacer prácticas con el fin donde se había levantado una hermosa tienda de que se presenten ante M r Loubet de campaña, en la cual se instaló el comedor. en brillante estado de instrucción. Una vez terminado el almuerzo entró don Alfonso en eí monasterio ée Sanio Toribio de Liébana, donde se verifican actualmente obras de reparación, y visitó! a iglesia, en la cual está enterrado el cuerpo de! santo que da su nombre a! monasterio. El Monarca oró arte z) camarín, en e! que se guarda una reliquia cc- isisíente en un trozo grande de! brazo derecho de la cruz de! Radentor. p 1 Rey en Potes. El pueblo esiá animadísimo esperando el regreso de! Monarca. El Ayuntamiento ha colocado á! a entrada un soberbio arco de corcho con atributos y alegorías de caza; a! lado se veía una jaula con una corza viva, que regala á S. M ei vecino de Potes D. Juan Torre. Los automóviles salieron con dirección á Camaleño para recoger á los excursionistas después de la visita á Santo Toribio. Como se ha desistido de llevar al Rey á la cacería del oso, es probable que mañana se dé una abatida por los montes inmediatos. Cuando llegó el Rey fue objeto de caluro- t sas aclamaciones; disparáronse muchos cohetes. Don Alfonso se detuvo para saludar á las autoridades. El alcalde le entregó en nombre de los Ayuntamientos de Potes, de Camaleño, de Treviso, de Vega, de Cabezón, de CilJcrígo y de Pasaguero, que componen el vslle de Liébana, un mensaje ofreciendo al Rey la acota ción de los picos como cazadero para su exclusivo uso. Créese que S. M aceptará el ofrecimiento, designando acto seguido los guardas jurados para que impidan las cacerías sin la oportuna real licencia. Con esta medida se espera que no se extinguirá la raza de los rebecos. Eí Rey siguió después en automóvil hasta Comillas. -Segura. U n atropello. estimado colega TLa CorresponNuestro dencia de España refiere en su número de ayer el atropello de que ha sido víctima, por parte de algunos soldados del Sultán, el redactor de aquel colega, Guillermo Rittwagen. Según parece, al dirigirse éste á la Alcazaba de Saidia con el fin de hablar de su regreso á España con D. José Albadatejo, patrón del falucho ñlfonso XTll, se vio sorprendido en el camino por varios grupos de moros que le saludaron con imprecaciones. Ya en ¡a Alcazaba, la presencia del señor Rittwagen soliviantó á unos 5oo moros, soldados del Sultán, que prorrumpieron en horrible griterío, acometiéndole á puñetazos y empujones. A! ruido de la algarabía acudió e! pacha Si eí Jal! Aial Ben Chenadi, quien en vez de restablecer el orden defendiendo á nuestro compatriota, tomó e! partido de los soldados, injuriándolo con terribles denuestos. Rittwagen ganó la puerta á fuerza Je pies y logró llegar á la playa, p ra ganar una barquil l a falucho Alfonso X ÍTl. En la huida uno de los moros le acometió con su fusil armado de bayoneta, produciéndole en la pierna izquierda una herida que por fortuna no fue grave. El redactor de La Correspondencia protestó en forma del atentado, y nuestro ministro en Tánger, Sr. Llavería, formuló en seguida una reclamación ante Mahomed Torres, pero éste, según parece, se disculpó alegando pretextos que no tienen valor alguno, pues suponía que el atropello había sido realizado por kabileños rebeldes, cosa totalmente inexacta, pues los moros que golpearon é hirieron al Sr. Rittwagen eran, como hemos dicho, soldados del Sultán, recién llegados á Tánger, de guarnición en la Alcazaba de Saidia. EL VIAJE 1 m iirrminiH iiimwiiMimii 1