Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. JUEVES 3i DE AGOSTO DE i 9 o5. PAG. gunda del glooo, Ejército de 53o.ooo soldados en pie de paz, que puede subir á un millón en pocas semanas, y presupuestos militares próximos á i.ooo millones de francos. Bastan estas pocas cifras para que se conceda que ni nuestro Ejército ni nuestra Marina pueden encargarse de la defensa nacional y que hay que buscarles otro papel y organizarlos con arreglo á ese, y siempre con la modestia que imponen nuestros recursos y nuestras necesidades. Ci tuviéramos en la cúspide de la jerarquta militar un organismo competente por la Constitución y por la autoridad técnica para regir la política internacional y su consecuente política militar, no sólo los Gobiernos no incurrirían en errores lamentables, sino que no haría falta que cada uno diera un programa, á cual peor, de organización de Ejército y ArVino en un automóvil de 3o caballos, y le acompañaba el duque de Santo Mauro. En la comitiva figuraban los automóviles de los marqueses de Víana y Comillas, á los cuales se adelantó el de D. Alfonso. El Rey entró en la finca del duque de Santo Mauro, en Fraguas, á las seis de la tarde. Luego llegó el marqués de Viana. S. M quedo agradablemente sorprendido al advertir que el palacio del Duque es una reproducción en pequeño de la residencia regia deMiramar. Como este palacio está el del Duque, decorado y amueblado á la inglesa, con la mayor elegancia. S. M fue recibido en el palacio por la familia de Santo Mauro. Después de saludar á todos, el Rey recorrió la finca, elogiándola muchísimo. La habitación en que dormirá el Monarca es preciosa; está decorada á estilo modernista, es amplia y tiene hermosas vistas. En la misma habitación hay magníficas mesas de despacho, de roble. La casa, como todos los muebles que conmada; el Consejo de la Defensa nacional, de una vez y para siempre, habría for- tiene, fue construida por un obrero ebanista mulado las bases políticas y técnicas de que está desde hace añcs á las órdenes del tal organización, y éstas serían poco más duque. En el parque se había colocado infinidad de ó menos las siguientes: postes adornados con ramaje y rematados con Interesadas Francia é Inglaterra exclu- el nombre de S. M. formado por lámparas sivamente en nuestra situación mundial, eléctricas. Esta iluminación, que lució por la mientras ellas se entiendan, ellas cuidarán noche, era de un efecto fantástico. El Duque ha hecho disponer en el parque de su situación; si no se entendieran, al ataque contra nosotros por parte de una, un hermoso lago artificia! A Comillas. Comillas, 3o, 11 n. El Rey saldrá de Fraguas en las primeras horas de la mañana y llegará á Comillas á las nueve. Almorzará en el palacio del Marqués, y una hora más tarde saldrá para Potes. Para saludar á S. M ha llegado á Comillas en su automóvil D. Gabriel Maura. t n sperando al Rey. Comillas, 31, 8 m. Prepárase esta villa á recibir á S. M y á demostrarle SH afecto. Cuélganse los balcones de todas las casas. Las calles están animadísimas. Todo el pueblo y la numerosa colonia veraniega preparan á D. Alfonso una extraordinaria manifestación de simpatía. El Ayuntamiento ha levantado dos arcos, uno á la entrada del pueblo y otro en la calle del Arzobispo. El marqués de Comillas ha hecho levantar otro formado por cuatro columnas que sostienen un medio punto en el cual hay una estrella donde se lee: ¡Viva el Rey! Uno de aquellos arcos, que está pintado de colores vivísimos, no tiene otro mérito que el de ser el mismo que se construyó cuando estuvo aquí D. Alfonso XII, en i 88 J. Piensan conservarlo para cuando venga á Comillas el hijo de D. Alfonso XJ 11. En el palacio del Marqués se han alhajado espléndidamente los comedores. Se servirá la comida en vajillas de plata. Han llegado muchos camareros de la Compañía Trasatlántica. El marqués de Comillas nos ha atendido con la mayor amabilidad, acompañándonos á visitar todo el palacio y dándonos todo género de facilidades para realizar la información. -Segura. EL CONVENIO a Gaceta de hoy publica las cláusulas del convenio con Suiza, que son las siguientes: 1. a Suiza concede á los productos españoles, mientras dure el arreglo provisional que por esta Nota se acuerde, el trato de nación más favorecida. Los vinos españoles de Málaga y Jerez gozaran de los mismos derechos que los generosos italianos de Marsala, Malvasía Moscato y Vernaccia. 2. a España, por su parte, se compromete á aplicar á los productos suizos los derechos más reducidos que conceda á los de la nación más favorecida. 3. a El pago de Jos derechos de Aduanas podrá efectuarse en moneda española, conforme á lo establecido actualmente, exceptuándose el de aquellas mercancías comprendidas en la ley de 23. de Febrero de 1902. 4. a El derecho convencional de 20 pesetas por cien kilos, señalado en la partida 58 bis de la tarifa B, aneja á la convención de 1 892, será aplicado á todos los artículos de caza, de hierro forjado ó acero esmaltado, á excepción de los objetos de escritorio é instrumentos para las ciencias y las artes. 5. a El derecho convencional de i8,5o pesetas por JOO kilos, señalado en el número 271 de la tarifa B, será aplicado á los cables conductores de electricidad para vías públicas, cualquiera que sea su diámetro, reservándose la Administración española la justificación en los casos dudosos, ó sea para cuando se trate de cables no destinados á este fin. 6. a El derecho convencional de 20 pesetas por 100 kilos, señalado en la partida 334 de la tarifa B, ss aplicará á la harina lacteada adicionada de azúcar. 7. a Los derechos fijados páralos bordados se aplicarán igualmente para los conocidos en el comercio con el nombre de aéreos. 8. a El presente arreglo entrará en vigor el j de Septiembre de 1905 y durará hasta i. de Marzo de 1906, pudiendo ser prorrogado más allá deesta fecha, de común acuerdo. respondería la defensa de España por parte de la otra; en ambos casos, únicos posibles en la política mundial, el papel de nuestras fuerzas de mar y tierra es el de un contingente aliado á otras fuerzas; y, seguramente, la dirección estratégica, cualquiera que fuese la potencia que la ejercitase, no adoptaría la defensiva, que es el suicidio de los ejércitos y las escuadras, y, por lo tanto, no agradecería un contingente español dotado de condiciones puramente defensivas. Debemos, pues, preparar, despacio, pero con persistencia, ejército pequeño y fuerza naval pequeña también, pero que por la rapidez en la movilización, por la perfección en la instrucción y educación, por lo completo de su materia! puedan figurar entre las mejores porciones délos ejércitos y escuadras de sus poderosos aliados. Los Estados Mayores Centrales de mar y tierra deben decir cómo han de ser esas fuerzas; los ministros de Guerra y Marina, cuidar de que así sean efectivamente. JENARO ALAS VERANEO DE LA CORTE POR TELÉFONO SAN SEBASTIÁN, 3l, 2 T. EL VIAJE DEL REY POR TELÉGRAFO í legada á Fraguas. Tfeinosa, 3o, 6 í. En este momento llega á Fraguas S. M el Rey guiando el automóvil del duque de Santo Mauro. Más de cuatro mil personas le esperaban y Je aclamaron con entusiasmo. Distinguidas señoritas arrojaron flores al paso de! Monarcs. D. Alfonso se detuvo breves momentos conversando con los automovilistas y otras personas. Poco después que el de S. M. pasó otro automóvil que guiaba el marqués de Viana. Fargueso. p n Fraguas. Comillas, 3o, 11 n. Sin el menor contratiempo ha realizado el Rey su viaje en automóvil desde Burgos á Fraguas. LA SITUACIÓN EN RUSIA POR TELÉGRAFO Oenace la calma. Bijninargorod, 2 o 6 t. El trabajo se ha reanudado en pa en las fábricas de Sornou. Todas las dependencias y talleres de dicho establecimiento se abrirán paulatinamente. Conferencia de ministros. r El presidente del Consejo de ministros y el ministro de Instrucción Pública han celebrado una conferencia bastante larga en el Holel de Londres. Eíespués se dirigieron á Miraraar, en donde estuvieron hasta las doce y cuarto, Tp n Miramar. Cumplimentaron á S. M la Reina y á S. A. la infanta doña María Teresa el Presidente y el Sr. Mellado. El Sr. Montero Ríos dio cuenta á S. M de los telegramas recibidos acerca del viaje del Rey. En uno de ellos se dice que D. Alfonso había salido de Las Fraguas, en donde había pernoctado. Desde. allí va á Contillas, donde almorzará. J z la paz. Al regresar el Presidente al Hotel de Londres le abordamos los periodistas, y no teniendo nada que contarnos, nos habló de la paz entre Rusia y el Japón. Contestando á alguien que indicaba que la paz había sido un triunfo para la diplomacia rusa, dijo el señor Montero Ríos que á pesar de ese pretendido triunfo, Rusia tendrá que pagar más de rail