Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ESPECÍFÍCOS PALABEAS, OLASTiicados en secciones. De una á diez palabras, 1 peseta. Por cada palabra má? 10 céntimos. Las abreviaturas y cada cinco cifras se cuentan como una palabra. A l importe de cada inserción deberá añadiree uiez céntimos de peseta por el impuesto del Timbre. Los originales se remitirán la Administración de A B C acompañados de su importeen metálico, sellos de correos, litoranzas de la Prensa ú otro giro análogo, el dia antes de la fecba en que deban ser publicados. DOS C O N I T E STTN D OSproducenFana Sdeposición natural diaria sin dolor ni irri- OCHO Y ESLAVA. -A. LASbanda de tres cuartos: La trompetas. -A las n eve y tres cuartos: El principe ruso. -A las diez y tres cuartos: Las estrellas. -A las once y tres cuartos: ¡La peseta enferma! Las nueve T a r t a t o f f -L a troupe Havanna. -El excéntrico Bi- bo- bi. POSTALES MODELOS tación. Pomo, una peseta. G- ayoso. Arenal, 2 y farmacias. Por mayor: Pérez Martín Velasco. ESTÓMAU TVA DOSIS DEtomada ango Artificial, tes de comer, produce una perfecta digestión. Caía, 7,50 y 4 pesetas farmacias y Arenal, 2. ESPECTÁCULOS LAS OCHO Y A POLO. -A L a favorita del media: rey. -A las nueve y media: La MUEVO TEATRO. -A LAS 15 ocho y tres cuartos: La alearía do la huerta. -A las nueve y tres cuartos: (Debut de la primera tiple Sra. Soler. El dúo do la africana. -A las diez y tres cuartos: La buena sombra. -A las once y tres cuartos: La moza de temple. nuevos semaBales (verdad) Precios al por mayor y meaor. fiincompetencia, (irán Esposisión. Entrada UÉSPEDES. -ABMIT EN- libre. -Mmmimas. -El mejor se, Caballero Gracia, 11, servicio, ¿acümefcrezo, 4. principal derecha. Especialidad para familias. HOSPEDAJES H PUBLI 4 5 ACIOXES JOYERÍAS sito comprar para reforOHO 46, Y ALHAJAS 3 STECEmas. Hortaleza, 46. facilita dos pesetas tomaCoi riispuu. sal: Boazalo Córdoba, 11. b 11 KOVX 2 DADES I N A E S S PUKOSPE V viao. Pidas 011 ultramarinos marca Triunfo Únicos premiados e s medallas oro grandes premios. AItlSH. -A LAS NUEVE Ultima semana de la nuealegría de la hnorta. -A las va compañía universal que didiez y media: Kl perro chico. -A las once 5 tres cuartos: El rige William Parish. El bufo alma del pueblo. Pioh. -El atleta Strongfort. P N OVEDADES. CATALOOO gratis. Pídase Director oficinas. Publicidad, Tallers, 2, Barcelona. O LJ Marca LA GIRALDA, Sevilla Carlos Coppel FÁ RICA DE RtLüJiS Fuencarra! 27. CATÁLOGO G- EATIS Léase el interesante prospecto que acompaña a las botellas La mejor AOTTA E AZAHAS y el m á s eficaz m e d i c a m e n t o para la curación feegssra y el alivio irameeilaío de los padecimientos nerviosos y del corazón. tienda espaciosa en sitio eértIrico. coa bastante interior y entresuelo h a b i t a b l e en la mibina, bien para exposición de muebles, almacenes, marmolista ó limpiabotas. Para tratar: Plaza de Matute, 8, 3. deha. 8 á. 10 m. y 2 á 5 Ule. uu. 2,50 pís, botella. Segunda: I, 1 U IflaS Ldildo 1 La mejor 1. a F a v o r i t a (Ja M. WaeiaE. fin nitrato piala. 3,50 pts. C. feaeia, 30, Madrid De vpr. T, a en las principales farmacias, perfumerías y droguerías de toda España. 46 BIBLIOTECA 0 E A B C 9 EDMUNDO 47 ¿Sabes, papá, que creo que voy queriendo un poquito á Edmundo? ¿Un poquito nada más, Jenny? -Nada más, señor papá; pero creo que... jvaya! Quiero decir... ¡varaos! ¿Me entiendes? ¡Yo! -exclamó estupefacto el nabab; -no entiendo palabra. ¡Eres torpe! ¡Qué cosas digo! ¡Perdóname! ¿Verdad que me perdonas? -Si, hija, sí, te perdono. -Buerío; pues te diré, papá mío, que me pai- ece... no sé por qué, pero me parece que voy á querer mucho á mi primo; lo creo más digno de mí, ¿verdad? -Sí, sí, es muy digno. Mira, Jenny, francamente: me a sgro que te guste, me satisface; cuando hace aigún tiempo me dijiste aquello noraegustó gran cosa; esio de añora me gusta más. La pobre niña pensaba que tenía! a felicidad a! alcance de! a mano, ignorando el terrible, el insend- sbie abisrr. o que ds Edmundo la separaba. Desde que jenny se dio cuenta de que e! joven la amaba con ceguedad, eila, como se guavda una joya para sorprender a! regalársela á la persona a quien se quiere, reservaba en secreto su amor. -Un día cualquiera, cuando esté más descuidado, le diíro: Pero, hombre, no seas tonto; si yo también te quiero; si te quiero antes que tu á r. antes de conocerte; si has estsdo ciego cuando no lo has comprendido; si á voces íe lo decían mis ojos y mi silencio, mi presencia y mi ausencia, mis palabras y mis suspiros. Sí, sí; ya sé yo que tú me quieres á mí también muchísimo: pero, chico, confiesa que ha sido después y que no tienes intención ninguna de descubrirme ese gran amor, del cua ¡estamos todos enterados en este navio, aunque á ti se te figure lo contrario; así, las cosas claras, así se ¡o voy á decir. Arreglada estoy yo- -concluía Jenny- -con este novio que no se atreve á decirme nada. ¿Apostamos alguna cosa á que yo misma, la señorita ¿nny Lockrist, hija de un nabab de la India, voy á tener que revelar á este marinento io que siente por mí él y aun quizá! o que yo siento por él? En estos soliloquios y otros á éste semejantes, pasaba Jenny los días más dichosos de su existencia. Divertíase como una niña con las perplejidades y las tristezas de Edmundo, que ella no sabia á qué atribuir. Dijérase que jugaba con los sentimientos del marino; tan segura estaba la joven del cariño que había logrado inspirarle y tan cierta, al mismo tiempo, de que una palabra que eüa pronunciase haría variar por completo! a actitud de Edmundo, volviéndole de triste, meditabundo y casi huraño, en alegre, expansivo y franco. Una noche, la cena se prolongó más que de costumbre; james se durmió y Jenny estuvo tan locuaz, tan ingenua, que james se durmió... Edmundo, palpitante bajo las miradas de la joven, Henas de los resplandores del incendio que ardía en su alma, no sabía qué hacer ni cómo contener la confesión que sin ¿1 quererlo se le escapaba. El joven comprendió eJ peligro cjue ante su prima corr